Cuando los trabajadores de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), terminaron de instalar la energía eléctrica en el 2020, en La Joba 2, una comunidad recóndita del municipio de Wiwilí, del departamento de Jinotega, le dijeron a doña María Julia Rivera que con uno de sus dedos de la mano derecha (ella es diestra), apretara el interruptor (aparato para encender y apagar la luz).

Rivera, un poco temerosa, lo hizo y su casa se iluminó al instante, "yo miraba lindo adentro; de inmediato, ya mi candil lo abandoné", recuerda esta humilde comunitaria, quien le dio gracias a Dios, a todos los que ayudaron a que la energía eléctrica llegara a su hogar y la comunidad, pero sobre todo, está muy agradecida con el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, quienes son los principales promotores de este proyecto, que trajo esperanza, claridad y progreso a la comunidad La Joba 2.

Doña María Julia asegura que durante los 16 años de los gobiernos neoliberales, su comunidad, al igual que la del resto de Nicaragua, fueron olvidadas, "no logramos, ni lo que era un confite (caramelo)", aseguró esta carismática campesina.

Cuando el Gobierno Sandinista, que preside el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, asumió el poder en el 2007, en Nicaragua, solo el 54 por ciento, de las familias tenían acceso a la energía, debido a que los gobiernos neoliberales durante los 16 años que gobernaron en Nicaragua, nunca se preocuparon por darle respuesta a la población.

En cambio, para el Gobierno Sandinista, desde que retomó el poder en la segunda etapa de la Revolución, el solucionar el problema de la energía, fue una de sus prioridades, porque hasta principios de enero de 2007, había hasta 14 horas continuas de apagones en Nicaragua.

Gracias al Gobierno Sandinista, no existen apagones, y la cobertura eléctrica nacional a marzo de 2024, en Nicaragua, es del 99.45 por ciento; eso representa 1 millón 289 mil 604 viviendas con energía eléctrica, según cifras de Enatrel.

Eso representa que 6.87 millones de habitantes, cuentan con energía eléctrica en Nicaragua, hasta marzo de 2024.

Testimonios de otros protagonistas

Feliciano Hernández Sánchez, de 64 años, otro habitante de la comunidad La Joba 2, lugar donde vive desde el año 1982, dijo que se alumbraban con candil, y para ello tenía que gastar dinero semanalmente, para comprar el gas.

Hernández dijo que a partir de los años 90, con los gobiernos neoliberales, solo eran promesas, pero estos no llevaron ningún proyecto a su comunidad. "Nos mentían, nos decían una cosa, nos decían otra y, nunca, nos cumplían".

Cuando en el 2007, toma el poder el Comandante Daniel Ortega, las cosas cambiaron en la comunidad La Joba 2.

"Ya empezamos nosotros a gestionar lo que fue mejoras en los caminos, las calles, la luz eléctrica", comentó Hernández, quien aseguró que "cuando el Frente Sandinista recobra el poder, aquí en Nicaragua, entonces, nosotros venimos a crear fe", resaltó.

Este líder campesino afirmó que, "los sandinistas tenemos fe en el Frente y en el Gobierno que nosotros tenemos, de que tarde o temprano, nosotros íbamos a lograr ese beneficio (electrificación de la comunidad)".

Manifestó que siempre estuvo seguro de que el Gobierno Sandinista, que preside el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, escucha a su pueblo y por eso tenían fe que pronto les iba a llegar la electrificación a la comunidad.

Cuando llegó la energía eléctrica a la comunidad La Joba 2, también llegaron los electrodomésticos, como la televisión, para entretenimiento de los niños, adultos y hasta personas de la tercera edad; también llegaron las refrigeradoras y, la gente ahora puede beberse su gaseosa, refrescos, guardar sus lácteos, también se instalaron los molinos, y los talleres eléctricos, así como una gran cantidad de negocios, que han traído prosperidad y desarrollo a la comunidad.

"Ha sido un gran beneficio la energía eléctrica, para nosotros, aquí en la comunidad que estábamos abandonados (por los gobiernos neoliberales)", aseguró Hernández.

Por su parte, Edwin Montenegro Zeledón, quien tiene una pequeña pulpería en la comunidad La Joba 2, valoró que con el servicio de energía eléctrica, una comunidad llega a obtener un pleno desarrollo, tanto en lo económico, como en lo social y en emprendimientos.

Aseguró que el Gobierno Sandinista, lo que predica, cumple, y más a las comunidades que fueron olvidadas por los gobiernos neoliberales, durante 16 años, "donde tal vez nosotros les formulábamos un pequeño proyecto, nosotros como comunitarios, y nos cantaban cero, directamente, incluso, en algunas ocasiones nos llegaron a decir que no teníamos capacidad para pagar un derecho, una cuota mensual de energía eléctrica".

Todo eso cambió con el triunfo del Comandante Daniel Ortega en el 2006, y al asumir el Gobierno en enero de 2007, "todo fue un progreso, porque ya se nos escuchó, pasamos a otro perfil", comentó Montenegro.

Ahora las escuelas, el centro de salud comunitario de La Joba 2 cuentan con energía eléctrica, las calles bien iluminadas.

"La energía eléctrica, es progreso, es desarrollo, es vida, es salud, para todos los nicaragüenses, para todos los pobladores", refirió Montenegro.

Desde que llegó la energía eléctrica, se ha visto el progreso y el desarrollo en la comunidad La Joba 2, en la infraestructura, los emprendimientos y el lugar se ha poblado más, incluso, han llegado personas de las zonas urbanas a vivir ahí.

Al finalizar 2007, se terminaron los racionamientos de energía eléctrica

El ingeniero Salvador Mansell, presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), explicó que a inicios de 2007, antes que asumiera el Gobierno el Comandante Daniel Ortega, Nicaragua tenía racionamientos de energía programados de 14 horas al día, por falta de capacidad de generación eléctrica.

Mansell mencionó que inmediatamente, el Gobierno Sandinista, al asumir en la segunda etapa de la Revolución, se comunicó con el hermano Hugo Chávez, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, así como con los hermanos de Cuba.

"Y de esa manera, el Comandante Chávez garantizó el poder traer a Nicaragua, plantas térmicas de instalación rápida, que estaban en Cuba viajando hacia Venezuela y que fueron destinadas hacia Nicaragua; de esa manera empezamos a trabajar organizado, con el apoyo de Cuba y también especialistas venezolanos, instalando las plantas de generación", aseguró el ingeniero Mansell, quien agregó que al terminar el 2007, se finalizó con los racionamientos de energía en Nicaragua.

Además, se continuó instalando plantas adicionales, para que en Nicaragua no hubiese ningún problema, a la hora de cualquier mantenimiento y reparación de alguna de las plantas.

"Y eso se logró, a como lo mencioné, gracias a ese apoyo del Gobierno de Venezuela, de Cuba y, lógicamente, con la certera decisión de nuestro Presidente el Comandante Daniel y la Compañera Rosario, de orientarnos esa generación rápida, para solventar esa crisis energética que años anteriores se estaba viendo en Nicaragua", reconoció.

Posteriormente, eso llevó a orientar al sector energético, a todo el sector eléctrico, la elaboración de un plan integral, retomando los siguientes aspectos que indicó el Presidente Comandante Daniel Ortega; terminar con los racionamientos de energía, garantizar la electrificación a toda Nicaragua, para que todas las familias tuviesen acceso a este servicio.

Solo el 54% de los nicaragüenses tenían acceso a la energía al 2006

Cuando los gobiernos neoliberales dejaron el poder en enero de 2007, casi la mitad de los nicaragüenses no contaban con el servicio de energía eléctrica.

El ingeniero Salvador Mansell, con cifras en mano, manifestó, "recordando en ese momento, que solo el 54 por ciento, de las familias tenían acceso a la energía, es decir, la mitad de las familias nicaragüenses no tenían acceso a la energía eléctrica".

En las visitas que realizaron por el país los funcionarios y especialistas, vieron que en Nicaragua había suficientes recursos naturales, para la generación de energía mediante fuentes renovables, pero a inicios del 2007, solamente el 25 por ciento, de la energía que consumía el pueblo nicaragüense, era a base de fuentes renovables; el resto era a base de petróleo, un país que no tenía producción de petróleo; este se tenía que adquirir a altos costos y había dificultad para el abastecimiento de la energía.

Gobierno Sandinista orientó el cambio de la matriz energética

La otra opción era cambiar la matriz energética en Nicaragua, para llevar la energía a todas las familias nicaragüenses.

"Pero hablando de forma organizada, ordenada, como lo ha venido haciendo nuestro Gobierno, nos indicó resolver la crisis energética consensuada, con cada institución del Gobierno, para saber cada institución para dónde va, qué planes tiene, para que entonces podamos llevarle la energía a los lugares donde realmente esté un hospital, las escuelas, donde se está incrementando la productividad, donde haya industria, las zonas francas y donde esté el crecimiento de la población; esto también fue consensuado con los Gobiernos Locales", puntualizó el ingeniero Mansell.

Por ello, explicó el funcionario de Enatrel que, "eso nos llevó a la elaboración de ese plan integral, era además, el Sistema Interconectado Nacional, llevarlo con esas torres, esas subestaciones que transportan la energía que producen las plantas de generación y, de esa manera, llevarlo a los diferentes lugares, a los lugares en los que se tenía que electrificar, pero además debía de acercarlo donde tenemos los recursos naturales: en la cuenca del Río Grande de Matagalpa, donde tenemos posibilidades de generación eólica, de biomasa con los ingenios, solar".

Con eso se hizo el cambio de la matriz energética, que fue otro de los lineamientos del Presidente Comandante Daniel Ortega.

El ingeniero Mansell destacó que a diario, entre una a dos comunidades son electrificadas, desde que asumió el Gobierno, del Comandante Daniel Ortega en 2007, y esa tónica se mantiene hasta el día de hoy.

Se han invertido casi 5 mil millones de dólares en energía

El ingeniero Salvador Mansell informó que desde que asumió el poder el Gobierno Sandinista en 2007, hasta la fecha, se han invertido en proyectos de electrificación para las familias, casi 5 mil millones de dólares.

Más de 2 mil 200 millones de dólares en generación de energía, para cambiar la matriz energética.

"Recordemos que a inicios de 2007, solo había 754 megavatios instalados; hoy tenemos arriba de 2 mil 700 (megavatios), es decir, solo con las plantas de generación instaladas por nuestro Gobierno, estamos hablando de solo la instalación de las plantas de generación, es superior a lo que teníamos instalado a inicios de 2007; eso ha permitido ir cubriendo el crecimiento del desarrollo de nuestro país, en la parte energética", detalló.

El funcionario de Enatrel dijo que en Nicaragua, el Gobierno Sandinista sigue trabajando en un gran proyecto de sostenibilidad.

"O sea, si nosotros no seguimos atendiendo toda esa infraestructura que se ha construido, entonces, nos estancamos o se deterioran y, para eso, de manera muy visionaria nuestro Gobierno, ha destinado 200 millones de dólares, de 2024 a 2030, para seguir electrificando más comunidades, para seguir rehabilitando aquellas redes que tenían de 30 a 40 años de antigüedad, las estamos rehabilitando en los barrios", resaltó.

También se están sustituyendo los circuitos principales que pasan por comarcas y comunidades a nivel nacional.

De igual forma, se están instalando equipos modernos, para brindar un servicio más confiable y seguro a las familias nicaragüenses.

"Hoy en día, con todo ese trabajo que se ha venido haciendo, de la cobertura eléctrica, el cambio de la matriz eléctrica, nos ubicamos en posiciones totalmente diferentes", detalló Mansell.

Nicaragua, a nivel centroamericano, se destaca como el país con mayor cobertura eléctrica, con el 99.45 por ciento, de los hogares.

"Al día de hoy, si se hace monitoreo en línea ¿Qué energía está consumiendo el pueblo de Nicaragua? Es el 70% fuentes renovables; hay días que cuando se suman todos los recursos naturales, para poder generar energía, se ha logrado hasta arriba del 80% de generación de energía, a base de fuentes renovables", destacó el ingeniero Mansell.

Planes de Nicaragua en materia de energía 2024-2035

Los planes de Nicaragua hacia el futuro, 2024-2035, siguen siendo fortalecer la generación de energía a base de fuentes renovables.

Al respecto, refirió el ingeniero Mansell, "se tiene programado hasta el 2035, porque se han hecho estudios de los recursos naturales, para poder valorar el potencial y poderlo proyectar hacia el futuro, que se va a sustentar el crecimiento, tanto social, como industrial de Nicaragua".

Nicaragua, a nivel internacional y de Latinoamérica, es de los países que tiene mayor porcentaje de energía, a base de fuentes renovables.

Cuenta con seis proyectos de fuentes renovables, hidroeléctricas, que podrían generar más de 700 megavatios, en el año 2035.

Proyectos de electrificación y normalización, Plan 2024

El Plan 2024 contempla: 288 proyectos; 878 kilómetros de red; se proyecta darle cobertura a 16 mil 410 viviendas; 86 mil 165 protagonistas beneficiados.

Los avances, en materia de energía de enero hasta marzo de 2024, son de 2 mil 700 viviendas cubiertas; 14 mil 204 protagonistas atendidos, con la ejecución de 51 proyectos y 172 kilómetros de red instalados.