El presidente de Nicaragua Comandante Daniel Ortega Saavedra, durante el acto de traspaso de la Presidencia Pro Tempore de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC) abordó los ejes temáticos de esta organización.

Uno de los temas abordados fue las Operaciones a la Seguridad Ciudadana y Operaciones de mantenimiento de Paz y lógicamente ahí está el tema del narcotráfico y el crimen organizado, donde “nosotros, los países de Centroamérica somos víctimas de nuestra ubicación”.

Y como estamos aquí en este punto de paso, punto de paso, desde la época de nuestros antepasados, buscaban como avanzar las grandes civilizaciones. En México avanzar hacia el Sur, y el del Sur, buscaban como avanzar las grandes civilizaciones hacia el Norte. Y se encontraron con Centroamérica, con ese pasillo, pero enfrentamos el tema del narcotráfico y el crimen organizado y los países centroamericanos”, explicó el Comandante Daniel en su intervención.

Dígase lo que se diga no somos, nuestro pueblo, no somos consumidores, más de uno, más de alguien lógicamente, pero este no es ningún mercado atractivo para los que producen la droga en el sur del continente, no es mercado atractivo Centroamérica, tal vez hay para un narcomenudeo, pero son centavos”.

Dijo que No, la droga se produce, y se produce en enormes cantidades en el Sur, por que saben los narcotraficantes que hay un gran mercado. Ellos trabajan con la lógica de las políticas del mercado, es decir el narcotraficante no se va a meter a comercializar un producto que no tenga un buen mercado, y resulta que la droga es uno de los productos que tienen el mejor mercado del mundo, es el mercado de los Estados Unidos de Norteamérica, primera potencia mundial en el orden económico, en el orden financiero, en el orden militar, es la primera potencia mundial, entonces tiene capacidad”, enfatizó.

Hizo referencia a que miles y millones de ciudadanos norteamericanos tienen capacidad para comprar esa droga, que cuando sale de Colombia, vale centavos y en la medida que va avanzando por Centroamérica y pasado por México, y llega a los Estados Unidos ya vale millones.

Entonces siguiendo las reglas del mercado, pues ellos están actuando como buenos empresarios, buscando una ruta que les de mayor ingreso, la mayor rentabilidad y nosotros somos víctimas, porque, porque a nosotros los centroamericanos, año con año, en los informes que presenta el gobierno norteamericano, nos acusa, nos señala, cuando ellos bien saben y lo saben los organismos de inteligencia de los Estados Unidos, lo sabe. El ejército norteamericano, que mantiene relaciones con todos los ejércitos centroamericanos, sabe cómo se realizan operaciones incluso conjuntas para combatir el narcotráfico y el crimen organizado, cómo con nuestros limitados recursos logramos contener, capturar narcotraficantes y toneladas de droga año con año”, subrayó.

No, pero ellos quisieran que aquí nosotros cerráramos el paso completamente, pero no es posible, porque cuando los narcotraficantes sientes que el paso terrestre se viene cerrando, como se ha venido cerrando, entonces se van a recorrido marítimo. Y siguen lógicamente con el recorrido aéreo donde van dando saltos hasta que llegan a los Estados Unidos”, explicó.

Continúo: “Entonces aquí el problema está en los países desarrollados que son los grandes consumidores de la droga, no somos nosotros, no son los países centroamericanos. Y se vuelve un problema ético para los países desarrollados, se vuelve un problema ético un problema moral para los Estados Unidos”.

El Comandante Daniel fue claro en señalar que “con qué autoridad moral vienen a querer juzgar al mundo y querer juzgarnos a nosotros mal en el combate contra el narcotráfico y crimen organizado y luego continuamente nos están acusando”.

Sabemos de los esfuerzos que hacemos, porque los hacemos coordinados con ellos, con sus organismos, con sus aparatos de inteligencia, con las fuerzas navales que mueve los Estados Unidos en la región para el combate contra el narcotráfico. Con qué moral, cuando el problema lo tienen ellos allá. Ellos tendrían que hacer un esfuerzo realmente inmenso para promover en el pueblo norteamericano, en la juventud norteamericana condiciones que no lleven a la juventud a la droga”, sentenció.

Pero es que, además, si la droga penetra a los Estados Unidos, pues penetra por la frontera norteamericana, penetra por las fronteras terrestres, penetra por vía aérea también. Penetra por la vía marítima por los puertos norteamericanos y entonces ahí mismo ellos tienen una enorme responsabilidad porque a pesar del poderío que tiene Estados Unidos. No ha tenido la capacidad o no quiere tener la capacidad de cerrar esas entradas, porque esa droga entra a territorio norteamericano, porque ahí agentes aduaneros, hay oficiales, hay funcionarios, que son parte de la red del narcotráfico que facilita la entrada de la droga a los Estados Unidos, denunció el presidente de Nicaragua.

Añadió que luego que la droga entra a territorio norteamericano, “están las enormes redes en los diferentes estados y en los diferentes barrios, donde también está contaminada. Eso que vemos en las películas, de vez en cuando, donde aparecen autoridades de todo tipo, civiles, militares, aparecen totalmente comprometidas con el narcotráfico, son las que facilitan la distribución de la droga, del veneno en el pueblo norteamericano y la juventud norteamericana”.

Reiteró que entonces “ellos tienen la mayor responsabilidad y nosotros sencillamente hacemos todo lo que esté en nuestras capacidades y lo seguiremos haciendo aunque nos sigan descalificando lo seguiremos haciendo porque es un deber nuestro librar esta batalla, librar esta lucha”.

Estamos en la ruta del Bicentenario de la Independencia

El presidente Daniel Ortega también recordó que estamos en la ruta del Bicentenario de la Independencia “y hoy, en este acto estamos dando una muestra de honrar a los que lucharon y defendieron la independencia de Centroamérica”.

Recordó que Centroamérica era una sola unidad, una sola nación, “bueno y seguimos siendo realmente países que necesitamos integrarnos complementarnos cada vez en todos los campos, económicos, sociales, educacional, técnico, productivo, comercial, integrarnos más y lógicamente en el campo militar, en el campo de la defensa con una agenda que no es para la guerra, esta es una agenda para la paz la que tiene la CFAC no una agenda para la guerra”.

Felicitó al General Julio César Avilés, “que ha asumido como él sabe asumirlo con una enorme responsabilidad, con una enorme disciplina, con una enorme dedicación al trabajo. Ha sabido asumir esta jefatura de la CFAC que le correspondió a Nicaragua en el proceso que llevan de rotación”.

“Y nos sentimos también, lógicamente honrados en este día, porque tenemos al Mayor General José Manuel Castillo Castillo de las Fuerzas Armadas de la hermana República Dominicana y a él el General Avilés le ha entregado el bastón de mando de la CFAC y lo tiene ya República Dominicana. Felicidades querido hermano, para ustedes, para las Fuerzas Armadas de República Dominica, para el pueblo dominicano y todo nuestro cariño y aprecio para el presidente Luis Abinader. Saludos para todos y el pueblo dominicano”.

Entonces tenemos ya al nuevo presidente de la CFAC y decirles que seguimos comprometidos en esta lucha, hoy más que nunca cerrando más filas”, enfatizó.

Señaló la importancia de enfrentar mejor los desastres que sigue provocando el huracán, “es cierto que ya salió, pero dejó las lluvias, es cierto que ya salió, pero ahí se está formando otro, no podemos confiarnos, no nos podemos confiar. Y bueno el máximo de cooperación entre todos nosotros para enfrentar detalles de huracán, salvando vidas, unir brigadas, unir esfuerzos en nuestros respectivos países, ahí donde tengamos situaciones más críticas para darnos la mano como hermanos”.

Felicidades hermanos centroamericanos de la CFAC y les decimos aquí está Nicaragua siempre dispuesta a trabajar con ustedes, a ir adelante con buen ánimo y con la bendición de Dios alcanzar frutos de paz, frutos de esperanza, frutos que nos permitan terminar con la pobreza”, finalizó el comandante presidente Daniel Ortega.