Las familias de Masaya y principalmente del heroico barrio Monimbó rindieron honores al inspector Carlos Alberto Suce Ortiz, héroe de la paz y el amor que entregó su vida en cumplimiento del deber cuando cuando fue asesinado por miembros de la agrupación delincuencial "El Chabelo", en Cailagua, Masaya.

Las honras fúnebres se realizaron en la vivienda donde Suce Ortiz vivía junto a su esposa Yosel Verónica Cruz y sus padres. Hasta allí llegaron centenares de nicaragüenses, miembros de la jefatura de la Policía Nacional, autoridades municipales y la dirigencia del FSLN en Masaya, para rendirle honores.

La familia de Carlos Alberto está muy consternada por lo sucedido y a pesar del dolor que los embarga, refieren que lo mejor que puede tener Nicaragua es la paz y la seguridad ciudadana, algo en lo que contribuía el valiente joven que dejó en la orfandad una niña de cinco años.

masaya-policia

"Le pido al gobierno que combata fuertemente a la delincuencia y a las bandas criminales que han hecho mucho daño a todos los nicaragüenses y especialmente a la Policía. Ya estamos aburridos de estas bandas que solo causan dolor y luto a las familias", afirmó don Carlos Alberto Suce Paz, padre del oficial asesinado.

"Que pongan mano dura con los criminales, que no tengan piedad contra ellos porque no merecen perdón y que se haga justicia por lo que le hicieron a mi hijo", añadió.

Con la paz no se juega

En medio de ese dolor recordó que habló con Carlos Alberto el sábado en la noche y le pidió que se cuidara.

"El sábado estuve platicando con él, le estuve aconsejando con respecto a las misiones, pero ya el destino lo tiene marcado todo. Yo estoy orgulloso de mi hijo porque contribuyó a la paz y por eso le pido al gobierno que haya justicia para que se haga valer las leyes, que no se repitan estos crímenes que solo causan dolor. Le pido al pueblo que nos unamos en favor de la paz", dijo don Carlos.

El cuerpo de Carlos Alberto fue vestido con su uniforme policial, el féretro está cobijado con la bandera de Nicaragua y la de la Policía, institución a la que también pertenece su hermano Elmer Eliezer Suce Ortiz.

masaya-policia 

"El mensaje que le doy al pueblo es que sigamos apostando por la paz, la lucha sigue, esto no termina aquí. La paz de Nicaragua tiene que seguir y nunca debemos perder ese horizonte, tenemos que seguir con ese espíritu revolucionario y todos los policías debemos seguir ese legado. Mi mensaje a mis compañeros policías es que sigamos adelante, que la lucha sigue y que no nos van a detener, vamos a seguir adelante cumpliendo con la seguridad del pueblo", dijo Elmer Eliezer.

Carlos Alberto y Elmer Eliezer ingresaron a la policía a la misma vez, estudiaron en la academia Walter Mendoza y se convirtieron en policías por vocación de patria. Hoy Elmer Eliezer prometió seguir trabajando por Nicaragua y por su seguridad y soberanía.

La jefatura nacional de la Policía Nacional le rinde honores y le hará entrega de la medalla al valor Subcomisionado Juan Ramón Torres Espinoza y ascenso en grados.

masaya-policia 

masaya-policia  

masaya-policia 

masaya-policia 

masaya-policia 

masaya-policia

masaya-policia 

masaya-policia 

masaya-policia 

masaya-policia 

masaya-policia