Nicaragua participó este 24 de Noviembre, en la Consulta regional de alto nivel para América Latina y el Caribe del Panel de Alto Nivel sobre Responsabilidad, Transparencia e Integridad Financiera Internacional para el Logro de la Agenda 2030 (Panel FACTI), la cual fue presidida por la Señora Dalia Grybauskaitė, ex-Presidenta de Lituania.

El Panel FACTI está compuesto por 17 miembros de alto nivel en el ámbito de la formulación de políticas, el mundo académico, la sociedad civil y el sector privado. Su trabajo se organiza en tres áreas: cooperación en materia tributaria; rendición de cuentas, información pública y lucha contra la corrupción; y cooperación internacional y solución de controversias.

Por Nicaragua, el Compañero Doctor Paul Oquist Kelley, Ministro Secretario Privado para Políticas Nacionales de la Presidencia de Nicaragua participó como uno de los oradores principales invitados en el evento de alto nivel, lo acompañaron los Compañeros Jaime Hermida Castillo, Embajador, Representante Permanente de Nicaragua y Jasser Jiménez, Embajador, Representante Permanente Alterno de Nicaragua de la Misión de Nicaragua ante las Naciones Unidas.

Compañeros de la Misión Permanente de Nicaragua ante las Naciones Unidas: Jaime Hermida Castillo, Embajador, Representante Permanente y Jasser Jiménez, Embajador, Representante Permanente Alterno.

 

El Compañero Oquist señaló que la transparencia e integridad financiera de empresas, personas e incluso Países son violentadas por los Países que imponen medidas coercitivas unilaterales.

En este sentido, instó a la comunidad internacional a reemplazar las políticas ilegales del unilateralismo por los mecanismos ya establecidos, que nos permitan alcanzar un orden multilateral de reglas legales.

Los oradores y participantes compartieron acciones conjuntas que pueden ser implementadas por la comunidad internacional para promover la responsabilidad financiera, la transparencia y la integridad, en las tres áreas de trabajo del Panel, las cuales serán incorporadas en el informe final del Panel, que será publicado en febrero del 2021.

 

Señora Dalia Grybauskaitė, ex-Presidenta de Lituania y Copresidente del Panel FACTI y Compañero Paul Oquist.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

TRANSPARENCIA E INTEGRIDAD FINANCIERA INTERNACIONAL

CONSULTA REGIONAL DE ALTO NIVEL

24/11/2020

 

Dr. Paul Oquist

Ministro Privado para Políticas Nacionales

Presidencia de Nicaragua

 

Esta reunión se da en momentos históricos, en la que enfrentamos una de las más grandes crisis mundiales debido a la pandemia COVID-19, que va causando pérdidas devastadoras y mucho dolor a la humanidad. Se ha agudizado el desempleo, el hambre, la falta de acceso a la salud, la pobreza, la concentración de riquezas y la desigualdad, entre otras crisis que han venido azotando a la humanidad desde antes de esta Pandemia, todo a causa de un sistema neoliberal depredador e injusto.

La transparencia e integridad financiera internacional a como bien lo mencionan tienen muchas deficiencias, pero debemos plantearnos si el sistema en general no está hecho para fallar, cuando se depende de un sistema interbancario SWIFT dominado por un país que se cree dueño de la verdad, imponiendo medidas coercitivas unilaterales financieras a quien quiera.

Es de esta manera que la integridad financiera de empresas, personas e incluso países viene siendo violentada por otros países que se creen moralmente superior a los demás, se auto designan vigilantes mundiales, que piensan que todo el mundo debe obedecer sus edictos administrativos y actúan como policía, jueces, jurado y verdugo, imponiendo medidas financieras. Todo esto es rezago en pleno siglo XXI de la mentalidad colonialista y neocolonialista de siglos anteriores.

No podemos hablar de transparencia e integridad financiera cuando en pleno siglo XXI se siguen violando derechos universales a países, empresas y personas. Recordemos que la aplicación de estas medidas coercitivas y unilaterales, más aún en este momento de pandemia se consideran un crimen de lesa humanidad, al afectar la capacidad de salud pública y servicio de salud, violando la carta de Naciones Unidas y los principios de Derecho Internacional, incluyendo artículo 7, numeral 1, literal K del Estatuto de Paris. Si realmente como comunidad internacional queremos un orden multilateral de reglas legales, debemos reemplazar esas políticas ilegales del unilateralismo por los mecanismos ya establecidos.