El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), junto con el Ministerio de Economía Familiar y la Misión Técnica de China Taiwán, inició en el Centro de Convenciones Crowne Plaza el segundo congreso denominado “Tecnología para la Productividad del Cultivo y Comercialización del Plátano”.

El Congreso fue dado a conocer en el Programa Estudio TN8 con el periodista Erving Vega por el gerente del proyecto de cultivo del plátano, Miguel Cheng y la compañera Luz María Flores, coordinadora del proyecto por parte del INTA.

Miguel Cheng, gerente del proyecto de cultivo de plátano en Nicaragua, explicó cómo se está trabajando en el cultivo de tejidos o lo que llaman vitroplantas para crear plantas más resistentes a plagas y enfermedades y genéticamente mejores.

La tecnología vitroplanta nos permite tener acceso a mejor calidad de la planta o semilla de plátano, una calidad asegurada… El manejo del proyecto es para implementar con el INTA y con el Mefcca esta tecnología a los productores medianos y pequeños”, dijo Cheng.

Desde el año pasado se cuenta con 128 parcelas demostrativas establecidas y con el INTA otras 17 de demostración.

El gerente del proyecto mencionó que por manzana la producción de vitroplanta puede llegar a los 80 mil dedos o plátanos, actualmente anda por los 45 mil. Este año estiman apoyar a 4 cooperativas en Quilalí, Ometepe, Rivas y Chinandega para establecer sus propios viveros, abastecer a sus socios y la venta.

Disponibles a partir de este año

La compañera Luz María Flores expresó que este año se estima una producción de 400 mil plantas in vitro las que estarán disponibles a partir de noviembre. Se ofertarán 3 tipos de plantas: unas en bandeja que requieren de unos meses en viveros; la planta 3x4 que es más pequeña y la 6x8 que estará lista para trasplantar a partir de diciembre al primer trimestre del próximo año.

El Centro Nacional de Cultivo de Tejido, ubicado en el Centro Nacional de Investigación Agropecuaria (CNIA) es donde se comercializarán las plantas de plátano. También se puede adquirir información en la oficina departamental o territorial del Mefcca o INTA.

Actualmente se hacen trabajos de investigación para general tecnologías para otras alternativas de transformación.

Nosotros lo que queremos es que el pequeño productor que tenemos dé un salto y que pueda explorar en otros mercados…No quedarse, como decimos, en la pulpería, en la venta, sino también dar un salto a través de otros mercados”, señaló Flores.