Para la compañera Carolina Dávila, Ministra de Salud de Nicaragua, en la lucha contra el dengue es fundamental el involucramiento de la población y el trabajo coordinado con las alcaldías y las demás instituciones del gobierno de Nicaragua.

La doctora Dávila, quien estuvo en la Revista En Vivo con Alberto Mora, primero puso en contexto que hay un incremento de casos de dengue en toda la región centroamericana y en este sentido nuestro país se emitió la alerta epidemiológica y ha habido una respuesta positiva de la población.

Destacó que las familias nicaragüenses ahora tienen esa percepción del riesgo, además se han sumado a las acciones de lucha para matar el zancudo, así como las instituciones de gobierno que se han unido para trabajar en la lucha contra el dengue.

 

Especificó que, del 5 de agosto a la mañana de este 6 de agosto, 4 mil 896 personas son las que se han acumulado desde el inicio de la alerta. En las últimas 24 horas se han reportado 842 personas sospechosas y que, de las 842 personas sospechosas, 105 fueron confirmadas. El mayor número de confirmados en las últimas 24 horas estuvo en Masaya con 56, Managua con 24, y Carazo con 8.

La ministra de salud señaló que la primera tarea fue hablar con las alcaldías y el Ministerio de Educación, además dijo que ha sido muy importante el involucramiento de la población, como parte de nuestro modelo de gobierno.

Puso como ejemplo de esto el gran despliegue de trabajo que se realizó el fin de semana pasado para hacer visitas casa a casa, eliminación de criaderos, fumigación, limpieza, entre otras labores.

La doctora Dávila dijo que ahora, aunque se introdujo el bacillus thuringiensis israelensis (BTI) un nuevo producto que tiene mayor potencia y eficacia para la eliminación de las larvas, tiene que ser una responsabilidad de las familias eliminar los criaderos.

Destacó que están trabajando en las escuelas, porque es una enfermedad que afecta a muchos niños, y están haciendo jornada de limpieza, hablándoles sobre eliminación de criaderos, haciendo murales, festivales, jornadas culturales enfocadas en el tema de salud.

Hizo un llamado a que todo caso febril, hasta que las autoridades de salud no confirmen lo contrario, sea tratado bajo sospecha de dengue.

En este sentido hay mucho trabajo que se está haciendo en las unidades de atención a febriles, que hay que cada puesto de salud y hospitales donde se ingresan a todos los pacientes con fiebre para ser observados por 24 horas.

Destacó que Nicaragua es el país en toda la región con menos muertos por dengue. Hasta el momento se lamenta la muerte de 8 hermanos nicaragüenses por esta enfermedad.

También informó que hay un sistema que, aunque el paciente esté en un hospital privado, permite al Ministerio de Salud conocer cuál es el manejo que se le está dando al paciente y eso les ha permitido salvar vidas.

Finalmente habló de la automedicación, señalando que no es buena, porque muchas veces el acetaminofén baja la fiebre, pero la infección sigue circulando y puede enmascarar la enfermedad. O medicamentos populares aspirinita puede desencadenar algún sangrado.

En general nosotros recomendamos que no se automedique, que acuda a la unidad de salud más cercana porque ahí se le hará la vigilancia continua para poder determinar tempranamente si la persona tiene algún factor de riesgo y tomar las medidas que corresponda”, finalizó la Ministra de Salud.