A las honras fúnebres de Juan Ramón Ramos, "Indio Emilio" se hizo presente el sandinismo histórico, destacando la presencia de los combatientes que integraron el Frente Norte Carlos Fonseca Amador, del que este gran héroe sandinista también fue miembro en su lucha por ver una Nicaragua libre.

El comandante Leopoldo Rivas, coordinador nacional del sandinismo histórico, señaló que Juan Ramón Ramos entró a la guerrilla desde muy niño y poco a poco fue adquiriendo las habilidades de guerrillero, formándose política e ideológicamente hasta llegar a constituirse en un cuadro destacado.

"Todos los compañeros que lo acompañaron reconocen en él características sandinistas como la humildad, la sinceridad, la fraternidad. No podía ver a un compañero en una situación mala, porque no se sentía contento si no ayudaba. Y eso era él, un humilde y sencillo, pero revolucionario a toda prueba, con una moral probada en los combates y en la lucha que dirigió el Frente Sandinista y encabeza actualmente, dirigido por el comandante Daniel Ortega", dijo Rivas.

Para quienes lo conocieron como militante y revolucionario, Juan Ramón era un hombre muy humano y muy compañero, con una inteligencia sobrenatural.

"Nosotros los revolucionarios compartimos el dolor, quizás uno más, porque estuvimos de cerca, no se rindió ante el enemigo en aquellos momentos, luchó para no rendirse ante la muerte. La tierra que le vio nacer lo espera, para recibirlo así como le vio nacer", indicó el combatiente histórico Serafín García.

Otro combatiente histórico es Carlos Modesto Suárez, conocido como "Juan Dique", quien expresó que se debe continuar la lucha del "Indio Emilio".

"Hay que guardar toda su experiencia, su honestidad que tuvo durante toda su vida de lucha, tanto en la ciudad como en el campo", refirió Suárez.

Juventud debe conocer su historia y seguir legado

La juventud nicaragüense está comprometida a seguir el legado y conocer la historia de este héroe sandinista que jugó un papel importante en diferentes etapas de la Revolución.

El comandante Rivas manifestó que era un hombre común y sencillo con una matriz revolucionaria sólida y eso es el ejemplo que los jóvenes sandinistas tienen que seguir.

"La juventud nicaragüense, relevo histórico, el relevo generacional, tiene que conocer más de cerca a Juan Ramón y el legado que les deja es que continúen luchando por la liberación, por la igualdad social, porque lo más grande del revolucionario es ser patriota, nacionalista, revolucionario y antiimperialista. Todas esas cosas era "Indio Emilio", dijo Serafín.

Asimismo "Juan Dique" mencionó que el legado para la juventud y todos los revolucionarios de Juan Ramón es que "mantengamos la misma idea revolucionaria consciente, honesta, sincera en nuestra lucha".