Doña Martha Elizabeth Rodríguez por más de 40 años vivió en el barrio William Díaz, del Distrito II, en una casita que con el tiempo acrecentaba sus malas condiciones y en invierno la situación empeoraba, pues el agua se filtraba y mojaba sus pertenencias y su familia.

La protagonista manifestó que el techo era de nicalit que era sostenido con “pie de amigo” y no permitía que alguien se colocara arriba porque se venía para abajo. A partir de hoy esta situación ha cambiado al recibir su vivienda digna que el buen Gobierno sandinista le brindó, restituyendo su derecho a vivir tranquila y segura.

Doña Martha recibió las llaves de su nueva casa, la número 150, de manos del vicealcalde de Managua, compañero Enrique Armas y el embajador de China (Taiwán) Jaime Wu, en representación de su pueblo y gobierno que han apoyado la construcción de esta vivienda.

vivienda

“Estoy muy contenta y dándole primero gracias al Señor que es el único que nos da su misericordia diaria que por medio de Él tocó corazones… También le extiendo las gracias al presidente Ortega y a su esposa Rosario Murillo que se han preocupado por el pueblo”, dijo Rodríguez.

Asimismo, agradeció a sus vecinos por ser partícipes que hoy cuente con su casa digna, así como al embajador de Taiwán Jaime Wu y al vicealcalde de Managua, compañero Enrique Armas.

“Para nosotros es una experiencia satisfactoria ver a una familia que ha sido beneficiada por el esfuerzo de la Alcaldía y la disposición del presidente Daniel y la compañera vicepresidenta Rosario, de siempre apoyar a las familias pobres a que tengan una casa segura”, expresó el embajador de Taiwán.

vivienda

Por su parte, el vicealcalde de Managua dijo que gracias a la fraternidad y respaldo que da Taiwán al gobierno del comandante Daniel se entrega la vivienda digna número 150 a los nicaragüenses.

“Ahora tiene una casita digna, preciosa, segura, con un techo seguro, una vivienda antisísmica que también es importante”, indicó Armas.

vivienda