El secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) Sacha Llorenti, realizó una visita a la Asamblea Nacional y el Ministerio de Educación (Mined) a fin de conocer el funcionamiento de ambas instituciones y el aporte al desarrollo social que desde ellas se impulsa.

El doctor Gustavo Porras, presidente de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional refirió: "Hemos recibido al compañero Sacha, secretario ejecutivo del ALBA, hemos conversado, hemos platicado como hermanos que somos, como hermanos en el ALBA, como hermanos latinoamericanos y caribeños y como hermanos revolucionarios que somos. Hemos tenido una conversación franca y amena, revolucionaria".

Sacha realizó un recorrido por las instalaciones de la Asamblea Nacional y destacó haber aprendido acerca de la historia y de la lucha del pueblo nicaragüense, ejemplo para América Latina y el Caribe.

“Hemos conversado sobre los grandes avances que son absolutamente palpables, son inobjetables de la Revolución Sandinista y entre las cosas que yo destaco, esos avances no serían posibles sin el liderazgo posible, sin la voluntad política, sin la decisión política y en este caso el comandante Daniel, la compañera Rosario han marcado un rumbo que está demostrado que es exitoso”, enfatizó.

Llorenti mostró su admiración al modelo de equidad de género imperante en Nicaragua, que se ha alcanzado gracias a la voluntad política y social del Frente Sandinista en el gobierno y desde sus instituciones.

“Desde la Alianza Bolivariana lo que nosotros estamos solicitando a las distintas autoridades, al compañero Porras entre ellos, es a que es imprescindible que Nicaragua enseñe, nos muestre los caminos que ha seguido para alcanzar logros tan importantes, estoy absolutamente sorprendido por el hecho de que Naciones Unidas haya calificado a Nicaragua como el quinto país en el ranking de igualdad, de igualdad de género, eso se dice muy rápido, parece muy sencillo pero implica la construcción de un sistema en el que participen no solamente las instituciones del estado sino el pueblo en subconjunto para garantizar un logro de esa naturaleza”, dijo.

“El tema de la equidad de género es sin duda uno de los temas más importantes de esta parte del siglo XXI y Nicaragua tiene muchísimo que enseñarle al mundo y desde el ALBA queremos aprender esas lecciones de Nicaragua y nada de eso hubiese sido posible son el acompañamiento de la Asamblea Nacional, sin que esas decisiones políticas se traduzcan en leyes que luego sean implementadas, aplicadas, apropiadas por la gente en subconjunto”, añadió.

Un modelo educativo ejemplar para la región latinoamericana

Asimismo, Llorenti sostuvo un encuentro con las autoridades del Ministerio de Educación con quienes profundizó en el modelo educativo nicaragüense, que se ha mantenido a la vanguardia de los países de la región ante la pandemia.

Nicaragua es uno de los pocos países, sino el único que ha mantenido la presencialidad de las clases escolares durante la pandemia, recordad que países como Bolivia durante el gobierno de facto se clausuró el año escolar pero no solamente eso, sino que acompañado de la apertura económica y de la forma desde que la salud se ha encarado la pandemia, es un caso ejemplar en el mundo”, refirió.

“También hemos aprendido cómo en Nicaragua se rompió y se viene rompiendo la lógica neoliberal destinada a crear consumidores o manos de obra simplemente en lugar de ciudadanos y ciudadanas que buscan la felicidad y además cómo la educación va acompañando ese gran logro de la Revolución nicaragüense de poner el protagonismo de la mujer, tienen una asignatura en el colegio que es ejemplar y tiene que ver con los derechos de la mujer, la dignidad, valores tan importantes”, añadió.

Por su parte, el compañero Salvador Vanegas, asesor presidencial en temas educativos, refirió que el encuentro con el secretario ejecutivo del Alba, acerca al modelo educativo nicaragüense a futuros procesos de intercambio con instituciones homólogas de la región a través del ALBA y seguir construyendo la solidaridad.

“Nos acerca al intercambio de países hermanos, países que compartimos un sentido de justicia, dignidad, de construcción de un mundo donde el ser humano sea el más importante y los derechos de las poblaciones más humildes que han sido empobrecidas por políticas neoliberales sean los primeros en la cual los estados y gobiernos inviertan y logren desarrollo humano”, subrayó.

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido

recorrido