Con una caminata como motivo de contener el estigma y la discriminación en la sociedad, el Ministerio de Salud (Minsa) y organizaciones de la diversidad sexual se solidarizan con las personas con VIH y sus familias.

En esta actividad participaron organizaciones de comunidades diversas, Asociación de Comunidades Diversas de Nicaragua (ACDN), comunidad LGTBI, trabajadores de la salud y de clínicas, universidades, entre otros.

El doctor Enrique Beteta, viceministro de salud, participó en esta caminata y expresó que esta caminata también se hace en respeto a los hermanos de la diversidad sexual y brindando el más grande aprecio a quienes tienen el VIH.

Marchamos para defender los derechos de los grupos, de la comunidad diversa, de la comunidad de la diversidad. Marchamos por ellos y por ellas para que respetemos, precisamente, a los trans, a los HCH (Hombres que tienen sexo con hombres), a los bisexuales, a las mujeres lésbicas, que les respetemos, son hombres y mujeres igual que nosotros y que merecen ese respeto de la sociedad”, aseveró el doctor Beteta.

El VIH “debe verse como una enfermedad crónica, como el diabético, el hipertenso, que de alguna manera, si ellos están con su tratamiento al día, no van a tener dificultad”, añadió.

Con el Gobierno sandinista a las personas con VIH se les ha garantizado el tratamiento antirretroviral completamente gratis, asistencia médica y exámenes, charlas en unidades de salud, encuentros de sensibilización y testimonios, y otros.

Julio Sánchez, presidente de ACDN, dijo que con el Buen Gobierno el comandante Daniel y la compañera Rosario han hecho que la población diversa vea restituidos sus derechos y se han preocupado porque goce de una buena salud digna con calidad y calidez.

Por su parte, Iyam Morales, representante de las universidades, expresó que están presentes para apoyar y hacer conciencia a las familias y a la comunidad.

Que son seres humanos y debemos verlos de igual manera, respetarlos y amarlos”, afirmó Morales.

Igualmente, la compañera Leticia Romero, presidenta de Asonvihsida, manifestó que es importante reflexionar, porque este año es donde las comunidades diversas han marcado la diferencia porque han sido integradas.

La reflexión que les dejo es buscar en nuestro interior y preguntarnos qué estoy haciendo, qué estoy aportando para disminuir el estigma y discriminación… Respondámonos qué estamos haciendo desde nuestros espacios y no deleguemos solo la responsabilidad al Ministerio de Salud o a las personas con VIH o a las comunidades claves”, señaló.

La caminata concluyó en el barrio Los Ángeles donde se efectuó una feria de salud atendiendo con pruebas rápidas de VIH, Consultas generales, de especialidades y pediatría, ultrasonidos y Papanicolaou.