El Ministro de Fomento, Industria y Comercio, Dr. Orlando Solórzano, aseguró esta mañana que los precios de los productos de la canasta básica se mantienen estables en los mercados del país.

En declaraciones al programa Estudio TN8 del Canal 8 de televisión, Solórzano destacó el comportamiento dinámico de los mercados de Granada, Masaya y Managua, entre otros, donde Mific monitorea diariamente el movimiento de los precios.

Recalcó que el Mific hace un monitoreo permanente del comportamiento de precios todos los días.

“Nosotros tenemos un sistema de mucha metodología, es profesional, nosotros todos los días vamos a los mercados de seis de la mañana a nueve de la mañana”, explicó.

En ese período de tiempo “se recogen los precios de los 25 principales productos de consumo alimenticio que son los que a nosotros nos interesan más en este momento”, añadió.

El ministro explicó que monitorean los precios de la canasta básica, pero de los productos de primera necesidad.

Monitoreo en Managua, Granada y Masaya

“Todos los días recogemos los precios, de todos los mercados de Managua, Granada y Masaya, reiteró.

“Acá lo que hacemos es establecer un promedio y ese promedio de un día lo comparamos con el del otro día, por producto. Estamos hablando de arroz, frijoles, azúcar, aceite, maíz, pollo. El pollo lo distribuimos en diferentes cortes”, detalló.

“Sabemos que el pollo entero es un rubro, y el otro rubro es el pollo en trozos, la pierna con muslo, la pechuga sola, la posta de res, posta de cerdo, huevos medianos y grandes, el pan, los frijoles rojos, negros; cebolla amarilla, plátano, zanahoria”, mencionó.

“De eso se hacen los promedios semanales y comparamos qué diferencia hubo de lunes a lunes de cada semana”, indicó.

Comparaciones de lunes a lunes

Puso como ejemplo las comparaciones que se hicieron del lunes 4 al lunes 11 de marzo de este año y qué pasó.

Después se sacan promedios mensuales, y anuales y se compara un año con otro año, dijo.

“O sea que vamos siguiendo un sistema estadístico al consumidor para estos productos, que son 25 productos alimenticios”, añadió.

Para hacer esas comparaciones establecen el peso, la calidad y las diferencias entre los productos, para luego establecer comparaciones de un año a otro.

“Entonces, decimos, una libra de tomate, el año pasado valía tanto en marzo y ahora vale tanto. Le damos seguimiento al comportamiento de los precios”, dijo.

No hay economía administrada

Señaló que en Nicaragua no tenemos una economía administrada. “No decimos, ‘bueno, vamos a hacer un acuerdo ministerial que diga que de ahora en adelante la cebolla va a valer tanto; o el queso va a valer tanto’”.

“Tenemos libertad de comercio interno y libertad de comercio externo”, destacó.

“Cuando hay una escasez temporal de algún producto, lo que pasa es que se mueven las importaciones. El sistema de precios nos sirve también para determinar si tenemos productos, si hay escasez o no hay escasez”, explicó.

“Manejamos las cosas con políticas de comercio interior y políticas de comercio exterior, si hay escasez inmediatamente se refleja en los precios”, dijo.

Reiteró que en el país, tenemos libertad de comercio externo también, la escasez se manifiesta con aumento de precios, si aumentan los precios aumentan las importaciones, si no hay producto nacional.

Aquí hay un manejo de políticas de comercio. No necesitamos una economía administrada, más bien, si intentamos administrar la economía, lo que nos va a pasar es que no vamos a tener un indicador de la escasez, hizo ver.

Señaló que en los productos agropecuarios hay estacionalidades de producción de cebolla, por ejemplo, que se produce un tiempo. Hay un tiempo en el que no se produce cebolla y se importa, entonces tenemos una complementariedad entre la producción nacional y las importaciones para el abastecimiento.

Información al trabajador y al ama de casa

Indicó que con el monitoreo diario el objetivo nuestro es que el ama de casa o el trabajador sepa que la cebolla el día de ayer costó tanto y que en un mercado es más barato que en otro, si son más baratas en los súper, que en los mercados.

Detalló que entre el lunes 4 de marzo y lunes 11 de marzo, hay 16 productos cuyos precios se mantuvieron, como el arroz, los frijoles, azúcar sulfitada, el aceite sellado y el aceite a granel, el maíz blanco en grano, la pierna de pollo, el muslo y la pechuga, la posta de res, el huevo mediano y el pan.

El precio que bajó fue el de los frijoles rojos. En el Oriental bajaron de 13.75 a 12.75 la libra, para un 4% de descenso.

En el promedio de todos los mercados el frijol rojo bajó de 13.85 a 13.45, con una disminución del 3%

La cebolla amarilla en mercado Oriental pasó de 13.50 a 13 la libra.

Otros productos que bajaron fueron los frijoles rojos, cebolla amarilla, papa nacional, plátano, zanahoria, chiltoma Nataly, tomate y repollo.

Productos que aumentaron: el queso seco.

El ministro dijo que después de aprobadas las reformas tributarias los productos alimenticios básicos mantienen sus precios. Esto no quiere decir que los precios no tengan variaciones, aunque se auguraba que todo iba a subir.

“El mercado está estable”, recalcó el ministro Solórzano.

Precios promedios al mes de marzo:

En cuanto al tomate, la libra en el año 2016 valía 11.11 córdobas. En marzo de 2017 el mismo tomate, valía 12.28. En 2018, bajó a 10.20 y en el 2019, vale 10.91

La cebolla en 2016, en marzo, valía 17.47 la libra. En 2017, valía 13.82; en 2018, 12 y en 2019, 14,64 córdobas.