La compañera vicepresidenta Rosario Murillo, destacó este mediodía, la despedida multitudinaria que le brinda el pueblo de Estelí heroico al héroe sandinista Juan Ramón Ramos, el Indio Emilio, que falleció ayer.

Ayer lo despedimos (en Managua) y hoy se le está despidiendo en Estelí al Indio Emilio, héroe, compañero Juan Ramón Ramos, que falleció después de una larga enfermedad, ayer antes del mediodía, dijo la compañera Rosario Murillo.

“Héroe en grande, desde los 12 años se incorporó a la guerrilla, al Frente Sandinista, soñó en grande la liberación de su patria, Nicaragua este es no la madera, era sustancia y el alma de lo que estamos hechos los nicaragüenses, añadió.

Recordó que Ramos estuvo en el Frente, primero como correo y después combatiente de la heroica columna Pablo Úbeda, con los comandantes Víctor Tirado y Filemón Rivera. Sobrevivió la terrible emboscada de los genocidas donde cayó en combate Jacinto Hernández.

La compañera Rosario dijo que era un miembro relevante del Frente Norte Carlos Fonseca Amador, donde estaba el comandante Daniel Ortega, el comandante Víctor Tirado y el comandante Germán Pomares, El Danto.

En tres insurrecciones estuvo: en Estelí, como miembro de la columna Filemón Rivera, junto al legendario Zorro, él mismo, ‘el Indio Emilio’, una leyenda”, resaltó la compañera vicepresidenta.

Dijo que también estuvo con Elías Noguera, “René”, con Facundo Picado, y luego después del triunfo pasó a formar parte del Ejército Popular Sandinista como capitán. Estuvo formando los batallones de Lucha Irregular (BLI) y también tuvo distintas responsabilidades en el Ejército de Nicaragua.

Informó que nació en el año 1958 y contaba con 62 años, al momento de su muerte. Era casado con Teresa del Carmen Rugama López, su esposa querida, y mencionó el nombre de sus hijas: Marta Julia, Katia Paola y Karina Lisseth Ramos Rugama.

Nuestro comandante Daniel estuvo con la familia en el Palacio Nacional de la Cultura rindiéndole homenaje, estuvieron los combatientes históricos, compañeros, compañeras que estuvieron en el Frente Norte en distintos momentos y que ahí están porque seguimos luchando para vencer, aunque peinemos canas o aunque nos tiñamos las cañas, luchamos para vencer, caminando con fe y con convicción de triunfo, porque sabemos que podemos, otros son los que no pudieron ni podrán, otros son, afirmó.

Este video te puede interesar: 

 

Otros son los fantoches al que un pueblo grande y heroico como el pueblo del Indio Emilio, pueblo grande, pueblo heroico, pueblo de corazón y de alma victoriosos, y con esa alma de pueblo creyente, devoto y amoroso que ama a su patria y que tiene dentro, dentro de nosotros, en lo profundo, el amor a Nicaragua, la dignidad, el concepto y la práctica de soberanía. Somos un pueblo valiente, somos un pueblo grande y sabemos ser como Sandino, reclamar el palmo de tierra, todo nuestro territorio para los nicaragüenses, indicó.

Instó a ejercer nuestra soberanía con espíritu nicaragüense, alma nicaragüense, porque hay quienes no parecen tener alma nicaragüense, más bien piensan y actúan como si fueran de otras nacionalidades.

E incluso se subordinan a otros poderes, se subordinan. Aquí no, aquí hay un pueblo sencillo, humilde, musical, luchador, honrado, laborioso y somos todos este pueblo que fortalece cada día unidad por el bien común, orgullo por todo lo bueno que hacemos y conciencia de los desafíos, de los retos, de lo que nos falta a cada uno porque no hay seres humanos perfectos, la perfección no existe, y siempre estamos trabajando para tratar de ser mejores y de hacer las cosas mejor, advirtió la compañera Rosario Murillo.

Eso sí: Principios, valores inamovibles, fe en Dios en primer lugar, fe en Dios, confianza en Dios, fe en Jesucristo, Príncipe del Amor y de la Paz, y luego conciencia de nuestro orgullo de ser nicaragüenses, dignos hijos de Andrés Castro, de Diriangén, primero, del general José Dolores Estrada, del general Benjamín Zeledón, del general Augusto Nicolás Sandino, hombres y mujeres libres del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, de ahí venimos, patrimonio heroico y eso está grabado en nuestras almas, resaltó.

Pueblo digno, pueblo grande, pueblo de fe, pueblo que sabe, que sabe ganar, que sabe vencer y que además, porque sabemos, porque lo hemos vivido, sabemos ser generosos también, prosiguió.

Y en nuestros corazones siempre hay una voluntad y un compromiso de unidad, de reconciliación, desde la dignidad nacional, desde el espíritu formidable que nos hace grandes, nicaragüenses dignos por gracia de Dios, destacó la compañera Rosario.

homenaje-juan-ramon-ramos-esteli

homenaje-juan-ramon-ramos-esteli

homenaje-juan-ramon-ramos-esteli