La Policía Nacional presentó este miércoles los ejes y prioridades que desarrollará la institución del orden durante el año 2020.

El comisionado general Jaime Vanegas, Inspector general de la Policía Nacional, refirió que se trata de la ejecución de 6 ejes que buscan fortalecer el modelo de seguridad ciudadana y soberana de Nicaragua.

Al respecto, refirió que el primero, enfocado en la prevención policial de la delincuencia común, incluye el fortalecimiento de  la vigilancia y patrullaje a pie y en motos en barrios, mercados, centros escolares, paradas de buses, parques destinos turísticos y eventos recreativos, culturales, religiosos y tradicionales.

Indicó que esto incluye también la seguridad en el campo, protegiendo los diferentes ciclos productivos y el hato ganadero, además de la seguridad del tránsito en carreteras y principales vías del país.

Enfrentamiento al crimen organizado

El segundo eje se refiere al enfrentamiento al crimen organizado, tomando acciones para seguir fortaleciendo la estrategia de muro de contención, ejecutando planes conjuntos al Ejército de Nicaragua.

Esto incluye el aseguramiento de las fronteras, desarrollando planes nacionales y regionales en contra del narcotráfico internacional, la trata de personas, el secuestro, el robo y hurto de vehículos y mantener el territorio libre de maras y pandillas.

El tercer eje es la articulación con demás instituciones del Estado y gobiernos municipales para prevenir la violencia juvenil, intrafamiliar y accidentalidad de tránsito.

Participar en los planes de prevención y mitigación de desastres y acciones para la ejecución de programas, políticas y estrategias del Buen Gobierno.

El cuarto eje es facilitar los servicios policiales a las familias y comunidades, construyendo 31 nuevas unidades policiales.

Más medios para movilizarse

También se han trazado la meta de adquirir 150 nuevos medios de transporte, la ampliación de los servicios policiales en línea y la creación de nuevos centros de atención a la ciudadanía y la atención más rápida y oportuna a las llamadas de emergencia a través de la línea 121.

Un quinto eje es el de fortalecer la investigación policial de los delitos a través de plataformas tecnológicas.

Atención en línea y quioscos tecnológicos

Se incrementará también la recepción de las denuncias en línea y a través de quiscos tecnológicos, gestiones a las que se les podrá dar seguimiento a través de un código.

El sexto eje trata de la capacitación de las fuerzas policiales en seguridad pública, seguridad vial, investigación e inteligencia policial, antidisturbios, técnica canina, criminalística y uso de nuevas tecnologías.

Cumplimiento de planes tradicionales

Las metas para este año incluyen continuar cumpliendo con los planes que son desarrollados tradicionalmente, desde el plan escolar que contempla capacitación a conductores de transporte escolar, inspección técnica de los vehículos que se utilizan para transportar estudiantes, además de la seguridad en sí de los centros educativos y sus alrededores.

Otro plan es el denominado Verano Seguro, que incluye protección de carreteras, balnearios, centros turísticos, arribo de cruceros y actividades referidas al desarrollo turístico.

Del mismo modo se resguardarán todas las efemérides nacionales, enfatizando el 41 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, las fiestas patrias, el Plan María, el Plan Belén en Navidad y el Plan de Fin de Año y Año Nuevo, pasando por todas las actividades deportivas, culturales, fiestas patronales y diversos eventos.

La Meta principal

Refirió que la meta principal de la Policía Nacional, en conjunto con las diferentes instituciones del Estado, es reducir la peligrosidad del delito y la de accidentes de tránsito en relación al año pasado.

Se persigue mantener la tasa de homicidios en 8 por cada 100 mil habitantes, la mejor de la región. Además, se busca disminuir en 5% los delitos de mayor peligrosidad como homicidios, violaciones, robos con intimidación, con violencia o fuerza.

En relación al 2019, se busca reducir la cantidad de fallecidos en accidentes de tránsito.