En el auditorio Azul del Palacio Nacional, las artistas nicaragüenses celebraron el Día Internacional de la Mujer, con una mañana en la que la poesía fue la gran invitada para resaltar cada una de las victorias logradas gracias a la Revolución Popular Sandinista.

Hemos dedicado este espacio para entregar un reconocimiento a mujeres artistas en distintas disciplinas de las artes. Es un homenaje a las mujeres en las culturas, a las mujeres hacedoras de arte y el instituto nicaragüense de cultura realiza está actividad en conmemoración de este día”, dijo Emilio Zambrana del INC.

En este grupo de mujeres homenajeadas, se encontraban poetas, cantantes, bailarinas, escritoras, teatristas, bibliotecólogas, entre otras profesionales del arte y la cultura.

Es bastante considerable el aporte de la mujer en el caso de la cultura y de las artes, tanto en música, danza y literatura, ballet, en fin en todas las disciplinas artísticas, la mujer tiene su representatividad a lo largo de la historia en este país, pero es a partir de 1979 con el triunfo de la revolución se empieza a dar a conocer y a promover el talento de la mujer en el arte”, afirmó Zambrana.

La maestra de generaciones y directora del ballet Tepenahualt, Blanca Guardado, indicó que la Revolución Sandinista es la que pone al arte y la cultura en el radar de las prioridades, como un elemento educativo.

Para mí la revolución sandinista fue la que abrió la ventana de la cultura a las mujeres, comencé de 30 años a estudiar la historia de Sandino, la historia de la revolución y en ese medida nos fuimos formando ideológicamente”, señaló Guardado.

La poeta de Bluefields, Lesbia Marina González, destacó que el Caribe se celebra fuertemente a la mujer, que ha tenido este año el mejor de todos los regalos, a como lo es la carretera que une con el pacífico.

El triunfo más grande que acabamos de obtener las mujeres caribeñas específicamente la carretera que nos regaló el comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario, esa es una restitución de derechos que va para cincuenta años, estamos hablando de cinco generaciones que van a disfrutar esa maravillosa restitución de derechos”, indicó González.