La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua anuncio que once hermanos de la dirección de Bomberos Unificados salieron de Managua hacia Waslala, Matagalpa para crear las condiciones e inaugurar el martes próximo 16 de marzo, otra unidad de bomberos.

La Compañera Rosario Murillo destacó que la unidad de bomberos garantizará el cuidado de las familias y las comunidades frente a siniestros que desgraciadamente siempre se dan más en estos días de verano.

Oscurana neoliberal

Recordó que se inauguró la estación número 107 y que Nicaragua apenas contaba con 32 unidades “cuando empezó a brillar el sol en Nicaragua, cuando acabó esa oscurana neoliberal, que conocimos y que padecimos, la privatización de la educación, de la salud, el robo de tantas empresas propiedad del pueblo. Hasta el tren, como dijo el Comandante hace unos días. Esos años tenebrosos con los que le pueblo acabó en noviembre de 2006 y al llegar al Gobierno ya formalmente en enero de 2007, y así como en este caso de 32 unidades de bomberos porque no les importaba ni la vida, ni la pérdida de bienes materiales de las familias pobres del país”.

Una mafia que asaltó Nicaragua

Acordémonos como nos trataban, mozos y chusma, así nos trataban, bueno ellos son la mafia, nosotros somos mozos, chusma, ellos son la mafia que asaltó Nicaragua, hasta el tres, hasta con el tres acabaron. ¿Quién puede olvidar eso? ¿Quién puede olvidar los miles de familias abandonadas sin atención en salud? Cuánta gente murió en esos años terribles como resultado de la no atención a padecimientos crónicos, a enfermedades difíciles. Cuánta gente murió y cuanta gente perdió la capacidad de alimentarse, la capacidad alimentaria, porque a los campesinos les arrebataron las tierras, los negociantes, la mafia”.

Si nosotros somos chusmas, ellos son la mafia, y esa mafia difícilmente puede contar con el aprecio de las familias nicaragüenses, porque nunca se olvida ese abandono, esa crueldad, esa humillación permanente que representó el neoliberalismo en esta Nicaragua bendita”.

Esta Nicaragua que vive con fe y que quiere, porque queremos cumplir los preceptos cristianos de bien común, amor, al prójimo, ese es el cristianismo que promueve en todos nosotros un sentimiento de fraternidad que debe prevalecer”.

Waslala, de 32 a 107. Solo hagamos el cálculo de todo lo demás. Hospitales, centros de salud, puestos de salud, atención a las mujeres, atención a los pacientes crónicos, atención a la discapacidad, atención a la enfermedad renal”.

Cuánta gente ha tenido tantas versiones sobre cómo se produce la enfermedad renal en Nicaragua y de donde viene y ya sabemos cuántas versiones hay, pero bueno, no es la versión, es atender, es la atención y es la lucha por la vida, acompañando con tratamientos como lo que hay ahora a las familias, a las personas que padecen este terrible mal”.

"¿Cuántas unidades de hemodiálisis teníamos? Vamos a pedir los datos, en este Día Mundial del Riñón, cuántas unidades de diálisis había, cuantos hay ahora, y cuanto costaba una diálisis, una hemodiálisis. Y qué paga ahora la gente, porque la salud es derecho, un derecho esencial que hoy tenemos todos los nicaragüenses gracias a Dios”.

Promueven la maldad y mentiras

Nuestro reconocimiento, y agradecimiento infinito al gran poder de Dios, que nos da la energía, el coraje para luchar y para seguir venciendo, porque nuestra lucha es por el bien común y es por la vida digna y es por los derechos que todos merecemos. Salud, educación, tanta esperanza en todas partes, esa es la lucha contra la pobreza, ese no es un discurso vacío, ni son esas informaciones nada virtuosas, virtuales, ¿Qué promueven? Maldad, ¿Qué promueven? Mentiras”.

Ya vimos cómo se cayeron las mentiras en Brasil y en todas partes se van cayendo porque las mentiras no caminan, las mentiras estanca, y la mentira también pudre al que miente. Porque de verdad esos sapos y culebras que salen de tantas minúsculas bocas, no pueden generar vitalidad, al contrario, se estancan, esas cuantitas personas que destilan odio, que no tienen que hacer, que viven de un ocio, que les financian ya sabemos quiénes, ocio para ellos productivos, no tienen nada que hacer que producir mentiras, calumnias, infamias, todos los días”.

Ah, pero la gente ya sabe, la gente los conoce, ni pudieron, ni podrán con mentiras, con falsedades, con falsificaciones, alterar la paz, la tranquilidad y el alma luchadora de las familias nicaragüenses”.

Así nosotros, el pueblo de Nicaragua, el pueblo que quiere paz, el pueblo que quiere trabajo y seguridad, que quiere estabilidad, va adelante. Todos los días inaugurando cantidad de obras paras las familias y comunidades. Luchando, acompañando, respaldándonos unos a otros, acompañándonos, para luchar junto contra la pobreza, en este espíritu de elevada dignidad, de defensa de nuestra soberanía nacional. Nuestra soberanía cultural también. Nuestra cultura, nuestra identidad”, apuntó la Compañera Rosario.

Nos defendemos juntos, porque defender la cultura, el arte, es defender la vida, que defendemos en todas sus formas, incluyendo el vientre materno o desde el vientre materno. Pero defender la vida es también afirmar: con odio, con crímenes terroristas nunca más”.

Y el pueblo sabe quiénes nos mataron, quienes nos secuestraron, quienes nos violaron, quienes quisieron paralizar, para dominar, para volver a instalarse en el robo y el saqueo de los bienes de los nicaragüenses. Sabemos quiénes son, y bueno, no repetición y nunca más. Con odio nunca más”.

Dijo que aquellos que se atrevieron a jugar con la paz, que se atrevieron a generar tanto sufrimiento a tantas madres. “De eso no se habla. De eso no hablan, como que pudieran repartirse los muertos. ¿Y quiénes produjeron la muerte? ¿Quiénes son los asesinos? ¿Quiénes son los que mandaban cámaras y gentes que se decían periodistas antes que sucedieran las masacres, las desgracia? ¿Quiénes son? Todos sabemos. Y no olvidamos”.

Reconciliación sí, pero no olvido

En este sentido dijo que la reconciliación es un deber, pero no el olvido. “Porque no repetición es un deber, y también diferenciar entre gente con actitud, con amor al país, a la Patria y gente perversa que pretende seguir generando desgracia, odio. No bienestar para los nicaragüenses. No les importa, si hay pobres o no hay pobres. Somos chusma y ellos son mafia, somos chusma y ellos son mafia. Somos mozos y ellos son los patrones que desgraciadamente e históricamente asaltaron los derechos de tantos trabajadores del campo y la ciudad”.

Sabemos quiénes son y bueno, ellos saben que sabemos, ellos saben que el pueblo no olvida, ese atraco, ese ataque, esa alteración de la vida, y de la vida buena, tranquila, de los nicaragüenses, sobre todo esa alteración de los rumbos de desarrollo intencional. Además, financiada y guiada por quienes ya sabemos”.

Esa alteración intencional creyendo que así nos derrotarían a nosotros los nicaragüenses que venimos de castas luchadoras, Venimos de una raza que nos llena de orgullo. Indígena, Patriota, héroes nacionales, y todos somos héroes en esta lucha para defender la paz, la vida y el derecho que tenemos a seguir y a salir adelante para vencer la pobreza, que no lo olviden, somos un pueblo de coraje, somos un pueblo valiente, y somos trabajadores y el trabajo, la estabilidad, la seguridad, la paz, son las prioridades de las familias nicaragüenses”.

Capital…

Hay quienes se ufanan de llamarse gran o mediano, o no sé cuánto, calificativo que le anteponen a palabra capital, pero que recuerden que esa palabra tiene una historia y es parte de una filosofía y de modelos que desgraciadamente explotan y humillan a las personas. Y a las personas de bien, mujeres, hombres, familias”.

Recordó la Compañera Rosario Murillo que recién el triunfo de la Revolución “cuando visitamos las bananeras al lado de Chinandega, las condiciones terribles en que esas compañías y sus socios locales mantenían a los trabajadores. Condiciones de humillación, de indignidad, condiciones infrahumanas”.

A eso nos condena, no hay propuesta de prosperidad. Nos condena a esas condiciones, a esos cajones donde debían vivir familias enteras, sin ningún respeto por su dignidad humana. Esa es la historia, esa es la historia, por eso decimos el trabajo honrado, digno potente de las familias en todas partes, que vamos paso a paso, poquito a poco ganando el sustento y mejorando, y prosperando en nuestras vidas con el respaldo de un gobierno que se compromete, que se ha comprometido, que tiene como ideales esenciales la lucha contra la pobreza, que ha demostrado además en todo tiempo, esa efectividad, esa responsabilidad, esa experiencia de lucha compartida de lucha contra la pobreza, cada uno en su rol, el gobierno facilitando, el gobierno promoviendo, el gobierno respaldando, y las familias que son gobiernos porque somos Presidentes en Nicaragua caminando hacia adelante con el trabajo, la estabilidad, la seguridad y la paz, como metas esenciales de esa lucha que va adelante, en la que vencemos y la que seguimos venciendo, Dios mediante”.

Así que no se atrevan. No jueguen con la paz, al contrario: con odio nunca más, trabajemos con amor y esperanza. Esa es la esencia de nuestra formación, de nuestra convicción de bien común, de cristianismo y de solidaridad”.

Adelante, saludos de nuestro Comandante Daniel para toda la familia, para todas las personas, para hermanos y hermanas de todas las edades, en la convicción, en la certeza de que avanzando en bien común vamos adelante. Es nuestro el porvenir, y vencemos y venceremos de la mano de Dios, y con amor en primer lugar, amor entre nosotros, fraternidad, hermanos todos y amor a Nicaragua que es nuestra Patria bendita y que será porque es siempre, siempre digna, soberana, libre. Gracias Compañeros y es nuestro el porvenir”, finalizó.