La vicepresidenta de la República, compañera Rosario Murillo, durante el acto de recibimiento de la Antorcha Centroamericana de la Libertad, la Paz y la Unidad envió un saludo al pueblo nicaragüense al celebrarse las fiestas patrias, manifestando que son días para festejar y dar gracias por la paz y la convivencia armoniosa.

Nicaragüenses, hermanos, familia, queremos paz. Queremos vivir en paz, queremos continuar desarrollando nuestro país, trabajando con todo nuestro empeño, con todo nuestro corazón, con toda nuestra energía, energía victoriosa para ir adelante, para crear más oportunidades, para crear cada día el fortalecimiento de las capacidades que tenemos y talentos para generar riquezas, seguir generando bienestar en los hogares para que podamos continuar avanzando en bendición y prosperidad y triunfo, dijo.

Resaltó la vicepresidenta que estos son días para exaltar el amor patrio.

Hermanos y hermanos son días hermosos, días de celebración de nuestro amor patrio. Son días para celebrar la paz, para dar gracias por la paz y la convivencia armoniosa. Hemos sido fortalecidos con un reconocimiento entre nosotros desde la reconciliación. Es una bendición que hemos venido afianzando todos los días con gran esfuerzo, con todo la dedicación que somos capaces porque el futuro es de todos los nicaragüenses, agregó.

Debemos dar gracias por las bendiciones

Asimismo, la compañera Rosario reflexionó sobre la importancia de ser agradecidos ante las bendiciones que Dios concede a Nicaragua.

Nos llamamos cada día más a disfrutar lo que tenemos, a bendecir lo que tenemos, dar gracias por lo que tenemos. Una tierra fértil, muchos recursos hídricos que tenemos que cuidar, ríos, lagos, lagunas, recursos patrimoniales nuestros que nos permiten plantearnos el trabajo, la seguridad, la prosperidad y la paz de Nicaragua, afirmó.

Nicaragua es linda. Todo el que viene aquí se enamora no solo de nuestro país sino de nuestro pueblo porque somos un pueblo gentil, un pueblo cariñoso, un pueblo que sabe dar amor, recibir amor. Nos preparamos para seguir en celebración de amor y en celebración de la paz que estamos afianzando todos los días, fortaleciendo y afirmando todos los días”, dijo.

La compañera Rosario Murillo envió un saludo a los estudiantes y padres de familia que con dedicación y amor hacen posible enaltecer a la patria.

Nuestro abrazo a todos estos muchachos que nos llenan de orgullo, niños, niñas, adolescentes que nos llenan de orgullo y de esperanza porque sabemos que hay un futuro de amor y paz para Nicaragua. Nuestra juventud está dispuesta a estudiar, a aprender, a capacitarnos, a fortalecer nuestra inteligencia natural, esos dones que recibimos de Dios para avanzar cada día, para que la patria avance y seamos lo que queremos ser. Somos un país de grandes valores, un pueblo valiente, signo, fuerte, inspirado e inspirador, expresó.

Muchas felicidades juventud, muchas felicidades padres, madres, abuelitas, abuelitos porque la patria es de todos, aquí vivimos todos y aquí vamos todos en bendición, prosperidad y victoria hacia adelante siempre, finalizó su mensaje la compañera Rosario Murillo.

.