Una vez más el pueblo y gobierno de Taiwán brindan su apoyo a las familias nicaragüenses, esta vez con la entrega de 12 jaulas flotantes destinadas a 3 cooperativas de pescadores del departamento de Chinandega, quienes a su vez están recibiendo asistencia técnica en el uso de las mismas, así como en la elaboración de insumos alimenticios para la crianza de pargo lunarejo.

En total son 42 los protagonistas quienes a su vez cuentan con el respaldo del gobierno a través del Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura (Inpesca) que desde hace más de 10 años impulsan la maricultura en las zonas costeras del país.

“Los pescadores contaban con jaulas artesanales, pero ahora cuentan con un mejor nivel técnico, lo cual les permitirá mejorar la productividad, solo en enero de 2020 lograron una venta de 636 mil córdobas, ahora con esta nueva herramienta podrán obtener mejores producciones puesto que cada jaula tiene una capacidad para 5 mil peces”, destacó Edward Jackson, titular de Inpesca.

INPESCA3

La asistencia brindada por la misión técnica de Taiwán ha jugado un rol fundamental en la formación de los pescadores que por años han trabajado de forma artesanal y en condiciones limitadas debido a la falta de herramientas, brecha que poco a poco van superando.

“Con este proyecto, los miembros de nuestra misión técnica han ayudado a muchas familias de Chinandega, quienes hoy cuentan con este oficio de poder cultivar peces en jaulas flotantes. Es un beneficio grande y estamos contentos de apoyar al pueblo, de enseñarles a elaborar más jaulas, concentrado y sobre todo a obtener nuevas técnicas para desarrollarse aún más en el futuro”, expresó el embajador de Taiwán Jaime Chin Mu Wu.

Por su parte, los pescadores de la zona, cómo Néstor Álvarez destacan que las jaulas flotantes sin duda mejorarán los niveles de producción y en el manejo y procesamiento de alimentos para estos peces que ya están siendo incluidos en las exportaciones del país.

INPESCA3.