El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, durante el acto en ocasión del Bicentenario de Independencia de Nicaragua hizo un repaso de la historia de Centroamérica, recordando que la unidad de las naciones fue fundamental para derrotar a los yanquis expansionistas, traídos a Nicaragua por los vendepatrias, y expulsados por las fuerzas centroamericanas.

"En la lucha por la independencia habían patriotas que daban la batalla por una verdadera independencia, que daban la batalla defendiendo los intereses populares. Cleto Ordoñez es un personaje que surgió, el líder más emblemático de todo ese periodo antes de la Independencia, y que lograba y logró ganarse el respeto, el aprecio del pueblo, de los pobres porque los reivindicaba. De repente venía un rico y le decía, como él era militar, le decía, te voy a dar la jefatura y el agarraba la jefatura, pero después agarraba esa jefatura para defender a los trabajadores (...) Así lideraba este personaje, el coronel Cleto Ordónez", relató.

"Y cada quien tenía su interés alrededor de la independencia. Estaban desde los realistas, es decir los que querían hacer una declaración de independencia pero donde quedaba subordinada la región a la realeza española. Y estaban los que no aceptaban ese planteamiento. Y fue en esas condiciones complejas donde no había unidad de criterios, sino que había una lucha de contrarios ahí, unos a favor de una independencia verdadera, otros a favor de una fórmula que le diera continuidad a la dependencia de la realeza, otros pensando más allá sobre todo los hijos de los españoles ya nacidos en esta tierra, pensando en  que nuestros caballos ya se hacen cargo del poder aquí para oprimir si, no para proveer la libertad, la igualdad y la fraternidad y la justicia, sino para oprimir ellos a estos pueblos y acumular entonces ellos la riqueza, que sentían que ellos ganaban, es cierto, porque eran comerciantes y todo, pero que a final de cuentas los que más ganaban eran los que estaban afuera, los que estaban en España o los más poderosos que tenían más autoridad y más fuerza aquí en la región", comentó.

Declaración de Independencia fue un paso pero no logró fortalecer la unidad centroamericana

"Y sucedió esa declaración de independencia. Fue un paso, un paso, como pasó con la Revolución Francesa, fue un gran paso, pero que allá logró remover el poder que estaba establecido. Aquí lo que hizo fue agudizar las contradicciones entre los poderes que se estaban estableciendo y que se estaban disputando el comercio, se estaban disputando las tierras que eran de nuestros antepasados indígenas, se estaban disputando el poder político para tener el poder económico", indicó el Comandante Daniel.

"Y ésta es una fecha por lo tanto en la que marcamos, la región centroamericana marca en medio de tantas contradicciones, tantas presiones, países pequeños ya contaminados por la penetración de la práctica capitalista que había llegado con la práctica comercial, la práctica de mercadeo que había llegado a Europa, ya envenado, bueno, se infectaban y no fue posible que de la declaración de independencia se lograra fortalecer la unidad en Centroamérica, ni siquiera fortalecer la unidad en Nicaragua. Aquí se declara la independencia e inmediatamente siguen chocando los mestizos y los nicaragüenses de origen mestizos que estaban más allá vinculados al poder  y los criollos, es decir los que habían nacido en estas tierras siendo hijos o nietos ya de españoles", expuso.

"Y empiezan  a chocar y ahí empieza la historia famosa de que Nicaragua llegó a la independencia y resulta que Nicaragua tenía y tuvo por largo tiempo guerras intestinas donde estaba Granada y León, ahí instalados un poder en León y otro poder en Granada. No reconocía un poder único. Enfrentados en guerra permanente, una fuerza más progresista, otra fuerza más conservadora enfrentadas", recordó.

"Y ese enfrentamiento es el que trae a Walker. Fíjense bien, en 1821 se supone que ya somos independientes, pero el problema es que aquí está la confrontación y están los que añoran todavía por regresar a ser colonia de España. Otros que buscan ser colonia de Inglaterra, y los que ya empiezan a buscar ser colonia de los Estados Unidos", dijo.

"O sea los vendepatrias vienen con el sistema, con el modelo, en la esencia del modelo capitalista, que es la antítesis del cristianismo. Ahí están todos esas actitudes, esos comportamientos diabólicos de donde salen los vendepatrias. Si los vendepatrias no son de ahora. Los primeros vendepatrias son los que defendieron el dominio de España y se opusieron, porque se opusieron", añadió.

Llegada del yanqui invasor

El Presidente Daniel Ortega también se refirió a la llegada del expansionista William Walker a Nicaragua.

"Y largas jornadas las de nuestros tatarabuelos, abuelos, en esas luchas hasta que aparece el expansionismo yanqui. Y aparece William Walker invitado por los vendepatrias, lo invitan a que venga ayudarles en la lucha para deponer al otro. Dos agrupamientos con  pensamientos políticos encontrados, asentados uno en Granada, otro en León, buscando cómo, instalando gobierno, porque teníamos un gobierno en León y otro gobierno en Granada. Y llaman a los invasores, vienen los invasores, pero no vienen  a servirle a los vendepatrias, vienen a adueñarse de la patria que no le pertenece a los invasores y no le pertenece tan poco al que está vendiendo la patria.  Y es ahí cuando es donde empieza el yanqui invasor el que se da ... proclamarse presidente de Nicaragua y los vendepatrias, ahí  los vendepatrias aplaudiéndole, rindiéndole pleitesía".

"Y empieza así la batalla. Porque ahí es en esas circunstancias cuando se dan cuenta, las cúpulas de esos grupos políticos se dan cuenta que el yanqui viene a adueñarse de Nicaragua y a volarle la cabeza a ellos también porque ya Walker había fusilado unos cuantos de los que lo habían traído. Creían que traían  a un empleado y cuando vinieron y le quisieron dar órdenes a Walker, Walker no las acató e impuso sus decisiones.  Entonces, qué es lo que hicieron, quitar y vino Walker los fusiló. Fusiló a unos cuantos de los que lo habían mandado a traer. Esos vendepatrias", reseñó.

acto-bicentenario-independencia-nicaragua

Dijo que "cuando se dan cuenta que la amenaza es total, que el yanqui invasor no va a respetarlos por muy vendepatrias que sean y que no va a reconocer gobierno alguno con nicaragüenses, sino que es él el presidente de Nicaragua, y aspira a ser el presidente de Centroamérica, entonces, solo en esas circunstancias difíciles duras para Nicaragua, duras para Centroamérica, los otros países centroamericanos se alertan y se dan cuenta que la amenaza va de Nicaragua a todos los países centroamericanos. Entonces se alertan y empiezan a ser preparativos para defenderse, previendo que el yanqui luego los fuese a invadir a ellos después de tener ya dominada a Nicaragua".

"Entonces, ellos están ahí a la espera. No se deciden a venir a Nicaragua a combatir al yanqui porque están viendo qué pasa", comentó.

En ese sentido, destacó las batallas que se registraron hace 165 años en Nicaragua.

"Y la primera batalla de San Jacinto el 5 de septiembre fue determinante para qué, para que los vecinos se dieran cuenta que al yanqui se le podía vencer. Porque en esa primera batalla salen derrotados cuando intentan tomar la posición y entonces eso animó a los centroamericanos. Se dieron cuenta que era derrotable el que parecía invencible. Y es ahí donde se convierte en más determinante todavía la batalla del 14 de septiembre. Porque la primera algunos la definen como un ataque, una escaramuza, no le dan la fuerza de una batalla pero lo importante fue que el yanqui fue derrotado, no pudo tomarse la posición".

"Ya para la batalla de San Jacinto, el yanqui se organiza mejor. Pone al frente al coronel Byron Cole, con el yanqui al frente de las tropas invasoras se refuerza y mientras tanto los vecinos viendo qué pasa. Es normal, porque si estos yanquis barren a los nicas pues no queda más esperar aquí, no nos vamos a ir a meter ahí. Entonces, en la batalla de San Jacinto se produce una derrota que tiene carácteres estratégicos para que se movilizarán todas las fuerzas de los países hermanos, de los países vecinos", indicó.

acto-bicentenario-independencia-nicaragua

"Y se juntan las fuerzas y se da, fíjense bien, desde la llegada de los conquistadores a la que se enfrentaron nuestros antepasados, como Diriangén, la resistencia que hicieron con sus hermanos ante las barbaridades que cometían los colonizadores. En ese momento cada quien daba la lucha, en El Salvador dando la lucha, en Guatemala dando la lucha, habían conspiraciones contra los conquistadores y las aplastaban de manera brutal. Ahí lo que le recetaban era calabozos con cadenas en los tobillos, cadenas en las manos, en los brazos, si calabozos simplemente por tener ideas, no estamos hablando que tomaran esas medidas represivas contra los que estaban combatiendo con las armas, o simplemente porque no estaban de acuerdo, habían algunos que se decidían a enfrentarlos y a ese pues, pena de muerte", contó.

"Y alguna concesión que dieron en esa circunstancia, que a Fray Thomas, a él lo iban a fusilar y como una gran concesión entonces bueno no se le va a fusilar, pero se le va dar cadena perpetua", remarcó.

"Entonces el país supuestamente era independiente, pero era un país que no funcionaba con normalidad. Estaban todos estos enfrentamientos que les mencionaba y Centroamérica vivía situaciones parecidas, también toda la región centroamericana", reiteró el comandante Daniel Ortega.

La verdadera unidad

El Presidente Daniel Ortega, valoró que la defensa de la soberanía, en la Batalla de San Jacinto, fue el detonante para la unidad de Centroamérica.

acto-bicentenario-independencia-nicaragua

"¿Qué es lo que nos une de verdad? Porque la unidad que se da para declarar la independencia fue una unidad donde había de todo ahí. O sea no había una consistencia de la declaración de independencia donde iba más allá que eso declararla, aunque en la práctica no hubiese la posibilidad de fortalecer la independencia en todos y cada uno de los países centroamericanos", dijo.

"Lo que une a los centroamericanos fue la defensa de la soberanía de Nicaragua  y de la patria centroamericana, porque ahí estaba amenazada toda Centroamérica. Es la decisión de Centroamérica donde se logra esa gloriosa derrota de los expansionistas yanquis", valoró.

Recordó que en su huída los invasores cometieron atrocidades como el incendio a la ciudad de Granada.

Sobre la lucha heroica de los pueblos centroamericanos dijo: "Ahí dimos una prueba de que cuando hay unidad no hay enemigo que le quiera hacer daño a los pueblos, por pequeños que sean los pueblos no hay enemigo que pueda lograr ese objetivo".

"Y podemos decir, afirmar que la defensa de Centroamérica desde la Nicaragua invadida por el yanqui invasor que se había nombrado presidente y que era reconocido por el gobierno Yanqui, esa derrota fue y es la mayor prueba de fuego que hemos tenido los centroamericanos de unidad y claro que no podemos dejar de señalar que el aporte que brindó esa declaratoria de independencia de 1821, 15 de septiembre, el aporte que brindó fue que ahí todos soñamos, nuestros antepasados, cada quien a su manera soñó que era independiente porque se había dado la declaración", indicó.

acto-bicentenario-independencia-nicaragua

"Y siendo independientes, ya en esas condiciones en que entró el yanqui invasor, ya no le tocaba a España enfrentarse al yanqui invasor, porque ya España se había retirado, ni le tocaba a Inglaterra que todavía estaba en la zona del Caribe, enfrentarse al Yanqui. No lo iba a hacer tampoco, porque ellos hicieron un pacto con los yanquis para repartirse esa parte de Nicaragua (...) Entonces ahí, tenemos que señalar y reconocer la declaración de independencia del 15 de septiembre de 1821 tiene un valor porque nos ayudó a pensar a soñar que éramos independientes y  estar claros que ahí no iba a venir España a defendernos del los expansionistas yanquis  y que no había más camino ni más alternativa que la lucha de los propios pueblos centroamericanos", agregó.

"Y entonces, podemos asegurar que la primera gran victoria de la región  centroamericana a partir de la declaración de independencia del 15 de septiembre del 21 es la unidad de Centroamérica ya independiente derrotando a los invasores.  Y eso ha sido determinante para que como naciones con todas esas contradicciones que he mencionado, con grandes debilidades con guerra entre las mismas naciones centroamericanas disputando territorio a lo largo de los años, sin lograr realmente integrarnos, unirnos, integrarnos, más bien flotando, pero nos dio la autoridad, nos dio la fuerza, el compromiso a final de cuentas de que declaramos la independencia y si de declaró la independencia en estos países, pues tenemos que hacerla realidad, tenemos que defenderla, tenemos que desarrollarla y la independencia se desarrolla con firmeza, se desarrolla con espíritu solidario, se desarrolla con justicia", concluyó el Presidente Daniel Ortega Saavedra.

acto-bicentenario-independencia-nicaragua

acto-bicentenario-independencia-nicaragua