A pocos días de realizarse el Primer Ejercicio Nacional de 2019, el doctor Guillermo González, de Sinapred, insistió este lunes en la necesidad de prepararse personal y comunitariamente para enfrentar desastres naturales como terremotos, sismos, deslizamientos, tsunamis, y otros.

En el programa En Vivo del Canal 4, el Dr. González recordó que el trabajo de prevención de la población ante eventos extremos, se intensificó desde hace cinco años tras el terremoto de Nagarote.

El 10 de abril se celebra el V aniversario de ese desastre y con ese fin se realizará una serie de actividades.

Señaló que los compañeros de occidente del país recordarán que estaban en las primeras discusiones comunitarias sobre el tema de cómo prepararse ante eventos extremos cuando se dio el terremoto de Nagarote.

“Yo recuerdo que ese día, casualmente yo estaba regresando de Juigalpa. Habíamos tenido una capacitación y algunos compañeros escépticos me decían: ‘Doctor, pero aquí en Juigalpa no tiembla, aquí no hay terremoto’, ‘Está bien pues, vamos a profundizar en lo que hemos estado discutiendo…’ y recuerdo que entraba a Managua, a las 5 y piquito de la tarde, cuando vino el terremoto en Nagarote”, refirió.

Resaltó que tras el sismo se dio la situación de respuesta rápida a Nagarote y La Paz Centro, y que luego se tuvo poco a poco la información nacional. Para sorpresa de los especialistas se vio que el terremoto en Nagarote tuvo repercusiones en Juigalpa, en Boaco y en muchas de esas pequeñas ciudades donde había cierto escepticismo sobre el tema de la preparación y la prevención.

El representante de Sinapred reiteró que Nicaragua es un país sísmico, lo que varía es la intensidad de esa sismicidad.

Sismicidad en todo el país

“Hemos presentado en distintas oportunidades el Mapa de Nicaragua con respecto a los sismos. Hemos mostrado cómo del Pacífico hacia El Caribe, la sismicidad está presente, pero varía en cuanto a las intensidades con que se presenta, porque esa es nuestra característica”, explicó.

Resaltó que, a cinco años de preparación, los nicaragüenses tienen un mayor nivel de conciencia sobre el tema.

“Estos cinco años han sido de intensa discusión, a nivel de comunidades, de los distintos aspectos que tienen que ver con los fenómenos naturales y con aquellas acciones que el hombre desarrolla, que en efecto los ponen en alguna circunstancia en riesgo de nuestras vidas”, dijo.

Añadió que al tema de los sismos se fue agregando el tema de los tsunamis, los deslizamientos, las lluvias, las inundaciones y otros fenómenos.

guillermo-gonzalez-sinapred

Refirió que hasta hace unos dos años, se comenzó a hablar con mayor propiedad de hacer una preparación intensiva con un enfoque que se ha llamado ‘multiamenazas’.

“Ese aspecto ha sido muy importante, porque la visión que ha tenido nuestro presidente, el comandante Daniel, la compañera vicepresidenta Rosario, sobre este tema de la multiamenaza, es lo que nos ha ayudado enormemente en una cantidad de eventos que hemos tenidos durante estos cinco años, también”, recalcó.

Indicó que el terremoto de Nagarote, no dejó ningún muerto y pocos golpeados, así como situaciones menores, daños materiales, dado la fragilidad de las viviendas y la pobreza en general que lleva a tener ese tipo de construcciones.

Dijo que se han registrado eventos como el Huracán Otto, inundaciones y deslizamientos como los que se dieron en Ometepe en 2014, pero la respuesta que ha dado el gobierno a estas circunstancias ha sido positiva.

Ante esta situación, la clave ha sido la decisión de preparar a la población de manera continua.

Eso se ha convertido en lo que podría llamarse una cultura de prevención, de previsión, manifestó el doctor González.

Destacó la voluntad política que se ha expresado en la preparación en el sistema educativo, desde los niños hasta secundaria.

Resaltó que a esos esfuerzos se han volcado los empresarios, los comerciantes de los mercados, las iglesias y otros sectores. “Ha sido una confluencia de ir tomando conciencia sobre este tema”.

El Ejercicio del 10 de abril

“Eso nos lleva a iniciar en el 2019 un nuevo ciclo y para este año queremos hacer algunos énfasis que quisiera explicar”, dijo el Dr. González.

Mencionó primero que después de cinco años ya no hay duda de que somos un país sísmico y la gente más o menos, tiene claro cómo debe reacciones frente a estas situaciones.

guillermo-gonzalez-sinapred

Destacó que la población ha reaccionado ante eventos de esta naturaleza a como se les ha dicho, salir ordenadamente, procurando conservar la calma y otras recomendaciones.

Dijo que en este Ejercicio del 10 abril se quiere avanzar en otros elementos que son importantes.

Las personas ya comprenden el temblor, frente a eso tienen reacciones de autoprotección, en el trabajo, en la escuela, el mercado, si vas en la calle, si vas manejando.

Hay que identificar los riesgos

Hizo ver que también hay que comprender que no se puede no reaccionar emotivamente a un sismo u otra situación semejante, pero que hay que hacerlo con cierto grado de racionalidad.

Eso significa que cuando no hay un evento hay que ir apropiándose de una identificación de cuáles son los riesgos que puede generar un determinado fenómeno, en cada ámbito.

En otras palabras, hay que identificar cuáles son las casas que en la cuadra podrían verse enormemente afectada por un temblor, practicar la autoprotección, prever la respuesta de los vecinos que siempre es solidaria, se debe tomar en consideración lo que pueda ocurrir.

En las capacitaciones se ha intensificado la comprensión de las familias de todos los fenómenos y sus consecuencias derivadas, afirmó.

Dijo que la preparación tiene tres niveles: el personal, el familiar y el comunitario, tal como ha señalado reiteradamente la compañera vicepresidenta Rosario Murillo.

Gran movilización

En este Ejercicio se hará énfasis en sismos y tsunamis, porque en este periodo del año se producen con mayor intensidad estos fenómenos.

Se tomó en consideración lo del tsunami porque a partir de la próxima semana se registrará una movilización de un promedio de 2 millones o 2 millones y medio de personas que se desplazarán a las costas y se ha hecho un trabajo en las playas para iniciar un proceso de preparación.

Se trabaja en la señalización, las reacciones, prever lo que pueda ocurrir y cómo las personas deben reaccionar para usar las rutas de evacuación y ponerse a salvo.

En el caso del centro del país se asocian los temas sísmicos con los deslizamientos.

El Ejercicio

En el Ejercicio se tendrán más de mil escenarios, que se han venido preparando en las comunidades.

Se recomienda dar prioridad a los barrios donde por el tipo de viviendas hay mayor fragilidad ante los terremotos. También se deben priorizar lugares donde se conglomera mucha gente, como los mercados y las actividades religiosas.

Incluso con el tema deportivo, hay que tomar previsiones sobre eventos que atraen mucho público a los estadios, agregó.

El doctor González dijo que se ha hecho énfasis en que se trate de invitar a todo el mundo al Ejercicio, porque los desastres afectan a todos por igual.