La noche del sábado, en la sede de la Misión Permanente de Nicaragua ante Naciones Unidas y el Consulado de Nicaragua en Nueva York, como todos los años, junto con la comunidad nicaragüense y diplomáticos ante Naciones Unidas, se realizó la Celebración de la Purísima, para cantarle a la Virgen María, nuestra Concepción de María, asistieron también delegados de la Santa Sede ante las Naciones Unidas y otros invitados especiales.

El Compañero Jaime Hermida Castillo, Embajador, Representante Permanente de Nicaragua ante las Naciones Unidas y el compañero Juan René Icaza, Cónsul General de  Nicaragua en Nueva York, rememoraron sobre los orígenes de esta fervorosa tradición nicaragüense, haciendo reconocimiento a la colaboración de la comunidad nicaragüense en la organización de la Gritería, con donaciones de todo tipo, dulces, comidas típicas, refrescos, obsequios, así como el trabajo personal en el arreglo del Altar a la Virgen María.

Al finalizar dichas palabras lanzaron al unísono el grito que identifica al nicaragüense en cualquier parte que se encuentre, cada 7 de diciembre:

¡Quien Causa Tanta alegría! Seguida de   la sonora respuesta de ¡La Concepción de María!

Iniciando de esta manera con fervor y alegría los rezos y cantos a la Virgen María.

El Altar de la Virgen María estuvo muy hermoso lleno de paisajes, colores, luces, flores y artesanía nicaragüense.

En el transcurso de los rezos y cantos a la virgen, se distribuyó la tradicional “Gorra” que estuvo muy diversa, con matracas, sombreros de palma, pitos de caña, bananos, naranjas, cintos de indio de palma, ayote en miel, arroz de leche, gofios, tacitas con caramelos, vigorón, arroz a la valenciana, nacatamales, fresco de cacao y jugos.

Se rifaron gueguenses y un conjunto de obsequios donados por la comunidad nicaragüense. Destacó la alegría y gozo de [email protected] Niñ@s en esta celebración.

Se destacaron los avances de Nicaragua desde la gestión del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional y que esta celebración se realiza en cada comarca, pueblo y ciudad de Nicaragua y también en cada representación de Nicaragua ante el mundo, y donde quiera que esté un nicaragüense, reafirmando el Amor a Nicaragua y que [email protected] tenemos derecho a Vivir en Paz.

¡Quien Causa Tanta alegría!

¡La Concepción de María!