El presidente de la República, comandante Daniel Ortega, y la compañera vicepresidenta Rosario Murillo, homenajearon junto al pueblo de Nicaragua este viernes 8 de noviembre al comandante Carlos Fonseca Amador, al conmemorar el 43 Aniversario de su paso a la inmortalidad con un acto de Estado que se realizó en la histórica Plaza de la Revolución.

En el acto participaron cuadros históricos del FSLN, el compañero Carlos Fonseca Terán, hijo del comandante Carlos Fonseca, miembros del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional, familiares del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, gabinete de gobierno, Juventud Sandinista, directiva de la Asamblea Nacional y de las instituciones del Estado.

En su mensaje a la nación, el presidente Daniel Ortega saludó “a las familias de estas tierras llenas del amor a la paz, familias llenas de amor a la justicia, familias llenas de amor a Dios, de amor a Cristo”.

El mandatario se refirió a la historia que se repite desde Cristo hasta nuestros tiempos.

Y qué duro fue para Cristo su tránsito por la tierra. Los sacerdotes que ocupaban los templos lo difamaron, lo vilipendiaron, lo calumniaron, le hicieron la guerra. Sepulcros blanqueados, les llamó, y que habían convertido los templos en mercados. Le tocó librar esa batalla solo con el acompañamiento de los pobres, de los humildes, de los descalzos, mientras que los que estaban sometidos al imperio romano que era el imperio dominante en esa época, le hicieron una guerra tan terrible en nombre de Dios, porque eran los sumos sacerdotes, eran las máximas autoridades jerárquicas en esa Tierra Santa, esas tierras benditas y fueron los primeros en ir a acusarlos ante los gobernadores, el gobernador que tenía el imperio romano ahí en esas tierras, y a pedir su cabeza”, recordó.

Fíjense cómo la historia, cómo que se repite. Porque hay unos cuantos que deben ser descendientes de esos sumos sacerdotes que viven pidiendo, pidiendo que se crucifique a Nicaragua, porque es al pueblo al que quieren crucificar y junto con los sumos sacerdotes están los que nuestro general Sandino llamó los ‘peleles’, los vendepatrias que van de rodillas a pedir que se crucifique a Nicaragua”, recalcó.

El presidente Daniel aseguró que el comandante Carlos Fonseca Amador, vivió en un momento de nuestra historia en la que transitó por el combate “luchando por Nicaragua, luchando por el pueblo, luchando por la unidad”.

Y aquí está Víctor, comandante Tirado (López), que bien lo recuerda, las condiciones que existían en ese momento allá en la montaña. Y aquí está Bayardo (Arce), cuando nos reuníamos con Eduardo Contreras, después de retornar de Cuba, el comandante del comando Juan José Quezada, Eduardo Contreras y el objetivo de esas reuniones tenía que ver con un acuerdo que habíamos tomado con Carlos. Había que venir aquí a promover una reunión y cómo el sitio más seguro parecía que era la montaña y que de esa reunión pudiese salir la unidad. Y transitando la montaña Carlos, (...) buscando cómo llegar al campamento central donde luego iríamos a la reunión de la unidad, ahí Carlos, acompañado de Francisco Rivera, ‘EZorro’, y de otros compañeros, al final Carlos con Crescencio Aguilar, campesino originario de Kuskawás y Benito Carvajal, sin poder tomar contacto todavía, cae Carlos y con sus ojos miopes que apenas si le permitían ver, pero que tenía un corazón tan grande que le permitía llegar más lejos y más allá, hasta lo que era la conciencia y el alma de los nicaragüenses”, relató.

acto-carlos-fonseca2

Y aquí en Managua, haciendo contacto para poder hacer realidad esa reunión. Eduardo Contreras al día 7 de noviembre por la noche, ahí Eduardo, su seudónimo era Marcos, comandante Cero, con un campesino que había llegado de la montaña, Rogelio Picado, para buscar la forma, porque estaba incomunicada la guerrilla en la montaña con la ciudad, estaba incomunicada. Eso es aislamiento, eso sí es aislamiento... Y estábamos con Eduardo aquí, buscando contacto con la columna que comandaba Víctor Tirado y buscando cómo hacer contacto también con Francisco Rivera y mientras tanto Carlos está viviendo ese momento crítico, yo diría perdido en la montaña, sin una brújula que le indicara con toda claridad cómo llegar al punto. Y Eduardo aquí desplazándose, a tomar contacto al lado de Ciudad Sandino, en los repartos cercanos a Ciudad Sandino y por otro lado Carlos Roberto Huembes que se encontraba en esa zona en El Doral, cae en combate la noche del 7 de noviembre en condiciones de aislamiento. Recuerdo que con Eduardo ahí en el reparto Schick una familia muy humilde que vivían de echar tortilla ellos eran los que nos daban a nosotros abrigo, ellos nos brindaban su casa. No eran los capitalistas, los capitalistas odiaban a CarlosNo eran los ricos que odiaban a Carlos. Los ricos y los capitalistas estaban muy bien con Somoza, haciendo cada día más plata y había crecimiento económico, es cierto, pero ¿A quién le quedaba la riqueza? ¿A quién le quedaban las ganancias que producían los trabajadores, los campesinos, los obreros? ¿A quién le quedaban esas ganancias? A los grandes capitales y a Somoza, eran incapaces de colocar recursos para la educación, algo tan elemental, tan fundamental”, añadió el mandatario.

Señaló que los opositores se jactan de que nunca ha habido tanto crecimiento como en la época de Somoza. Sin embargo, el crecimiento que había era el de la miseria y del hambre, “porque ahí si moría de hambre la gente, los niños morían de hambre, había miseria”.

Y cuando triunfa la revolución, recordando aquel momento en la montaña ya en Pancasán, recuerdo estábamos en Pancasán, cuando Francisco Moreno, un muchacho que estaba en la secundaria y que se había incorporado al Frente y se incorporó a la guerrilla en Pancasán, se le ocurrió a Francisco enseñarle a leer y a escribir a uno de los compañeros que no lo sabían, eran campesinos no sabían leer ni escribir y estaba ahí con él, fue cuando Carlos llegó, fue cuando expresó aquella frase: ‘También enséñenles a Leer’”, prosiguió el comandante Daniel.

acto-carlos-fonseca2

El presidente comandante Daniel Ortega criticó que Somoza era reconocido por toda la comunidad europea y por los gobiernos yanquis quienes le daban armas, financiamiento, mientras este asesinaba a campesinos cuando los latifundistas querían más tierras, pero en ese entonces no existían los derechos humanos para la tiranía somocista.

Una historia que no se puede olvidar

Indicó que en tiempos de la dictadura somocista los organismos de derechos humanos ignoraban el sufrimiento del pueblo nicaragüense, que si protestaba era encarcelado, torturado o asesinado.

Se refirió a los campesinos cuando eran lanzados desde helicópteros en las montañas de Matagalpa, como ocurrió con Bernardino Díaz Ochoa un líder campesino.

Y recordó que ese monstruo era representado por la oligarquía de la época, la dictadura somocista y los gobiernos imperialistas “del llamado mundo democrático”.

El presidente Daniel Ortega subrayó que el FSLN no terminaba de absorber el golpe de los asesinatos de los dirigentes sandinistas Eduardo Contreras y Carlos Roberto Huembes el 7 de noviembre cuando al día siguiente “la Guardia se jactaba de que Carlos había muerto”.

daniel-ortega-nicaragua2

Somoza, lógicamente, cantó victoria. Algunos llegaron a pensar que ya el Frente Sandinista estaba extinguido con la muerte de Carlos. Pensaban que el sandinismo era algo que estaba en la cabeza de Carlos y que estaba en la cabeza de los militantes sandinistas y que cuantos más militantes sandinistas asesinaban más rápidamente desaparecería el sandinismo”, rememoró.

Agregó que “ellos creían y se sentían seguros de que así como cuando Sandino viene a firmar la paz después de expulsar a las tropas yanquis y lo asesinan a Sandino, ellos pensaron que ya Sandino estaba muerto y los compañeros del Estado Mayor de Sandino y otros compañeros más asesinados, otros perseguidos, otros huyendo, como el Coronel Santos López herido... bueno, creyeron ellos: ‘ya desapareció la amenaza de Sandino’. Igual pensaron cuando Carlos cae en combate: ‘ya aquí desapareció el Frente Sandinista’.

El presidente dijo que gente como los Somoza no podían entender “ni podrán entender jamás”, que cuando una causa es justa las banderas de esa causa son levantadas por otros hombres y mujeres como “Sandino (que) levantó la bandera de una causa justa inspirado por ejemplo de Zeledón cuando él era un niño”. Sostuvo que los que mataron al general Benjamín Zeledón creyeron que matándolo sus ideas desaparecerían, pero eso no ocurrió.

Carlos es la continuidad histórica de los patriotas

Sandino fue el que levantó la bandera roja y negra ¿para qué?, para defender a la patria, para defender a Nicaragua, para defender la bandera azul y blanca que estaba enlodada, que estaba entregada a manos de la tiranía y sus cómplices. E igual, Carlos lo que hizo fue tomar la bandera de Sandino. Esa bandera no la inventó Carlos, simplemente Carlos no es más que la continuidad histórica de Diriangén, de Tomás Ruiz, de Andrés Castro, de José Dolores Estrada, de Zeledón, de Sandino, ese es Carlos: la continuidad de una historia donde, independientemente de los resultados de las batallas que a lo largo de la historia se han presentado, esas banderas por la libertad, por la justicia, por la paz no pueden desaparecer mientras estén ahí presentes las causas, mientras estén ahí los males que provocan esa falta de libertad, de justicia y de paz, por eso es que Carlos ya se había multiplicado, su pensamiento, su enseñanza”, señaló Daniel.

Reconoció que de Carlos Fonseca se aprendió que también se debía dialogar o conversar, que había que preguntar de las condiciones de las familias, porque siempre estaba muy convencido de las raíces históricas de Nicaragua “Carlos estaba totalmente convencido de esas raíces históricas”, insistió.

juventud sandinista.nicaragua

Yo no me canso de repetir que la mejor prueba de la barbarie del sistema de explotación que instauraron los yanquis aquí en Nicaragua a través de los Somozas, en que mantuvieron durante largos años, primero los servicios de salud, ¿cuántos nicaragüenses murieron entonces por falta de atención médica, por falta de medicamentos porque no había sensibilidad? no era una prioridad desarrollar el sistema de salud ¿y cuántos nicaragüenses sin poder leer y escribir? Por eso es que cuando triunfa la revolución, ¿qué nos encontramos? casi 60 % de analfabetismo, había que cumplir el mandato de Carlos: ‘enséñenles a leer’ y ahí fue la juventud, fueron los maestros hasta el último rincón de la montaña a enseñarles a leer”

Puertas abiertas para quienes quieran trabajar

El Comandante Daniel Ortega resaltó que el Gobierno de Nicaragua sigue trabajando y las puertas están abiertas para los empresarios: pequeños, medianos, grandes, que estén dispuestos a continuar trabajando con el gobierno, con aquellos objetivos que se tenía bien definidos.

“Sí, que gane la empresa, pero que también la empresa aporte en el campo social. Que el inversionista aporte también en la infraestructura cuando son inversiones que tienen que ver y que tienen impacto grande en una comunidad en un municipio, esas son las reglas que hemos tenido y con las cuales veníamos funcionando muy bien”.

Agregó que muchas empresas grandes están trabajando y se mantienen operando bien, pero están otros, los que eran y siguen estando en la conspiración, que siguen financiando la conspiración y que sencillamente ponen condicionantes de orden político.

Fue enfático al señalar que si un empresario quiere poner condicionantes de orden político, que busque como formar un partido político y que se meta a las próximas elecciones “y ya veremos cómo saldrá”.

eden-pastora

Desde cuando un empresario va a andar o debe andar con condicionamientos de orden político, porque esos son los mensajes que mandan, ¡ah... no nos sentamos si no…!”, dijo.

Quieren meterse ellos a una agenda política, ¿quién los ha nombrado diputados?, ¿quién lo ha nombrado alcaldes? El empresario está para desarrollarse como empresa, con las reglas que establece cualquier Estado para una empresa, y aquí el único camino que tienen es eso: trabajar dentro de las leyes del mercado que están funcionando en este país y que tienen una dirección en lo que son las instituciones económicas que promueven y se relacionan con los diferentes sectores de la economía nacional y donde hay que decirlo, hay un buen entendimiento, un buen acompañamiento con miles de pequeños productores, medianos productores, pequeños empresarios, comerciante de todo nuestro país, que con todo el mejor ánimo están echando adelante la economía familiar”, subrayó.

No obstante, dijo que “lo que pasa es que los otros siguen aferrados a su plan político, golpista, y por ese camino, pues sencillamente sus empresas tienen que respetar las leyes económicas que tiene el país, como tienen que respetarlas si tiene negocios en los Estados Unidos. ¡Ahí, si no van a respetar las leyes que tienen los Estados Unidos! A ver si van a evadir impuestos en los Estados Unidos. Ahí los meten a la cárcel si evaden impuestos en los Estados Unidos, comentó.

Dijo que se tienen que cumplir las reglas, con las normas que están establecidas y las conversaciones, los intercambios a partir de esas normas “y no venir con el cuento de que tenemos que hacer un diálogo político, que tenemos que ver cuando son las elecciones, porque hay que adelantar elecciones, o que ya pues se vaya Daniel de la presidencia. Son posiciones que tienen, las tienen, y son los grupitos de terroristas que son alimentados por esos empresarios, sí, alimentados por empresarios, esos grupos de terroristas”.

acto-carlos-fonseca

El comandante Daniel Ortega señaló que aquí estos temas se han tratado de forma donde ha prevalecido y tiene que prevalecer, las leyes, las reglas, las normas, de todo Estado.

Y sobre esa base, a seguir produciendo, a seguir desarrollando el país. Ya demostró este pueblo que aún en medio de aquella avalancha de terrorismo en abril, se siguió trabajando, se siguió produciendo, se siguió cultivando la tierra”, subrayó.

Para el presidente de Nicaragua ahora estamos en una ruta en la que más bien debería haber reflexión de parte de estos grupos, “pero ¿qué pasa?, son extremistas, se volvieron extremistas, y piensan que hay que seguir en este tipo de confrontación, cuando el pueblo no quiere confrontación, el pueblo quieren paz, estabilidad. Nadie quiere que se repita esa historia de abril, nadie quiere, solo a un esquizofrénico se le puede ocurrir que se repita la historia de abril. La inmensa mayoría del pueblo no lo quiere. Pero sí, hay unos cuantos esquizofrénicos y unos cuantos sepulcros blanqueados que son parte de la conspiración y que andan buscando, andan buscando la paja en el ojo ajeno, andan buscando la paja en el gobierno, ahí vemos lo escritos que sacan, unas declaraciones de los sumos sacerdotes, sacan una homilía, sacan unos escritos. Que se preocupen por cuidar su iglesia, que busquen la viga en su propio ojo y no estén buscando la paja en el ojo ajeno”.

Nuestro camino es claro

Para el presidente comandante Daniel Ortega, destacó que el peublo tiene claro cuál es el camino, el de la paz, estabilidad, la seguridad, educación, salud, en medio de las complejidades que nos dejaron los terroristas.

“Aún con esos limitados recursos seguimos y seguiremos construyendo escuelas, seguimos y seguiremos construyendo centros de salud, puestos de salud, seguimos y seguiremos construyendo hospitales, caminos, carreteras, centros de esparcimiento para los niños, para las familias. Seguimos inyectándole más tecnología, capacitación a los productores a los campesinos que están en el sector agrícola, que están en el sector ganadero, ¿para qué? Para que mejoren en la productividad, porque Nicaragua, gracias a Dios tiene tierra suficiente como para que no le falten los alimentos a ningún nicaragüense y tenemos unos campesinos que le tienen amor a la tierra que saben trabajarla y siguen trabajándola aún en las mayores dificultades”.

Y llamar a los que quieren sembrar el terror con sus análisis, con sus análisis económicos, quieren sembrar el terror, ¿por qué? porque lo que quieren son exoneraciones, sí.No quieren pagar impuestos, no. No quieren pagar impuestos. Ese es el problema, no quieren pagar impuestos.quieren tener siempre grandes utilidades y en lugar de pagarle a un trabajador un salario, que ese trabajador lo estimule a rendir más, a trabajar mejor, les pagan salarios de hambre, ¿Por qué?, porque quieren exprimir al trabajador. Ah… pero dicen, ‘es que nosotros somos – dicen - los que hacemos que el país se desarrolle en la economía’. Yo quisiera ver esas empresas sin los trabajadores, ¿quién las va a echar a andar? ¿quien las va a echar a producir? Empresa sin trabajador, sencillamente no produce. En cambio, empresa sin patrones produce, porque los trabajadores pueden producir, saben producir, claro que sí”, dijo.

daniel-ortega-nicaragua

Dicen que están quebrando algunos, pues que quiebren, siempre están quebrando porque quieren ganar más de lo que ganaban antes de tratar de destruir al país y provocarle un enorme daño, ellos son los únicos responsables. Si el camino es sencillo, ahí están las reglas del mercado. Ellos, que tanto defienden las reglas del mercado. Las reglas del mercado no dicen que no hay que pagar impuestos.El que se mete a negocios sabe que tiene que pagar impuestos y tiene que hacer números, que tiene que pagar impuestos, en su cálculo económico tiene que poner que tiene que pagar impuesto, tiene que poner que tiene que pagar un salario mínimo, lo tiene que poner también en su cuenta. Tiene que poner que no puede estar buscando como no pagar los impuestos con el cuento de que tiene que ser exonerado toda la vida, porque ¿dónde está entonces? ¿dónde está la eficiencia de esa empresa, que quiere vivir a costa de exoneraciones?, así cualquiera. Habría que exonerar a todos los productores medianos, pequeños, a todo el mundo, pero sabemos que se necesitan los impuestos ¿para qué? Para cumplirle al pueblo con la salud, con la educación, con las condiciones básicas que demanda un pueblo, para poder trabajar también porque ese trabajador no va a un hospital privado, no tiene para ir a una clínica privada, va a un hospital público y cuánto cuesta mantener un hospital público, cuánto cuesta una hemodiálisis, ¿cuándo los capitalistas aquí le daban hemodiálisis a los trabajadores que se enfermaban? Nunca, ni se la darán. Ah, pero si están dispuestos a darle hemodiálisis a los trabajadores (entonces) nos podemos ir entendiendo”.

Reiteró que en Nicaragua nos regimos por las mismas leyes que ellos defienden que son las reglas del mercado.

Finalmente, el presidente Comandante Daniel Ortega dijo “que en este día le decimos a Carlos, como le decimos a Sandino, y le decimos a Zeledón, y le decimos a José Dolores Estrada, a Andrés Castro, y decimos a Diriangén, y a Tomás Ruiz, les decimos a todos nuestros héroes y mártires, y se lo decimos a través de la figura de Carlos”

Fíjense, que a Carlos fue la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional quien lo proclamó, el comandante Carlos Fonseca fue declarado héroe nacional en 1980, recién triunfada la Revolución, por la Junta de Gobierno de Reconstrucción de la República de Nicaragua, ahora que no venga nadie a decir que ‘yo no firmé’, la verdad que ahí firmó toda la junta”, relató.

Y le decimos a Carlos que representa, simboliza a todos nuestros héroes, a todos nuestros mártires, le decimos a Carlos… Carlos aquí está tu pueblo, aquí está tu juventud, aquí están tus mujeres, aquí está tu gobierno, este es el gobierno del comandante Carlos Fonseca Amador.

¡Qué viva Carlos!

¡Sandino Vive, la lucha Sigue!

¡Patria Libre o Morir!”