La facilidad para emprender en Nicaragua fue la motivación del costarricense Rodrigo Rodríguez y su esposa, la nicaragüense Ludy Amanda Pérez Aráuz, quienes desde hace 3 años iniciaron en el país su negocio “Helados Emmanuel", paletas artesanales sólidas y cremosas.

Esta pareja que, lleva juntos 7 años y tienen un hijo, deciden renunciar a su trabajo en Costa Rica y viajar a Nicaragua para iniciar su emprendimeinto de helados artesanales, con tan solo 7 sabores y una inversión de 500 córdobas, ofreciendo el producto a sus vecinos.

No todo fue fácil, ya que motivados por sus primeros clientes, decidieron alquilar un local, que no resultó rentable y tuvieron que cerrarlo y trasladar el negocio en un área verde de su casa.

helados-emanuel-emprendimiento-nicaragua-

Pero no todo estaba perdido, sin importar la distancia, los clientes que habían probado los helados, siguieron visitando el negocio.

Esta pareja, también decidió vender helados en una cajita de cartón en una escuela de Managua y tuvieron gran aceptación.

Comenzamos a decorar el lugar, que es una área verde de la casa y también decidimos crear nuestras pagina en redes sociales; pero la gente se quejaba que era muy largo la ubicación del negocio, entonces sabíamos que faltaba algo y era una medio para movilizarnos y fue cuando nace la idea de comprar una motito, que la convertimos en un camioncito”, expresó Ludy Amanda Pérez Aráuz, propietaria de helados Emanuel.

helados-emanuel-emprendimiento-nicaragua-

Comentó que, no tenían ni un peso para comprarla, “pero nosotros sin tenerla, ya la habíamos diseñado de cómo la queríamos y sobre todo pusimos todo en manos de Dios y fue gracias a él, que compramos la moto con un dinero que nos facilitaron; pero tuvimos que invertir en el equipamiento, con congeladores, una planta eléctrica, luces, instalaciones eléctricas, luces led”.

Afirma que, la moto los ayudó bastante a promover su emprendimiento y fue así que iniciaron a participar en eventos y ferias, "el inicio es duro, pero si se quiere se puede. Iniciamos produciendo mensual y ahora cada dos días se saca producto”. 

Helados Emanuel, también tiene puestos en un centro comercial, están ubicados en un colegio de la capital y trabajan con personas que quieren vender sus productos.

Este año esperan que la situación mejore y poder abrir 2 nuevos puestos de venta, ubicados en puntos estratégicos.

Una explosión de Sabores

Dentro del área de la heladería, ofrecen el churchil, una explosión de sabores en un vaso que tiene ingredientes como: granizado, leche en polvo, coctel de fruta, una bola de helado y barquillos.

Cuentan con 15 sabores en paletas que incluyen leche condensada, coco, maní, chicle, ron con pasa, queque, yogurt de fruta más los sabores de temporada, malteadas, batidos y chocobananos con toping (leche condensada, chocolate, fresa o caramelo), elegido por el cliente, entre otra diversidad de productos.

La propietaria de helados Emanuel, explicó que, los helados son 100% libres de químicos y preservantes.

helados-emanuel-emprendimiento-nicaragua-

En el proceso del helado, seleccionamos materia prima de calidad y eso se logra buscando el proveedor exacto, se preparan los helados que son sólidos y cremosos y esto se debe a la máquina que nosotros tenemos que corta el helado en un tiempo de media hora a 45 minutos”, compartió.

Aráuz señaló que, la calidad de los productos y el amor con que lo hacen, son detalles que no pueden faltar en el proceso de elaboración.

Nosotros vivíamos en Costa Rica, yo soy ingeniería industrial y Rodrigo es técnico en refrigeración industrial y trabajábamos para una empresa brindando asesoría en inventarios y resultaba cansado, porque vivíamos viajando. Cuando tuve a mi hijo yo dejé de trabajar y un día decidimos venir a Nicaragua, porque era un mercado para la venta de helado”.

¿Qué les dirías a los nuevos emprendedores?

Nosotros queremos ser inspiración para otras personas y les decimos que, no pierdan la esperanza, que pongan sus proyectos en las manos de Dios y que busquen instituciones como el Ministerio de la Economía Familiar (MEFCCA), que no solo te abre las puertas al invitarte a participar en las ferias, sino también que te capacita en cómo mejorar tus productos y mejorar tu marca".

“Emanuel se llama el negocio, porque desde que comenzamos, sabíamos que Dios nos iba a respaldar y el nombre significa: Dios con nosotros”, añadió.

Un emprendimiento creativo: Lavamanos con material reciclado

La joven nicaragüense, comentó que, ante la pandemia del Covid-19, se debe aprovechar el tiempo para innovar, “y desde hace días queríamos mejorar el área verde, por ser un espacio fresco y sabíamos que teníamos que hacer un lavamanos, para que nuestros clientes se lavaran las manos, antes de consumir nuestros productos, pero queríamos hacerlo bonito y eco amigable y lo hicimos de llantas y una pana, la tubería de agua y el jabón y tuvimos gran aceptación de nuestros clientes”.

helados-emanuel-emprendimiento-nicaragua-

Comentó que trabajan con el Movimiento Ambientalista Guardabarranco, quienes les han enseñado a reutilizar y reciclar.

En este espacio también las mesas, basureros y bancas son eco amigables, “porque el planeta es el legado que le dejamos a nuestros hijos”, añadió.

¿Cómo aprendió hacer helados?

A prueba y errores”, así responde cuando le preguntamos a don Rodrigo cómo aprendió hacer helados.

Y es que de niño, Rodrigo acompañaba a su papá a vender leche en Costa Rica, empujando un pesado carretón y el entregaba leche en una prestigiosa heladería, la inspiradora de su idea, que ahora es una realidad.

Tenía 10 años cuando dejábamos leche en esa fábrica de helados en Costa Rica y el dueño siempre me regalaba un helado; pero el tenía unas máquinas y yo quería saber más de las máquinas, porque eran equipos que nadie las tenía. Recuerdo que yo le decía que cuando yo fuera grande, yo iba a tener una fábrica de helados”.

Mencionó que, un día de tanta insistencia por saber de aquellas máquinas de la fábrica, el técnico de refrigeración de la empresa, por ordenes del dueño, le explicó sobre el funcionamiento de las mismas y esa explicación fue suficiente para que a sus 25 años, hiciera su primera máquina.

A los 17 años comencé a producir mis helados, hice mi primera máquina a los 25 años, me quedó muy mal, aunque así inicié a trabajarla, pero sabía que tenía que saber la teoría y entré a estudiar por 3 años y bastaron 6 meses de estudio, para saber el error de mi mçaquina”, comentó entre risas.

Los primeros helados que elaboró a sus 17 años los hacía para su mamá y es así que en Costa Rica creó una empresa de helados, que se llaman "Helados Mary", el nombre de su progenitora, que al igual que su padre, fallecieron el año pasado.

¿Por qué elegir Nicaragua?

"Yo visitaba Nicaragua por trabajo, brindando asesoría y auditorias y así fue como conocí a mi esposa y me la llevé a Costa Rica y de tantos países a los que viajamos por trabajo, decidimos Nicaragua, porque tiene algo que no tienen los demás países, que es esa oportunidad de emprender y el clima de tranquilidad para trabajar”.

Hoy, don Rodrigo Rodríguez o don Emmanuel a como le llaman los clientes, se muestra contento, agradecido con Dios y con esta tierra de lagos y volcanes, que le abrió las puertas.

Este emprendimiento ha participado en Nicaragua Emprende, Nicaragua Diseña, el Parque de Ferias, entre otros espacios que promueve el gobierno Sandinista. Este fin de semana helados Emmanuel estará en el Parque Luis Alfonso Velásquez Flores con la motito que la identifica por su color rosa.

Helados Emmanuel, ubicado en Residencial Casa Real, calle 3, casa G-19, abierto de 1:00pm a las 10:00pm, también atienden eventos privados como : cumpleaños y fiestas, ajustándose al bolsillo del cliente.

Este emprendimiento ha elaborado desde 650 hasta 5 mil helados para evento. Los precios van desde 25 hasta 90 córdobas en su variedad de productos y para más detalles puede visitar sus redes sociales en Facebook, Twitter e Instagram como: Helados Emanuel.

La mayoría de máquinas para hacer los helados son elaboradas por don Rodrigo Rodríguez, uno de sus secretos, para lograr la exquisitez de sus helados.

helados-emanuel-emprendimiento-nicaragua-