Una nueva vida y aprovechar la segunda oportunidad para aportar al desarrollo al país, fueron parte de las palabras que dijeron algunos presos y presas que recibieron el beneficio de convivencia familiar que otorgó el Gobierno Sandinista a 1 mil personas que se encontraban cumpliendo condena por diversos delitos menores y que este miércoles recuperan su libertad.

El acto principal se realizó en el Complejo Penitenciario Jorge Navarro de Tipitapa con la presencia de la Ministra de Gobernación María Amelia Coronel, el alcalde de Tipitapa César Vásquez, las autoridades penitenciarias, el Jefe de la Policía de Tipitapa Comisionado Luis Moncada Castillo y el secretario político del FSLN.

Este tipo de actos se realizaron en los distintos penales del país para completar los 1 mil personas que desde hoy se reinsertan a la sociedad.

"Damos gracias a Dios por estar aquí y agradecemos al Presidente Daniel y la Compañera Rosario por siempre estar pendiente de los diferentes programas que tenemos en el Sistema Penitenciario para lograr que ustedes se incorporen a la sociedad con herramientas necesarias para progresar y trabajar", dijo Coronel.

En el Centro Penitenciario Jorge Navarro de Tipitapa recibieron este beneficio legal un poco más de 300 presos y presas que ya recuperan su libertad.

Coronel instó a los protagonistas a aprovechar esta acción que otorga el Buen Gobierno Sandinista, para fortalecer su unión familiar y para que sirvan a la patria.

"A como dijo la Compañera Rosario hoy son mil familias que se reúnen y mil persona que reciben otra oportunidad de servir a la patria, de servir a sus familias, a las comunidades y seguir adelante", señaló Coronel.

Es importante decir que muchos de los protagonistas con esta figura legal de convivencia familiar, aprovecharon su tiempo y estudiaron diversos cursos técnicos, estudiaron la primaria, la secundaria y otros están estudiando una carrera universitaria.

"Me siento muy feliz, le agradezco a Dios, a nuestro Buen Gobierno, a nuestro Comandante Daniel Ortega y a nuestra Compañera Rosario Murillo por otorgarnos este beneficio a hombres y mujeres padres de familia, hombres y mujeres de la tercera edad, que Dios siga tocando su corazón y sigan dando oportunidades a personas que necesitan su libertad", dijo Ana Sofía Sotelo.

Esta joven mientras estuvo detenida, aprovechó e inició una carrera universitaria que ahora en libertad continuará estudiando.

"Mientras estuve aquí recibí el beneficio de una beca universitaria, doy las gracias ya que ahora que recibí mi libertad voy a continuar mi educación en libertad. Estoy estudiando Agronegocios", agregó Sotelo.

Cristofer Mayorga, dijo estar feliz de recibir su libertad y lo primero que hará es regresar a su familia y buscar trabajo.

"Me siento muy dichoso de haber recibido este beneficio legal. Le doy gracias a nuestro Señor Jesucristo por haberme dado la libertad y después al Comandante Daniel y la Compañera Rosario por haberme dado este beneficio familiar. Pienso trabajar y seguir estudiando, ser mejor hijo, mejor padre y mejor esposo", señaló Mayorga.

Los protagonistas de este beneficio coinciden en aconsejar a los jóvenes que nunca han estado presos, a practicar una vida sana, sin vicios y cumpliendo las leyes del país.