La Organización Panamericana de la Salud (OPS) donó este martes a Nicaragua dos equipos portátiles de termoterapia para tratar lesiones ocasionadas por la leishmaniasis causada por un parásito diminuto de nombre Protozoo Leishmania.

Los equipos valorados en 12 mil dólares fueron entregados por la representante de la OPS en Managua, doctora Ana Elena Chévez, a la ministra de Salud, Martha Reyes Álvarez.

Estas dos unidades vendrán a fortalecer la terapia en el Centro Nacional de Dermatología (ubicado en el occidental barrio de Monseñor Lezcano) y el hospital primario Carlos Centeno del municipio de Siuna.

Previo a la entrega de los equipos, la doctora Chávez, detalló que es un honor para la OPS “sumarnos a los esfuerzos que está realizando el Ministerio de Salud para lograr el control de la leishmaniasis cutánea en Nicaragua”.

Agregó que lo bueno de estos equipos es que son pequeños y pueden ser trasladados a cualquier parte para atender a los pacientes afectados, incluyendo en áreas alejadas del territorio nicaragüense.

Recordó que desde el año 2023 “nos venimos sumando a estos esfuerzos y en esta ocasión, además de la donación de los equipos, estaremos posteriormente brindando la capacitación para el personal que va a estar utilizando los equipos de termoterapia".

El agradecimiento por parte del Gobierno Sandinista estuvo a cargo de la titular del MINSA doctora Martha Reyes Álvarez, quien resaltó que “agradecemos la gestión de OPS y así continuar fortaleciendo el tratamiento de los pacientes con leishmaniasis cutánea en nuestro país”.

“Nuestro gobierno y pueblo agradecen ese apoyo para continuar atendiendo a los pacientes que enfrentan esa enfermedad”, al tiempo que recordó que "esta patología es causada por un parásito y transmitido a través de la picadura de un mosquito que afecta los departamentos del norte de Nicaragua como Matagalpa y Jinotega”, indicó.

La máxima autoridad en salud de Nicaragua, apuntó que esa enfermedad se caracteriza en producir una úlcera en la piel y “mientras más temprano captemos a los pacientes, este tipo de tratamiento tiene un mejor efecto”.

Precisó que el uso de estos equipos se utilizan ondas de alta frecuencia y se aplica localmente sobre la lesión y realiza hasta una temperatura de 50 grados centígrados por un período de 30 segundos y “es una aplicación única”.

Actualmente, Nicaragua utiliza dos metodologías – para combatir esa enfermedad – como la termoterapia y el tratamiento tradicional que implica utilizar inyecciones en 20 días consecutivos.

Este tratamiento (el uso de la radioterapia) tiene menos afección al paciente y el otro tratamiento que implica por 20 días una inyección en la parte afectada es más doloroso, puntualizó la titular de Salud en Nicaragua.

Confirmó la ministra nicaragüense que en la actualidad Nicaragua ha hecho una reducción de la leishmaniasis en un 60 por ciento “es un esfuerzo conjunto realizado desde nuestro modelo de salud con la participación “de nuestros trabajadores de la salud y la red comunitaria, manteniendo la vigilancia entomológica”.