El gobierno de Nicaragua, a través del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) impulsa el mejoramiento de la producción en el país y para lograrlo fortaleció el componente de investigación en los diferentes rubros productivos.

Claudia Cárdenas, codirectora del INTA y Luther Casco, director de investigación de esa institución, expusieron durante una entrevista con el periodista Alberto Mora, que las investigaciones que se desarrollan tienen como protagonistas a los productores y por esa razón procesos como las transferencias de tecnología y el desarrollo de buenas prácticas han tenido un impacto positivo en la producción nacional.

Desde el INTA estamos siempre en los procesos de investigación. Investigando con los productores, porque hay que mencionar que no trabajamos solos, el productor es el protagonista principal de los procesos de investigación, por eso es que hemos llegado a un nivel satisfactorio de lo que es la multiplicación y transferencia de los resultados de las investigaciones”, dijo Cárdenas.

Explicó que la transferencia de tecnología se hace a través de los bancos comunitarios de semillas, que son agrupaciones de productores que en conjunto con los técnicos del INTA, hacen la validación de estas investigaciones.

Expuso que en todo el proceso, los productores aprenden cómo seleccionar las semillas de calidad, y en la actualidad se está realizando el trabajo para certificar varios bancos de semillas, que son fundamentales para que los rendimientos de rubros como maíz, frijol y arroz, registren incrementos en los últimos años.

Por su parte, Luther Casco expuso que el cambio climático ha sido un gran reto para todo el sector productivo y ha enseñado que hay que adaptarse ante condiciones cambiantes.

En ese sentido, destacó que “en los últimos 10 años como institución hemos generado más de 65 variedades en los diferentes rubros”. “Uno de los rubros que más hemos trabajado es el frijol, hemos identificado más de 10 variedades que están adaptadas a la sequía, buscamos que el frijol logre producir con la menor cantidad de agua”, comentó.

Detalló que el INTA cuenta con más de 800 bancos comunitarios de semillas a nivel nacional, y la meta es crecer en los próximos dos años a 1 mil 600 bancos .

Destacó que los productores han venido incorporando a su sistema nuevas prácticas de manejo desde el hecho de cambiar la forma de siembra respecto a la densidad de plantas.

Es por ello que “las instituciones del sistema hemos venido trabajando en que la gente vaya integrando esas prácticas y tecnologías que también trabajamos nosotros, desde la siembra del cultivo, el manejo hasta la etapa de la cosecha y postcosecha”, comentó.

Casco refirió que el trabajo del INTA es generar tecnologías que permitan a las familias adaptarse a estas condiciones, además de mejorar rendimientos sin caer en incremento de deforestación y daño de los suelos, de manera que la producción se desarrolle de manera sostenible.

También precisó que el INTA cuenta con 13 centros de desarrollo tecnológico distribuidos a nivel nacional, y cada uno se especializa en diferentes cultivos. Además, se han desarrollado 54 guías tecnológicas que contienen información por departamento, municipio y zona agroecológica, para uso de los productores a nivel nacional.

Otro de los rubros que el INTA está impulsando es el crecimiento de la porcicultura, con la implementación de granjas porcinas de mejoramiento genético.

Informaron que este año se han inaugurado dos granjas y próximamente se inaugurarán cuatro en Pantasma, Nueva Guinea y Muy Muy, donde se estarán trabajando con 4 o 5 razas de cerdos.

El programa apunta a que las familias puedan tener animales más productivos, que se engorden fácilmente y va dirigido a las pequeñas familias productoras, comentó Luther Casco.