En la comunidad San Juan de los Ríos al suroeste de Ticuantepe, los productores se encuentran a la espera de la entrada del invierno y preparando la tierra para la siembra de Primera del Ciclo Agrícola 2024.

Desde la selección de semilla hasta la limpieza del terreno implementando buenas prácticas agrícolas, los productores de rubros como maíz, frijoles, pitahayas, piña, aguacate, hortalizas y cítricos tienen grandes expectativas para esta siembra.

Don Julio Alberto Valerio, es agricultor en esta comunidad y manifestó que piensa sembrar en su parcela maíz y tomate.

"Nosotros vamos a arar tres veces para que el agua se profundice y la mata enraíce, porque si se pone en una tierra muy dura le cuesta enraizar y si cae mucha lluvia se va a voltear o arrancar", afirmó.

Muchos productores cuentan con semilla criolla y otros la adquieren en las casas comerciales agrícolas.

Valerio mencionó que cuando se compra la semilla híbrida o mejorada se hace una prueba de germinado para verificar la efectividad de la misma.

El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) ha venido trabajando con estos productores en el fortalecimiento de capacidades con talleres, capacitaciones y demostraciones prácticas.

El Técnico del INTA en Ticuantepe, Francisco Guevara, indicó que se les acompaña para la implementación de tecnologías y prácticas que les permitirán mitigar los efectos del cambio climático.

"Ellos trabajan con mínima labranza, tenemos dos opciones: el de jalado por equino y el de bueyes, eso les contribuye a ellos mejorar las propiedades químicas, físicas y biológicas del suelo, dejando una buena erosión del suelo y por ende hacer un control de plagas del suelo", señaló.

Otro agricultor es don Santos Ortiz, quien explicó que lo primero que se hace es rozar el monte y barrer la maleza, luego la colocan en lugares que no estorbe para sembrar porque no queman la basura.

Posteriormente empiezan a arar la tierra, ya sea con apoyo de caballo o bueyes.

"Yo ahorita estoy arando 3/4 de manzana para maíz híbrido y criollo como es la pujagua, ahorita no podemos sembrar porque la tierra está muy calurosa y la semilla se güerea, estamos esperando que esté remojada la tierra, por ejemplo unas 20 pulgadas de hondo", indicó.

Destacó que las tierras son fértiles y las trabajan con curvas niveles para que mantengan su humedad y el agua no se escurra.

"Nosotros tenemos acompañamiento del INTA y hacemos intercambio de experiencias con otros productores para conocer de las buenas prácticas", puntualizó.