Los habitantes de Masaya celebraron un año más la tradicional fiesta de San Lázaro en la que visten con pintorescos trajes a sus mascotas, principalmente perros.

Durante esta tradición los devotos a San Lázaro le piden por la salud de sus mascotas y otros llegan a pagar promesas.

En Masaya la gente se reúne en el parque Magdalena donde se realiza una feria que ofrece productos como alimentos, dulces y postres propios de Masaya.

El evento central fue el concurso al mejor disfraz, ya fuera tradicional o de fantasía.

A los tres ganadores se les premió con sacos de cincuenta libras de alimentos para perros además de un premio en efectivo de mil córdobas al primer lugar, setecientos y seiscientos al segundo y tercer lugar.

En este evento no pudo faltar el tradicional baile del Toro Venado el Malinche. Una pieza bailable promovida por la tradicionalista Martha Toribio, quien entregó el brindis que consistía en comida y fresco de chicha y leche con jengibre.

Los tradicionalistas no son solo de Masaya, puesto que vienen a todos lados del país.

"Es una tradición estar aquí y y a la vez una promesa porque a mi hijo se le perdió su perrita y le pidió a San Lázaro que si regresaba iba a venir acá con ella", dijo Diana López, de Managua.

"Tener una mascota es hermoso. Es importante inculcarle a los niños el amor por las mascotas, cómo cuidarlas, cómo tratarlas porque son parte de la familia y te dan alegrías", aseguró.

Asimismo, el joven Amílcar Candy, llevó a su perrita llamada Lazy. Ella tiene doce años y es de raza terrier.

"Venimos a pedir por la salud de Lazy que ha estado malita. Por su edad tenemos que cuidarla, pero no podemos dejar de venir a presentarla al Santo y por eso la vestimos del traje típico de folklore de Masaya", contó.