Ante la comunidad y autoridades universitarias de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN Managua) el expresidente de Colombia doctor Ernesto Samper, brindó una conferencia magistral denominada “Paz y Naturaleza, Paz y Humanidad”.

La rectora indicó que los ejes de paz y naturaleza y paz y humanidad de esta conferencia son los que se trabajan desde el programa Universidad para la Paz.

"Son momentos importantes para compartir con la comunidad universitaria, para fomentar la práctica en valores y los cambios de actitud para la convivencia humana", manifestó.

Enfocados en el programa de Universidad para la Paz fue solicitada esta conferencia. "Somos conscientes de que, desde la academia, desde la universidad, desde la educación debemos contribuir a la construcción de un mundo más justo, equitativo y solidario", apuntó la rectora.

conferencia samper

El doctor Ernesto Samper dijo que era una gran satisfacción estar en esta universidad por su trayectoria, carácter emblemático y las tareas que cumple en el proceso de formación de las nuevas generaciones.

El expresidente de Colombia compartió la experiencia del conflicto armado de su país y la naturaleza mencionando que es lamentable y ya se está volviendo a usar en cultivos ilícitos venenos como el glifosfato, los parques invadidos de coca, ríos contaminados y la violencia que cobra vidas de inocentes.

Samper envió un mensaje a la juventud de esta universidad expresando: “No hagan lo mismo que nosotros como dirigentes hicimos para que no le entreguen a sus hijos que son nuestros nietos, el mundo que hoy les estamos entregando”.

Añadió que el problema del medio ambiente ya no es de soñadores, ni de románticos retóricos, pues son ya como la destrucción de los bosques, la contaminación ambiental, el cambio climático, huracanes, temblores en andes, “son resultados de un desajuste climático que de alguna manera está acabando de forma intempestiva con nuestros modos de vida”, apuntó.

La paz no es solo ausencia de fusiles 

Algunos sectores de la élite colombiana piensan que la paz es simplemente la ausencia de fusiles y eso no es cierto. La paz es mucho más que eso, es construir los tejidos sociales, el tejido económico, el tejido político. Yo creo esas experiencias las podemos compartir con países como Nicaragua que vivieron un conflicto de alta intensidad”, dijo Samper.

La paz no es solamente la ausencia del enfrentamiento armado, la paz es también la inclusión social. La paz es educación. La paz es agua potable. Todos esos reclamos sociales que se están haciendo en esta semana en América Latina tiene muchísimo que ver con la paz social. La paz política se consigue con acuerdos. La paz social se consigue con un buen modelo de desarrollo”, puntualizó.

Agregó que la cultura de la paz es la cultura de la convivencia, es aprender a vivir con nuestras diferencias.

Postura de OEA es resultado de intromisiones de otros países

Samper también se refirió a la postura de la OEA expresada en los últimos días por los comicios electorales efectuados en Bolivia.

En ese sentido señaló: “un organismo internacional se supone representa a todos los países de América Latina salga a descalificar sin elementos de juicios los resultados de unas elecciones, que ni siquiera se han acabado de escrutar o que lance unas temerarias acusaciones que lo que está pasando en América Latina es el resultado de intromisiones de otros países cuando todo el mundo sabe que detrás de todos estos estallidos sociales que estamos viendo en países como Chile, como Ecuador o como Brasil, lo que hay son unas fuerzas históricas y unos huracanes sociales acumulados, me parece que es por lo menos un acto de temeridad inexcusable”.

Asimismo, indicó que América Latina necesita un organismo que pueda contribuir con recomendaciones, hacer reclamos y aportes constructivos.

Para ser constructivos, lo que nosotros necesitamos en América Latina es llegar a tener un organismo como la OEA, pero sin Estados Unidos. Tenemos que ser capaces los latinoamericanos de tener un escenario como podría ser de golpe la Celac, que nos reúne a todos, con una secretaria fuerte, pero sin los Estados Unidos, quitándole el veneno a los Estados Unidos”, mencionó el expresidente colombiano.

Nosotros los latinoamericanos tenemos que ser capaces de tener un organismo que en momentos como los actuales, sin ideologizar las relaciones internacionales que es lo que está tratando de hacer la OEA, que es convertir esto en una batalla ideológica, que pueda hacer reclamos, recomendaciones y aportes constructivos. Eso es lo que necesitamos”, enfatizó.