Una nueva oferta turística se vuelve cada vez más popular en Bluefields. Una vez fijado el destino hacia el Caribe sur, un sitio obligado en el itinerario es sin dudas la playa de El Bluff.

Se trata del destino de moda, al que cada vez más visitantes van llegando, principalmente desde que la ruta terrestre hacia la cabecera regional se convirtió en una realidad, de manera formal en el año 2009.

Estamos hablando de una franja de tierra de bosque tropical adornado de palmeras, arena blanca y aguas cristalinas: Un punto ideal para que el desarrollo en esta zona vaya tomando cada vez más forma.

La oferta

Restaurantes, que esperan a los turistas ubicados casi en una hilera con vista al océano, atraen con una variada oferta gastronómica, pero que a la vez coincide en un aspecto: El cliente decide lo que comerá, aunque no se encuentre en el menú.

Un rápido recorrido en la punta de la costa puede ser iniciado en "El Ancla del Caribe". Ninoska González, copropietaria del local, menciona que su misión es que todo el visitante se sienta como en casa.

"Ese es el objetivo, de que cada vez que nos visitan, vuelvan a venir, para que sientan que están en un lugar acogedor. En cuanto a la gastronomía nosotros ofrecemos todo tipo de platillos, lo típico que es de aquí de la costa Caribe que es el marisco, pero también los deleitamos con todo tipo de gastronomía que pueda satisfacer al visitante, desde el platillo más económico, como también el más caro", expone.

Huber Beach & Bay

Otro de los locales que se ha convertido en uno de los favoritos es Huber Beach & Bay.

Es el negocio de una pareja compuesta de un norteamericano enamorado de Nicaragua y Moreyma Corea, una mujer local costeña, quien invita a conocer este paraíso.

"Cuando nosotros empezamos en esta playa no había nada que ofrecer al turismo. Entonces decidimos emprender e invertir y es así como nación Huber Beach & Bay. Este es un local en el que ofrecemos a las personas nacionales e internacionales, un lugarcito cómodo, amplio y fresco, donde puedan disfrutar con su familia, sus amigos, pasarla bien, comer comidas típicas y hacemos platillos típicos internacionales", asegura la mujer quien no duda en invitar a probar un amplio menú que va desde camarones empanizados hasta arroz chino, este último, el que ella misma cocina y recomienda.

En este local, se pueden probar además una variedad de bebidas, como piñas coladas, por lo que se espera que para este verano sean aún más los visitantes que lleguen a gozar de las bellezas que ofrece el destino.

"Que conozcan más el puerto del Bluff. Nuestro propósito como negocio, queremos que este lugarcito sea reconocido a nivel nacional e internacional. Mi esposo es norteamericano y yo he salido del país y sigo saliendo fuera del país y cada vez que salimos hablamos de este lugarcito del puerto del Bluff, no solamente de nuestro local, también impulsamos el turismo", asegura.

El calor costeño

Con su carisma y energía, propia de un buen costeño, Keith Brooks, recibe él mismo a todo aquel que decide pasar un buen rato en su local.

Es dueño de Ocean Blue Ranch, una cabaña de madera con ventanales de vidrio y equipada con una pequeña piscina, que es ideal para encuentros de grupos medianos y familias.

"Ocean Blue Ranch presenta un menú variado, claro, como costeños que somos tenemos el rondón típico, tenemos langosta, tenemos camarón, tenemos pescado de todo tipo; a la Tipitapa, al pastor, a la parilla, como usted guste, en otras palabras, usted puede venir aquí a Ocean Blue Ranch cómo quiere su comida, lo vamos a acomodar", explica sobre su oferta y de paso haciendo agua la boca a cualquier comensal indeciso y que no dude en tomar una lancha hacia el Bluff.

Destino pendiente

Para Keith Brooks, la península de El Bluff es un destino que aún están pendiente de explorar por muchos.

"Es la playa donde todos los nicaragüenses tenemos acceso a ella porque es económica, las otras playas que tenemos en el país pueden ser un poco alejadas y costosas. Gracias al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional está haciendo un excelente trabajo, especialmente en lo que es el turismo, promoviendo, desarrollándolo, haciéndolo accesible para todos nosotros los nicaragüenses, que podemos ir a disfrutar en paz, en armonía", comentó el hombre, que es la cara visible este negocio que va saliendo adelante gracias al esfuerzo familiar.

Un viaje de entendimiento

Brooks, comenta que para los nicaragüenses del resto del país visitar el Bluff, no solamente se trata de hacer turismo, sino también, una muestra de integración.

"Comuniquémonos, entendámonos, para que podamos impulsar el país en el desarrollo con el Buen Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que preside nuestro Comandante y la Compañera Rosario Murillo", reflexionó.

Ciudad creativa

Casandra Bautista, inspectora del Intur, asegura que El Bluff, es solo un ejemplo de porque Bluefields ha sido declarada una ciudad creativa.

"Como cultura, sol y playa. Podemos encontrar aquí las diferentes etnias que hay en la región, tanto en Bluefields como acá en el Bluff podemos encontrar de todo un poco. Tenemos nuestra cultura, el rondón, parte de nuestra gastronomía, tenemos una gran fiesta que es la de mayo que es la mayor expresión cultural que hay, donde se puede ver ese ritmo cultural de nuestra Costa Caribe", asegura.

Bautista, comenta que sin dudas el mayor atractivo de El Bluff es la playa. "Aquí el turista puede venir a disfrutar, bañar en la playa y gozar, y disfrutar de los platillos que se ofrecen en los establecimientos que operan acá", detalla.

Intur desarrolla un sinnúmero de encuentros, gracias a los cuales se ha invitado a emprendedores de distintas regiones a conocer esta zona, y al mismo tiempo, exportando la cultura local del Caribe hacia el resto del país.