Una noche de milagros, júbilo y bendición vivió el pueblo cristiano evangélico de Nicaragua en la vigilia de doble aniversario que celebró los 21 años de la Iglesia Ríos de Agua Viva y 31 años de Radio Maranatha.

El Reverendo Omar Duarte, Presidente del Ministerio Ríos de Agua Viva, indicó que es una noche de bendición donde se dan cita para exaltar y alabar el nombre Poderoso de Jesús y para orar por las familias, la juventud, los enfermos, por Nicaragua, por nuestras autoridades, para que Dios bendiga el invierno y haga milagros, prodigios y maravillas en la población.

Duarte confirmó que en Nicaragua hay libertad de culto, "y esto es fantástico, es una bendición", señalando que ellos hacen vigilia al aire libre en plazas, estadios y lugares abiertos hasta las 5 de la mañana.

"Gracias a Dios por Nicaragua. Nicaragua es tierra de avivamiento. Nicaragua es tierra de bendición. Nicaragua tiene sed y hambre del Dios que hizo los cielos y la tierra y por eso estamos aquí, para darle las gracias por los 21 años de la Iglesia Ríos de Agua Viva, 31 de Radio Maranatha y seguir llevando ese mensaje de fe, de esperanza, amor, de vida y salvación", afirmó.

Asimismo, el Pastor Sergio Martínez Tinoco, Presidente de la Federación de Iglesias Evangélicas de Nicaragua, mencionó que esta actividad confirma lo que dijeron en sus comunicados muchas denominaciones de la Federación.

"Estamos declarando que en Nicaragua hay plena libertad espiritual y de culto. Estamos en un país de bendición y avivamiento y agradecemos a nuestros autoridades por ese apoyo al pueblo evangélico", declaró.

"Nicaragua está viviendo su mejor tiempo, Dios ha bendecido con el Buen Gobierno que tenemos y también con un crecimiento grandioso del pueblo evangélico", agregó.

En esta vigilia también estuvieron presentes los artistas Funky e Ingrid Rosario y sus bandas que cantaron sus alabanzas al Rey de Reyes. Además de la banda Ríos de Agua Viva.

Esta noche también la juventud evangélica nicaragüense exaltó y adoró al Todopoderoso con cánticos y adoración.

"Es una experiencia muy bonita porque venimos además de celebrar a la iglesia, venimos a exaltar el nombre de Jesús", dijo Octavio Huete, quien junto a otros hermanos de su congregación llegaron desde el municipio de Matiguás, del departamento de Matagalpa.

"Nos da la oportunidad de celebrar al Rey de Reyes y Señor de Señores", afirmó.

Asimismo, la joven Melissa Peralta expresó que llegó con un grupo de jóvenes para adorar al Señor, que es Dios que merece la Gloria.

"El Señor es bueno y Él nos ha hecho libre", apuntó.