El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, reiteró el compromiso del Estado nicaragüense para atender las emergencias y tareas que demanda el pueblo de Nicaragua en este momento que el país se encuentra en estado de Alertas por el paso de una tormenta tropical Bonnie.

"Esa fuerza que nos dejan nuestros Héroes está viva en el pueblo nicaragüense y por tanto está viva también en las instituciones del Estado nicaragüense, en tanto el Estado nicaragüense no es más que una institución al servicio del pueblo con la conciencia, con espíritu revolucionario, es decir con ese compromiso de práctica cristiana, práctica socialista y práctica solidaria. Eso nos da fuerza a todos queridos hermanos de disponer de tiempo, porque sabemos que todos tenemos familia, pero tenemos compañeros, hermanos en todas las instituciones, en todas sin excepción, que están no solamente dispuestos a dar la vida por salvar la vida y la dignidad de Nicaragua y del pueblo, sino también están dispuestos a dar el tiempo que sean necesario, trabajar sin límite de tiempo, al llamado de las circunstancias, al llamado de las emergencias, al llamado de las tareas que demanda el pueblo nicaragüense", expresó.

"Así que hermanos nicaragüenses, vamos a seguir monitoreando ahí, siguiendo, en comunicación con los diferentes territorios donde está ya aproximándose con mayor fuerza este fenómeno, y luego mucha comunicación para proteger, para salvar. Bueno y tenemos un destacamento de hombres, de mujeres en el terreno, y una fuerza determinante acompañando a este destacamento como es la fuerza de nuestro Ejército y de la Policía Nacional que están por todos lados ahí para proteger, apoyar, transportar, salvar. Lo hemos visto en otras circunstancias en años recientes al Ejército salvando vidas allá en Bilwi, de aquellas comunidades que no querían desalojar el lugar y cuando están unas tormentas azotando, que hubieran muertos ahí al final y la Policía salvando vidas también de familias que se encontraban al otro lado de un río que iba creciendo y no había la forma... y un niño recuerdo, no se nos olvida esa imagen del niño, es decir instituciones que son fruto de la Revolución, Revolución que es fruto del espíritu de nuestros Héroes, de nuestros Mártires, que a lo largo de la historia han dado innumerables batallas por la justicia y por la libertad", agregó.

El trabajo que se está realizando

El Presidente Daniel Ortega dio a conocer el objetivo del trabajo que se está realizando en este momento.

"Y ahora queridos hermanos ustedes han visto cómo se ha estado trabajando, cómo las instituciones se han estado reuniendo, cómo han estado visitando diferentes territorios, cómo han hecho asambleas en diferentes puntos para lograr salvar vidas. Ese es nuestro objetivo principal, salvar vidas. Y en esa labor estamos todavía evacuando y luego ya cuando llegue con mayor fuerza en cuanto a intensidad de lluvias, agua que provocará inundaciones que tengamos a la población ya resguardada en los refugios, protegida, tomando en cuenta que conocemos más o menos la ruta que ha traído y que posiblemente va a continuar", dijo.

Informó que "en estos momentos esto tiene la categoría de Tormenta Tropical se acerca a la costa sureste de Nicaragua. Allá lo tenemos en el mapa. Esto fue hace media hora, ya ahora estará más cerca. Hace media hora estaba a 66 kilómetros al sureste de San Juan de Nicaragua, o sea va en dirección a San Juan de Nicaragua, es decir, va prácticamente en la zona fronteriza de Nicaragua con Costa Rica, de Costa Rica con Nicaragua. Los vientos máximos se han incrementado. Cuando venía avanzando incluso en el mar habían bajado los vientos, hasta cuánto habían bajado, hasta 65, ahora aquí está en el informe, se han incrementado en 10 kilómetros la fuerza de los vientos. Y lo que ha disminuido es la velocidad que lleva esta tormenta para avanzar, para caminar, o sea la caminata la está llevando ahorita a una velocidad de 28 kilómetros por hora. En otras ocasiones es más baja la velocidad".

Recordó la experiencia vivida con el huracán Juana.

"Recuerdo con el Juana se paralizaba incluso y había momentos que se detenía ahí en frente de nuestras costas y no se sabía si iba a coger para el norte, si iba a coger para el sur y estaba ahí, pasaba horas, días sin moverse. Otras veces viene con mayor velocidad avanzando, pero este viene con una velocidad de 26 kilómetros por hora y si hace media hora o una hora estaba a 66 kilómetros de San Juan de Nicaragua, pues ha avanzado ya 28 kilómetros. Estaría a 50 y pico de kilómetros, ya está más cerca pues de San Juan de Nicaragua", detalló.

"Con esta velocidad el pronóstico es de que ya esté por tocar tierra en las próximas horas. Yo recuerdo que en los partes que nos daban ayer se calculaba que iba a tocar tierra como a las 8 de la noche, no estaba tan mal el cálculo, estamos cerca, porque a lo mejor a las 8, 10 de la noche ya  está tocando tierra en una zona cercana a San Juan de Nicaragua", indicó.

"Y luego está el daño que pueda provocar como provocan estos fenómenos. Si las lluvias, una lluvia intensa ya sabemos los daños que provoca, ya no digamos una lluvia que viene con mayor fuerza de viento. Esas lluvias indiscutiblemente que provocan y son más copiosas también por la cantidad de agua que han venido acumulando. O sea los huracanes tienen a acumular, tomar más fuerza cuando vienen sobre el agua porque cargan más agua, la levantan y van tirando después agua más agua y más agua. Y esta tormenta, bueno, está en una zona de agua, ahí está el Río San Juan y si nos vamos un poquito más al norte está El Rama, otro río en otra zona, y luego está el lago, al pasar por el lago ahí tomará un poco más de agua y luego irá a salir como han salido los huracanes que han entrado por esta ruta, van saliendo ya ahí por el istmo de Rivas, ahí van saliendo y luego van enrumbando hacia el norte. O aún podrían tomar otro rumbo, así son los huracanes son impredecibles en cuanto a las rutas, los rumbos que puedan tomar", explicó.

El mandatario agregó que "esta es la información que tenemos hasta el momento, lo más importante es lo que se ha hecho, y la responsabilidad de la población. Yo he visto familias ahí por la televisión que inmediatamente, incluso en Bluefields aceptaron ir a refugios porque saben lo que significa el riesgo, el peligro y los daños que puede provocar un huracán, que puede costar vidas. Y confiando en lo que es el esfuerzo que hacen las instituciones, es el esfuerzo que hace la población organizada que ha ido tomando conciencia, pues, esperamos que gracias a Dios no tengamos víctimas que lamentar, pero todavía hay un camino que recorrer que no depende de nosotros, depende de la fuerza de la naturaleza".