El huevo de gallina es un ingrediente fundamental en la dieta alimenticia de las familias nicaragüenses y en los últimos años su producción ha venido en crecimiento, gracias a las políticas y estrategias del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que se han venido implementando para apoyar a los grandes, medianos y pequeños avicultores.

Ese apoyo brindado desde el 2007 se ha traducido en alcanzar nuevos emprendimientos productores de huevos, mejores niveles de tecnificación y por tanto mayor calidad en el producto, generación de ingresos a las familias y contribuir a la seguridad alimentaria.

En el departamento de Masaya se ubican varias avícolas que han venido trabajando de la mano del Gobierno, a través de instituciones como el IPSA, Mefcca, INTA y MAG, una de ellas es la Avícola Yema de Oro S.A., cuyo Gerente, Julio Leiva, indicó que es importante trabajar de la mano por la bioseguridad y cumplir con los requerimientos de ley.

huevos

“Yema de Oro siempre ha estado muy preocupado por la seguridad alimentaria de nuestro país, hemos creído que tenemos una manera de trabajar muy a lo nica siempre, empujando muy fuerte. Nuestras producciones han venido gracias a Dios en crecimiento” dijo Leiva.

“La bendición de Dios ha estado con nosotros, el esfuerzo a diario que hacemos todos nuestros colaboradores de la zona y nosotros mismos, hemos alcanzado una producción de alrededor de unas 6 mil 500 cajillas por día, destacó.

Esta empresa ha sido pieza fundamental para que en Nicaragua siga creciendo la producción y el consumo del huevo, y junto con otros productores que forman parte de un conglomerado, han levantado en los últimos 12 años su consumo desde unos 60 huevos per cápita anuales hasta hoy unos 140 huevos.

Leiva mencionó que el huevo es comercializado a nivel nacional mediante una línea de distribución en departamentos como Matagalpa, Estelí, Jinotega, Rivas, Masaya, Granada y unas 7 mil pulperías en Managua.

huevos

Además de la producción de huevo y comercialización de pollo también elaboran concentrados.

“Los nicaragüenses merecemos un producto de buena calidad, así que Yema de Oro está preocupado de alcanzar esa meta, cumplir con todos los requisitos de ley del huevo de mesa y también de la carne de pollo”, acotó.

Saulo Manzanarez, médico veterinario y encargado de la Avícola Yema de Oro, indicó que en las gallinas ponedoras ellos ven la parte nutricional, sanidad, bioseguridad, que es la parte más importante en las granjas para evitar enfermedades que se pueden transmitir por contacto de otro agente.

“Llevamos un control continuo de seguimiento a cada jaula, por lo general tenemos gallinas ponedoras que cada 2 meses le damos su seguimiento con sus vacunaciones y desparasitación para que su producción se mantenga al cien por ciento”, señaló.

huevos

En la Yema de Oro cada jaula tiene capacidad de 45 mil aves. Actualmente poseen dos razas de aves, Callaway y Isa Brown y Hi-Line Brown.

Esta empresa nació en los años 50 como una granja familiar, aunque sin nombre, y es a mediados de los 90 que adquiere este nombre de Yema de Oro.

Pymes reconocen respaldo del Buen Gobierno

Las pequeñas y medianas empresas también son determinantes en la producción de huevo. La Cooperativa Avícola de Masaya ubicada en la comunidad El Chilamate, cuenta con más de 40 productores asociados.

Don Lester Estrada, Presidente de la Cooperativa, cuenta en su pequeña finca Ebenezer con 3 galeras en las que alberga unas 5 mil gallinas que a diario le producen 140 cajillas de huevo.

huevos

“Le damos gracias a Dios y a nuestro Gobierno por tener esa política de inclusión para todos aquellos sectores y en especial a este sector agropecuario, en el caso de nosotros, sector avícola. Sí se puede hacer negocio, emprender, este fortalecimiento que se ha estado dando mediante los ministerios, con microcréditos y acompañamiento ha sido un éxito en levantar la producción”, dijo Estrada.

De igual manera, el protagonista señaló que ellos venden su producto a precios más moderados para el consumidor de las comunidades cercanas que ronda los 110 córdobas, de acuerdo al tamaño.

Su hijo Jayson Saénz es quien administra la avícola y explicó que diariamente recogen los huevos y luego lo seleccionan en 4 categorías: pequeño, mediano, grande y extragrande.

Ellos han obtenido apoyo de las instituciones de Gobierno en su certificación, apoyo financiero y técnico, reforestación y capacitaciones.

“El conocimiento considero yo es una gran herramienta que nos han dado en todas las áreas, no solo en lo que es la producción sino en lo económico”, afirmó el joven.

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos

huevos