El general Augusto C. Sandino nació en Niquinohomo, un municipio del departamento de Masaya, Nicaragua, y fue ahí que vivió en carne propia las desigualdades sociales.

Su mirada desde muy joven se dirigió a los campesinos. Los grandes despojados de derechos y oportunidades. Su voz se alzó para defenderlos y abrir su pensamiento al mundo.

Ese pensamiento de Sandino, reforzado tras largas lecturas de hombres y mujeres con sus mismos ideales, lo llevó a crear el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, desde las entrañas de las montañas nicaragüenses, en un momento clave de la historia, donde las fuerzas invasoras norteamericanas apoyadas por grupos de vende patrias querían despojar la soberanía de todos los nicaragüenses.

El historiador Clemente Guido nos acerca a ese Sandino visionario, pensador y soñador.

El general Sandino tenía muy claros sus pensamientos sobre Nicaragua: el nacionalismo, la soberanía nacional, la solidaridad entre los pobres, la clara definición de la clase política tradicional de su tiempo, tanto liberales como conservadores que terminaron siendo enemigos de él”, dijo Guido, desde su escritorio en la Dirección de Patrimonio Histórico.

sandino-nicaragua

Los nuevos documentos de Sandino que están surgiendo a partir de la apertura del archivo nacional de Estados Unidos de la sección correspondiente a la invasión a Nicaragua nos ayudan a comprender un poco que Sandino tenía claridad de lo que quería, hacia dónde iba”.

Al preguntarle a Clemente Guido: ¿Qué quería el general Sandino antes del 21 de febrero de 1934? contestó: “Quería una nación soberana, pero no excluyente de las demás naciones, sino integrada a través de un pensamiento bolivariano, que él lo dejó bien claro en su manifiesto, donde él veía que los Estados Unidos de Norteamérica siempre iban a ser una amenaza para la soberanía de los países latinoamericanos”.

sandino-nicaragua1

Planteaba la conformación de un gran bloque latinoamericano nacionalista frente a los Estados Unidos de Norteamérica, que siempre Sandino lo vio como un agresor de las naciones y de las nacionalidades. Planteaba la creación de un ejército latinoamericano, un gobierno unificado latinoamericano, un sueño que también era el de Bolívar, que no logra materializar porque su vida es interrumpida violentamente el 21 de febrero”, afirmó.

El general Sandino no muere solo, aquel 21 de febrero

Al hablar del magnicidio de Sandino es importante mencionar que no murió solo. A él le acompañaban combatientes, amigos y el pueblo que le apoyaba.

Él es asesinado junto a Juan Pablo Umanzor, Sócrates Sandino, Francisco Estrada y también lo siguen en el martirio no sabemos cuántos militantes sandinistas de Wiwilí que estaban en una cooperativa de paz, donde estaban produciendo queriendo sacar a Nicaragua adelante económicamente y posteriormente la persecución en las montañas a todo aquel que fuera sandinista”, aseguró Guido.

Pensamiento vivo de Sandino

El pensamiento del general Augusto C. Sandino no se estudia como páginas muertas de la historia. El pensamiento de Sandino es vigente, vive en miles, millones de personas en Nicaragua y el mundo.

El pensamiento de Sandino y sus sueños son reconstruidos 86 años después por el liderazgo del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, quienes bajo la bandera roja y negra del Frente Sandinista de Liberación Nacional llevan bienestar, salud, educación y progreso a los millones de nicaragüenses.

Los Estados Unidos ahí están. Siguen siendo los mismos, la prepotencia sigue siendo la misma, la falta de respeto a las dignidades de los pueblos sigue siendo la misma y por lo tanto Sandino tiene que seguir siendo el mismo a través de sus herederos militantes de la causa sandinista”, recalcó.

nicaragua-sandino

Sandino rompe con las paralelas históricas no solo como partido sino desde el punto de vista de las ideas y crea una opción nueva en Nicaragua a como es el Sandinismo, que se desarrolla en la clandestinidad, se enlaza con un Carlos Fonseca y los fundadores del Frente que de dan a la bandera de Sandino nueva vida”, resumió el historiador, quien es director del área de Patrimonio histórico de la Alcaldía de Managua.

Un sueño de desarrollo que se hizo realidad

Sandino soñaba y trabajaba con los campesinos para lograr el desarrollo agrícola, por ello crea el cooperativismo, que hoy es seguido por miles de personas que trabajan a diario la tierra.

Y no solo soñó con una agricultura sólida que permitiera la abundancia de alimentos. El sueño de Sandino se orientó a la educación y a la salud gratuita con calidad y calidez.

En el hospital oftalmológico del municipio de Ciudad Sandino, en Managua, llegan centenares de personas a buscar una mejoría y cura para sus problemas visuales. Desde el 2016 atiende el personal médico nicaragüense a través del programa Operación Milagro, creado en Cuba, quienes por años arribaban al país para realizar jornadas quirúrgicas. Hoy son los especialistas nicaragüenses quienes atienden diariamente a personas de escasos recursos económicos.

Operación Milagro es un programa emblemático. Han sido beneficiadas más de 20 mil familias con los procedimientos quirúrgicos y más de 200 mil familias han recibido atenciones en los últimos años y este es un logro siguiendo esos principios del general Sandino”, explicó la directora del Centro Nacional de Oftalmología, Francisca Rivas.

Aquí los atendemos por la primera causa de la ceguera que es la catarata. Atendemos también personas con problemas de pterigión y procedimientos láser. Antes de este programa muchas personas quedaban ciegas porque con otros gobiernos las personas tenían que pagar los insumos médicos y los pacientes asegurados no tenían cobertura, es una bendición para nuestro país este programa que sigue las mismas técnicas u habilidades de los médicos cubanos”, subrayó Rivas.

La Organización Mundial de la Salud estipula que teniendo en cuenta las proyecciones de envejecimiento de la población se tienen que realizar 2 mil cirugías de catarata por millón de habitante, cifras a las que ha llegado Nicaragua gracias a este programa que encaminó con su pensamiento Sandino.

Faustino Novoa, llegó desde Tola, departamento de Rivas, al sur de Nicaragua, para dar seguimiento a su ojo tras su operación.

La atención es muy buena. Más no podemos pedir. Esperamos que cada día Dios sea el que alivia todas las enfermedades. Fui operado de pterigión y estoy ahora revisando mi visión porque tengo catarata y espero primero Dios operarme pronto y este es un derecho de todos los ciudadanos y es satisfactorio que un gobierno vea por los pobres”, contó Faustino.

El manifiesto Luz y Verdad es continuado por la juventud del siglo XXI

El manifiesto Luz y Verdad fue suscrito el 15 de febrero de 1931. En el, él general Sandino deja claro que el principio de todas las cosas es Dios. Y fue Dios quien hizo justicia al general Sandino al liberar al pueblo de Nicaragua de la tiranía en 1979.

Maxwell Mairena, es uno de los miles de jóvenes que se han identificado con ideología y visión del general de hombres y mujeres libres.

Yo me enamoré del pensamiento de Sandino tras leer su manifiesto Luz y verdad. Ahí se refleja su espiritualidad, deja ver su amor hacia la justicia divina que es lo que protegió a su ejército. Dejó claro que los nicaragüenses debemos sacar de Nicaragua a los invasores para defender nuestros problemas y salir adelante unidos como país”, habló.

Finalmente, conocimos el pensar de Gabriela Martínez, una joven que se integró a los movimientos de Juventud Sandinista con el objetivo de vivir de cerca el acompañamiento al pueblo.

Antes de entrar a la juventud no me imaginaba cómo era el trabajo. Nosotros buscamos cómo impulsar actividades en beneficio de los nicaragüenses. Antes no hacía nada que realmente ayudara al país. Somos parte de un cambio y es el reflejo de las Ideas de libertad del general Sandino”, señaló.