En la iglesia Nuestra Señora de La Merced se realizó este domingo una misa en homenaje al 56 aniversario de los héroes y mártires de Raití-Bocay, gesta que significó una de las primeras acciones del Frente Sandinista de Liberación Nacional en contra de la dictadura somocista.

En esta acción guerrillera caen en combate los fundadores del FSLN Jorge Navarro, Francisco Buitrago y Faustino Ruiz, así como Modesto Duarte, Mauricio Córdoba, Boanerges Santamaría e Iván Sánchez Argüello.

La ceremonia religiosa fue presidida por el padre Antonio Castro y asistieron los coordinadores de la Juventud Sandinista 19 de Julio, el compañero Iván Vaca, sobreviviente de esta gesta histórica, familiares de Jorge Navarro y Faustino Ruiz.

RAITI BOCAY

También participaron familiares del compañero Bismarck Martínez, quien fue asesinado en Jinotepe en junio del 2018 por grupos golpistas 

Fue una mañana de compromiso en que todos los asistentes honraron a estos hombres que abonaron con su sangre a lucha libertaria del pueblo que demandaba libertad, salud, educación y una patria de justicia.

“Estos compañeros son héroes del amor, entregaron sus vidas allá en Raití-Bocay para ir sembrando la semilla de la paz, la semilla de la estabilidad, la semilla del amor en nuestra Nicaragua. Hoy es un día especial para celebrar, no para llorar, sino para celebrar la vida, la paz para celebrar el amor”, dijo Castro al recordar la gesta de Raití-Bocay, un hecho ocurrido un 27 de octubre de 1963.

Añadió que la sangre de todos estos compañeros cayó en tierra fértil y ha sido productiva porque “han surgido signos de vida, la muerte ha sido para generar vida y por eso debemos dar gracias a Dios porque ellos con su sangre sembraron vida”.

RAITI BOCAY

Durante la misa el compañero Iván Vaca brindó un breve relato de lo ocurrido ese día en esa zona montañosa y resaltó que cada uno de los héroes y mártires ofrendaron su vida por una Nicaragua en libertad en donde se construyeran escuelas y hospitales.

“Y eso es lo que pasa ahora en la actualidad con la Revolución Sandinista, Nicaragua tiene escuelas tiene educación, hay hospitales. Después del triunfo de la revolución vinieron los cambios para protección de la gente más pobre”, mencionó Vaca.

Pidió a los jóvenes a seguir el legado de los héroes y mártires trabajando por el bienestar del país y no para destruirlo.

“Nuestros muertos no murieron en vano y que sigan el ejemplo para seguir adelante”, añadió Vaca.

La celebración católica en homenaje a la gesta de Raití-Bocay fue ambientada con la música de la misa campesina.

RAITI BOCAY