La sexta isla más grande del mar Mediterráneo, llamada Eubea (Evia, en griego), está siendo arrasada por un incendio que se extiende por varios kilómetros, por lo que se están haciendo esfuerzos por sofocar el fuego.

Los residentes de dos pueblos y un monasterio han sido evacuados por los incendios que arrasan miles de hectáreas de la isla.

Según informaron agencias internacionales, el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis, visitó este miércoles la isla para evacuar las aldeas amenazadas por el siniestro.

Mitsotakis, se reunirá con los miembros de la unidad móvil Olympos (Olympus) del Departamento de Bomberos, para recibir información sobre el progreso en la lucha contra el incendio.

El primer ministro griego, el miércoles por la mañana también se reunió con Christos Stylianide, comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, para agradecer la contribución de la Unión Europea por la lucha continua por acabar con el incendio. Stylianides dio a conocer que un avión italiano ya había llegado a Grecia y que un segundo estaba en camino.

Mientras tanto, el secretario de Protección Civil Nikos Jardaliá y el ministro de Protección Ciudadana, Michalis Chrisochoidis se encuentran en la isla, junto con personal de la División de Planificación y Gestión de Emergencias.

Por otra parte, cientos de bomberos, militares y voluntarios, apoyados por unidades terrestres y aéreas, prosiguen sus esfuerzos para erradicar el fuego.

Este incendio ha causado grandes daños a un hábitat de vida silvestre de montaña virgen, además cuatro comunidades amenazadas fueron evacuadas. Es un gran desastre ecológico en un bosque de pinos único e intacto", apuntó el gobernador regional interino Costas Bakoyannis.

Las aldeas que fueron evacuadas son Kontodespoti, Makrymalli, Stavros y Platana, y amenazó la ciudad de Psachna durante la noche, dijeron las autoridades.

En los últimos días, Grecia ha sido golpeada por una serie de incendios forestales, a causa de los vientos y altas temperaturas.