Los devotos de Santo Domingo de Abajo acompañaron a la imagen desde su iglesia en San Andrés de la Palanca en Ciudad Sandino, con dirección a Managua.

En la capital, se encontrarán con sus similares, devoto del santo de Las Sierritas, que en estos días motiva las fiestas de los managuas.

Se trata de una fiesta tradicional que mueve a cientos de peregrinos que reparten comida, se pintan el cuerpo de aceite negro o forman parte del comité de cargadores tradicionales.

El alcalde de la ciudad y mayordomo de las fiestas, Reynaldo Raymundo Flores, manifestó que las familias salen de sus casas durante el recorrido para saludar a los que participan de la fiesta.

Unos para pagar promesa, otros para ponerle una mesa para recibirlo, otros para que les baile al frente de su casa. Es un día de alegría, de júbilo, de los barrios aledaños de San Andrés de la Palanca”, explicó.

 MINGO1

El joven tradicionalista Félix Javier Pérez, refirió que para ellos la tradición representa seguir la cultura heredada por sus antecesores.

Lo llevamos hasta el puente León (en Managua) donde nosotros como comité lo entregamos y nos sentimos agradecidos y bendecidos porque lo cargamos con amor y devoción a estos dos santos”, comentó.

Tope de santos

En el sector de nueva vida, a pocas horas de salir de su morada, es recibido por San Martín de Porres y por sus feligreses en la comunidad de Nueva Vida.

La feligresía desde hace 18 años miró que Santo Domingo viajaba solo y decidió traer esta imagen de San Martín para así acompañarlo en su recorrido. Nosotros de San Martín somos 36 cargadores que venimos año con año”, dijo a su vez Jarvin Reyes, uno de los cargadores de San Martín.

Es una celebración de 89 años de antigüedad, iniciada en el año de 1930 y se declara día feriado local para las familias de Ciudad Sandino.

MINGO1