Desde que se supo la noticia de la ley de amnistía los golpistas han sido un ejemplo de esquizofrenia: Por un lado la condenan pero por otro lado celebran como si hubieran logrado un gran triunfo (un "triunfo" que en realidad sus voceros en la mesa de negociación siempre han boicoteado).

Una cosa evitan comentar: el hecho de que todos los liberados, absolutamente todos, han firmado un compromiso de no reincidir en los actos por los que se les amnistía bajo pena de anulación del beneficio adquirido, o sea que reconocen la legitimidad del poder que les amnistía.

Constatado lo anterior, y habida cuenta de que los ojos de millones de nicaragüenses están atentos al menor amago de regreso a las aciagas semanas de la violencia golpista del año 2018, lo mejor que podrían hacer esos elementos es no seguir provocando al pueblo.

Los sandinistas de todas las generaciones que viven en el país se cuentan por millones. Y también se cuentan por millones aquellos y aquellas que, sin definirse como sandinistas, están hartos de la retórica y la práctica violentas del golpismo y lo culpan de haber dañado una experiencia de desarrollo que venía dando frutos extraordinarios hasta abril del año pasado. No ha sido nada fácil para las víctimas de la violencia golpista, para aquellos que perdieron familiares policías y para aquellos que perdieron sus medios de vida, la aprobación de esta tan necesaria ley de amnistía.

En esas condiciones, el que crea que las autoridades tratarán con mano blanda a aquellos que intenten romper con las condiciones de la amnistía se equivoca de cabo a rabo. A ellos y ellas les caerá todo el peso de la ley.

Mientras tanto, en la sociedad real sigue el proceso de restaurar las heridas.

Esta mañana, el diputado Carlos Emilio López presentó el segundo informe sobre el avance en la instalación y funcionamiento de las Comisiones de Reconciliación, Justicia y Paz a lo largo y ancho del país. Hasta el momento se han instalado 1 mil 594 comisiones en toda Nicaragua, que funcionan en los ámbitos departamental, nacional, municipal y en el caso de la Costa Caribe, a nivel regional. López señaló que al concluir el mes de julio en el país existirán 153 comisiones municipales, 12 departamentales, 2 comisiones regionales, y aproximadamente 5 mil comisiones a nivel comunitario.

Entre los logros obtenidos, el diputado informó que estas comisiones trabajan en la identificación de personas, familias y comunidades que fueron víctimas del intento del golpe de Estado frustrado. Con esas víctimas y sus familias se ha compartido un mensaje de fe, esperanza, amor, solidaridad, cariño y fortaleza espiritual.

Carlos Emilio López también aseguró que las comisiones han permitido involucrar a muchos liderazgos sociales y religiosos en las comunidades que colaboran con el fortalecimiento de una cultura de paz y justicia, por ejemplo, organizando asambleas comunitarias para la superación de los conflictos y desencuentros por medio de métodos y técnicas pacificadoras. Se trata de educadores, líderes de salud, líderes sociales, comunitarios y religiosos, delegados de la palabra, diáconos, diaconisas, pastores y pastoras, entre otros

El diputado relató que se han realizado sesiones de trabajo con ejercicios de reconstrucción de la memoria colectiva para mantener vivo el legado de paz de las familias nicaragüenses. Asimismo, se han planificado seminarios y talleres con apoyo de los ministerios de la familia, salud y educación, sobre metodologías para superación de conflictos y desencuentros humanos, entre otros temas.

Sobre este informe, la vicepresidenta Rosario Murillo comentó que “Desde las comisiones se impulsan esas acciones que nos reúnen, nos encontramos para trabajar por nosotros y por la comunidad. Y esas asambleas comunitarias nos ayudan a encontrarnos en el trabajo para superar los conflictos y desencuentros, conociendo y aplicando métodos y técnicas armonizadoras”.

"A lo largo de nuestra historia hemos sufrido mucho por conflictos, hemos sufrido mucho por alteraciones a la paz. Nos han usurpado la paz muchas veces y no vamos a permitir que vuelva a suceder. Porque las mayorías en Nicaragua quieren paz, queremos trabajar en paz y queremos prosperar, ir cambiando nuestras vidas para mejorar, avanzar en paz, en tranquilidad", aseguró.

Queremos avanzar todos juntos porque esta Nicaragua es de todos, aquí vivimos todos”, afirmó la vicepresidenta.

También este 12 de junio ha sido un día en el que se recuerda a aquellos que han dado su vida por la libertad de este pueblo. Hoy, a los nombres que tradicionalmente se recuerda se agregan otros nuevos, los de los compañeros héroes de la paz que dieron su vida luchando contra la violencia fascista y golpista del año pasado.

En su encuentro cotidiano con los medios, la compañera Rosario Murillo pasó revista a los héroes y mártires del día:

Hoy 12 de junio reconocemos la entrega a la libertad de Nicaragua y a los valores nicaragüenses, a la cultura nicaragüense de paz y solidaridad, de nuestro querido compañero Teófilo Alemán. Con el seudónimo de Teodoro cayó en combate el 12 de junio del 79, el segundo responsable de las milicias en Masaya. Un abrazo a la familia, pero sobre todo nuestro reconocimiento”, destacó.

También recordó que este día se conmemora el 40 aniversario de las liberaciones de Santa Lucía, en Boaco, y San Isidro, en Matagalpa, así como el lanzamiento de la Radio Insurrección en Matagalpa y de Radio Venceremos, en León - históricos medios de comunicación de nuestro pueblo durante la ofensiva final contra la dictadura somocista.

La vicepresidenta también recordó a los héroes de la paz que hace un año fueron asesinados por balas golpistas. Hace un año, los combatientes históricos Marcos Gutiérrez y Guillermo Méndez, que sobrevivieron la insurrección contra Somoza, fueron asesinados por los que querían restaurar el somocismo. En Juigalpa fue asesinado el productor y militante sandinista Teodoro Ruiz y en Managua lo fue el compañero Ariel Ignacio Vivas.

“A ellos honor y gloria, héroes de la paz, héroes del amor, héroes de esta nuestra Nicaragua cristiana y solidaria”, dijo Rosario Murillo.

 

Fuente: https://managuaconamor.blogspot.com/2019/06/nicaragua-sigue-derrotando-al-odio.html