Angie Martínez y Hazel Pernudi no se conocen pero comparten algo en común: la sonrisa que se dibuja en sus rostros y que llena de esperanzas el futuro de ambas al tener su propia vivienda.

Una aspiración de años quedó atrás para Angie Martínez. La angustia de no tener dónde vivir la atormentó durante mucho tiempo. La joven de 29 años y su pareja se muestran felices porque tienen un techo propio.

Angie es contadora y trabaja para una empresa privada en Nicaragua. Tras cinco años de casada, dará a luz a su primer hijo este agosto. Se emociona al pensar que su primogénito no vivirá el calvario y la angustia que significa buscar espacios de alquiler para vivir. Él nacerá y crecerá en su propia casa.

viviendas-jovenes-invur

En Nicaragua, un país pequeño y con recursos limitados, ya son miles los jóvenes, con edades de entre 24 y 30 años, que están logrando adquirir una casa subsidiada. La familia de Angie es una de ellas.

Cada día más mujeres logran cumplir este sueño. La población femenina en el país está arriba del 50.72 por ciento.

Es una experiencia maravillosa porque sabes que estás en tu casa. No lo miramos como un gasto sino como una inversión porque sabemos que ese es el patrimonio que estamos construyendo y le quedará a nuestro hijo”, reflexionó emocionada Angie.

vivienda

Nunca olvidará el día que le dijeron que habían aprobado el préstamo para su vivienda.

“Es una bendición a mi edad porque sé que hay mucha gente mayor que sigue alquilando. Es una gran ayuda para todos, jóvenes y adultos, porque nos impulsa a salir adelante. Es bueno darles oportunidades a los jóvenes porque somos el presente y el futuro”, aseguró Angie.

Dinero sin desperdiciarse

José Luis López, de 29 años y esposo de Angie, se gana la vida como vendedor de ropa y está feliz porque ya no destinará los 150 dólares que reunía para el alquiler mensual. Ahora paga un poco más de 100, en algo propio.

“Pensábamos en un préstamo para la vivienda o para un terreno y ahorrar para construir. Mientras, alquilaríamos un tiempo, pero salía bastante caro”, aseguró José.

viviendas-jovenes-invur

¿Cómo lograron su vivienda?

Esta familia buscó opciones en diferentes urbanizadoras. Visitaron cuantas ferias de la vivienda pudieron, donde las empresas constructoras gestionan sus ventas. Muchas veces salieron en la búsqueda bajo los rayos del sol y regresaron desanimados mirando la luna. Sentían que no avanzaban y que la ansiada y necesitada casa era cada vez menos posible.

Un día todo cambió, dieron con una urbanización a tan solo nueve kilómetros de la ciudad de Managua, sobre la carretera que conduce a la occidental ciudad de León.

Acudimos a la urbanizadora, nos pidieron un salario arriba de 15 mil córdobas, pero nos dieron la facilidad de que si uno de los dos no tenía un salario alto se podía mancomunar y así lo hicimos”, relató José.

nota

La Urbanización les habló de un subsidio del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), la institución reguladora del Gobierno.

El Invur, a través de la ley 677, Ley Especial Para el Fomento de la Construcción de Vivienda y de Acceso a la Vivienda de Interés Social, ofrece significativos beneficios a las familias de escasos recursos.

Invur otorga una prima de 2000 dólares. Los modelos básicos de una vivienda en el país son de 2 habitaciones, sala, porche, comedor y patio.

“No alcanzábamos para pagar la prima de 2000 dólares. Acudimos al Invur y llenamos todos los requisitos. Pienso que cuando tenga una edad avanzada estaré bien porque tengo algo propio donde pasar mis últimos días con mi familia”, expresó entusiasmado José Luis.

casa

Respecto al déficit habitacional Cadur informa de 957,000 vivendas en todo el país, sin embargo, poco a poco se observa el cambio.

Este año 2022 la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) pretende colocar 3000 viviendas.

En el año 2007, en Nicaragua, se crearon políticas de Estado que garantizan estrategias que buscan convertir en realidad la construcción de casas de interés social. Estas son destinadas a personas de escasos recursos que anteriormente no eran considerados sujetos de créditos.

El Programa Centroamericano de Vivienda y Desarrollo de Hábitat Sostenible del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) tiene un componente de inversión por 350 millones de dólares para Centroamérica, beneficiando en Nicaragua a 18 mil 660 familias.

viviendas-jovenes-invur

En abril pasado, el Gobierno de Nicaragua firmó con la República Popular China un convenio para la ejecución de un programa de viviendas de interés social. El presupuesto es de 400 millones de yuanes chinos, equivalente a unos 60 millones de dólares. Con ese dinero se podrá avanzar en las soluciones habitacionales.

Naciones Unidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos referidos a las normas internacionales sobre el derecho a la vivienda, expresa en el artículo 25.1 que “toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”.

La licenciada en Psicología Clínica Lilliam Martínez Cuarezma subraya que en la mente y en las actitudes de los seres humanos hay cambios positivos cuando logran una meta deseada.

“Cuando se satisfacen necesidades básicas como tener un hogar propio, estamos hablando de la teoría de las motivaciones humanas de Maslow, como seguridad, estima y autorrealización, ya que realza en la persona la confianza en sí mismo, autovalía y autoaceptación, dado que poseer una vivienda es una necesidad y los déficits en esta área generan sentimientos de inferioridad, que se manifiestan como vivencias de vergüenza y culpa”, explicó la especialista.

viviendas-jovenes-invur

Un hogar propio para las personas con discapacidad

Olivia Cano, codirectora del INVUR, explica que el 62 por ciento de los beneficiados son mujeres en el programa Bismarck Martínez, en Managua y en los municipios la mujer representa el 73 por ciento. Subrayó que los financiamientos al Gobierno de Nicaragua garantizan que cada año más familias tengan la oportunidad de adquirir una vivienda.

Hazel de los Ángeles Pernudi Flores, de 45 años, padece lumbalgia crónica, razón por la cual tuvo que renunciar a su trabajo.

La dolencia la llevó a postrarse en una silla de ruedas. Sin embargo, poco a poco, ha logrado que su salud mejore y sus ganas de seguir adelante.

viviendas-jovenes-invur

“Me puedo movilizar con mis propias piernas, pero sin excederme, porque si lo hago el dolor es insoportable y me manda a la cama”, contó Hazel.

Habita en la urbanización Villa Jerusalén, en Managua, desde el año 2020.

“La casa me la dieron el 17 de septiembre del 2020. Antes yo vivía con mi mamá junto a mis dos hijos y esposo. Era duro vivir amontonada. Como mujer me siento completa ahora, es una alegría inmensa, siento paz porque esto es mío y ya con todo lo que me ha pasado, lo que he sufrido, no esperaba este regalo de la vida”, aseguró.

En su hogar vende gaseosas, refrescos, repostería y almuerzos.

“Yo a mis 45 años quisiera hacer más de lo que puedo hacer, pero me siento feliz porque Dios me da la fuerza día a día. Nunca habíamos visto que nos tomaran en cuenta para gozar de este gran beneficio”, señaló Hazel, quien está pagando 48 dólares mensuales por su vivienda.

Hazel contó que cuando escuchó hablar del programa de viviendas del Gobierno no dudó en levantarse a las 3 de la mañana para ser de las primeras en la fila en la Alcaldía de Managua.

viviendas-jovenes-invur

“Eran unas grandes filas, pero yo ahí estaba perseverando, junto a muchas personas aguantando sol. Muchas decían: crees que esto sea cierto y yo les decía sí porque tenía fe y le pedía a Dios que me regalara esa bendición y no me importó mi dolor en la columna”, siguió contando.

Para Hazel es crucial garantizar las mismas oportunidades a las personas discapacitadas.

“Todas las personas con discapacidad igual que yo o en peores condiciones tienen derecho a una casita y sé que con mucho esfuerzo como las hormiguitas podemos pagar nuestra casa”.

viviendas-jovenes-invur

El efecto positivo

El Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE) señala, en su informe del primer trimestre de 2022, que los resultados de la encuesta de la construcción privada arrojaron que el área construida registró un crecimiento de 17.5 por ciento en términos interanuales, y de 30.1 por ciento en promedio anual.

Con relación al área construida en viviendas de interés social dicen que el incremento fue de 86.7 por ciento con respecto al mismo trimestre del año anterior.

El desafío es seguir alcanzando mayor desarrollo social, bienestar, igualdad de derechos y oportunidades para los y las nicaragüenses.

El sueño de Angie, José Luis y Hazel es el sueño de miles de nicaragüenses que están a la espera de poder contar su historia bajo su propio techo y en su hogar feliz.

viviendas-jovenes-invur

viviendas-jovenes-invur

viviendas-jovenes-invur

viviendas-jovenes-invur