La Fuerza Naval cumple 39 años, casi cuatro décadas en las que ha surcado las aguas nicaragüenses con el fin de proteger los espacios marítimos, cumpliendo con misiones por la defensa de la soberanía nacional.

En 1980, un 13 de agosto, fue fundada la Marina de Guerra del Frente Sandinista, llamada así en aquel entonces tras el triunfo de la Revolución Popular.

En 39 años se han integrado a sus tropas miles de jóvenes nicaragüenses, hombres y mujeres, que guiados por la fuerza del amor al país, no han dudado en defenderla arriesgando su propia vida.

Formar parte de la Fuerza Naval es un orgullo, así lo afirman tenientes, capitanes, que con esfuerzo y dedicación han formado una carrera y que contaron a El 19 Digital los logros y aventuras por las que han tenido que pasar.

NAVAL1

Dentro del trabajo de la Fuerza Naval es importante destacar la protección de punto estratégicos, el haberse convertido en el muro de contención del narcotráfico y crimen organizado y finalmente, no menos importante, el estar presente apoyando a la población durante emergencias naturales.

En estos años, la preparación, la formación académica y las prácticas han ido fortaleciéndose gracias a convenios e intercambios con fuerzas navales de otros países en los diferentes continentes.

El capitán de corbeta Vladimir Antonio González Castellón, egresado de la sexta promoción del Centro Superior de Estudios Militares y de la primera promoción de la especialidad naval, lleva dieciocho años como oficial.

Es un honor pertenecer a la fuerza naval. Han sido años de servicio a bordo de esta unidad que me han dado mucha experiencia y amistades con las que trabajamos en una sola dirección y objetivo. La Fuerza Naval a través de las diferentes misiones como protección de las fronteras y recursos naturales aporta a la paz en el país”, dijo el capitán.

NAVAL1

La Fuerza Naval ha tenido una labor titánica. Comenzó con embarcaciones que habían sido de la Guardia Nacional. Posteriormente, con ayuda de otros gobiernos, se fueron obteniendo unidades de superficie, y así paulatinamente ha venido la modernización, como la adquisición de las dos nuevas corbetas y la reconstrucción de tres nuevas embarcaciones”, detalló.

Muro de contención contra el narcotráfico

El teniente de navío, Jeffrey Antonio Espinoza Rojas, afirmó que la Fuerza Naval es el primer anillo en el muro de contención contra el narcotráfico.

Nosotros, dentro del plan estratégico del muro de contención al narcotráfico formamos lo que llamamos el primer anillo. Buscamos, detectamos, perseguimos y detenemos siempre en los límites del mar Caribe y del Océano Pacífico”.

De cara al cumplimiento de este plan estratégico las tropas especiales han recibido conocimientos en Belice, Estados Unidos, Honduras y Guatemala. Nosotros no podemos permitir que el narcotráfico penetre nuestras fuerzas y nos agarre de manera separada”, apuntó el teniente de navío Jeffrey Antonio.

NAVAL1

Como jefa de la sección de lancha rápida de la Fuerza Naval, para la teniente de corbeta, Shelly Sofía López, es un orgullo cumplir con cada misión.

El orgullo de ser mujer hace que cada logro sea mayor en cuanto a la lucha contra el narcotráfico, pesca ilegal o tráfico de armas”, comentó.

Vale la pena hasta morir por la soberanía de Nicaragua

La teniente de corbeta pertenece a la primera promoción de mujeres en la Fuerza Naval.

Antes no se podía concebir la idea que una mujer entrara a la fuerza naval por las condiciones rudas del trabajo, como pasar cinco días en lancha en misión, sin embargo, se ha hecho el esfuerzo con amor a la patria y por la tranquilidad del pueblo nicaragüense”, sostuvo la joven teniente.

Cuando estamos en misión no pienso en mi vida porque mi trabajo implica que tanto mi familia como la de otros nicaragüenses estará bien si se cumple con éxito el objetivo, por eso, vale la pena hasta morir”, sentenció.

NAVAL1

Asimismo, Judith Díaz Lira, teniente de corbeta, jefa de máquina de la costa, valoró que los principales logros de la fuerza naval a la fecha es la firmeza inquebrantable con la que han realizado cada misión por la soberanía y la paz del país.

Nosotros los oficiales con mucho esfuerzo dedicamos cada misión y seguimos adelante luchando. Un día de trabajo en mi caso es motivador porque todo lo que hacemos es con mucho honor, y si de salir a una misión se trata, es una experiencia que vemos como algo bonito porque estamos aportando para que la estabilidad y seguridad del país cada vez sea mejor”, subrayó.

Al dejar a mi familia lo que hago es encomendarme a Dios. Como madre que soy pienso que si Dios quiere la volveré a ver, pero que, si parto lo haré con orgullo al ser militar”, reflexionó.

NAVAL1

Finalmente, el contra almirante Ángel Eugenio Fonseca, jefe de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua dijo que nos hemos venido fortaleciendo dentro del marco de la estrategia del plan de modernización, haciendo que tengamos más capacidades, ampliado las unidades de superficie, en tropas tenemos capacidades grandes para dar respuesta a cualquier situación de amenaza y apoyo a la población ante cualquier desastre natural”.

Nicaragua ocupa el tercer lugar en cuanto a puertos seguros se trata, después de potencias como Estados Unidos e Israel.

En 1990 la Marina de Guerra Sandinista, ante los cambios estructurales del Ejército Popular Sandinista, pasó a denominarse Fuerza Naval del Ejército Popular Sandinista y en 1995 tomó el nombre de Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua.

NAVAL1