El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) junto al Fondo Nórdico de Desarrollo (NDF) dieron por finalizado el Programa de Desarrollo de Capacidad Adaptativa para el Cambio Climático en el sector Transporte, que permitió al país apropiarse de una nueva cultura para la protección de la naturaleza, las familias y la infraestructura vial a nivel nacional.

El compañero Oscar Mojica, titular del MTI, enfatizó que este convenio contó con una duración de 5 años y dio lugar a la realización de estudio basados en los principales puntos críticos existentes, identificando 30 en total a lo largo de la red vial.

Ya hemos inaugurado 5 obras importantes de protección de la infraestructura vial frente a los embates del cambio climático, en el Empalme de Guanacaste, que protege la carretera Panamericana y poblaciones vecinas de las fuertes corrientes provenientes del cerro Mombacho, otro de los puntos es en el municipio de Limay, en Telpaneca, con la colocación de enclaves para evitar derrumbes, asimismo, en el Cuá”, detalló.

Sumado a las labores de infraestructura, el MTI en conjunto con otras instituciones han llevado a cabo jornadas de reforestación y el fortalecimiento de la capacidad profesional de los trabajadores a través de la creación de manuales de construcción y diseños de las obras a construir.

Por su parte, Ileana Holts, miembro de Fondo Nórdico de Desarrollo enfatizó que a lo largo de los años se mejoró las capacidades del MTI, logrando mejores actitudes para enfrentar los impactos del cambio climático en el sector.

Después de 5 años de implementación del proyecto, dejamos un bagaje de aprendizaje muy importante y sabemos que el MTI utilizará bien la información y así garantizar la sostenibilidad del sector transporte y disminuir la vulnerabilidad de los pobladores ante los impactos del cambio climático”, subrayó.