Con la hipótesis de un accidente de tránsito que ocasionó la caída de dos vehículos al precipicio conocido como el hormigón, en el barrio Batahola Norte, se dio por iniciado el rescate vertical en la zona, ejercicio que forma parte del Primer Simulacro Regional de Asistencia Humanitaria "Centroamérica Unida, salvando vidas".

El escenario contó con la participación de instituciones de gobierno y brigadas comunitarias que brindaron la primer respuesta a las víctimas, entre ellas dos fallecidos y varios lesionados.

El compañero Guillermo González, codirector de Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) enfatizó que el simulacro es un intercambio de experiencias con los rescatistas extranjeros que se han sumado al mismo.

RESCATE3

"Este evento nos permite articularnos a nivel centroamericano, además de mantenernos preparados para asegurar la vida de las familias nicaragüenses", dijo.

Por su parte, Claudia Herrera, presidenta del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (Cepredenac) reconoció las capacidades con las que cuenta el pueblo y gobierno de Nicaragua en la atención a las emergencias.

Es importante destacar las capacidades comunitarias y el proceso de fortalecimiento de las capacidades que el gobierno de Nicaragua ha venido impulsando con sus distritos y municipios para contar con mejores capacidades de respuesta, permitiéndole a la población dar esa primera respuesta efectiva, siendo una enseñanza para los otros países de la región”, enfatizó.

Por su parte, Vinicio Cerezo, secretario general del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) reconoció que Nicaragua está debidamente autorizada para atender a la población, además expresó que hoy Centroamérica demuestra unidad ante la atención a desastres naturales y un servicio humanitario fortalecido.