Nicaragua presentó recientemente al Fondo de Carbono del Banco Mundial un ambicioso Programa de Bosques para contribuir con los objetivos y compromisos internacionales sobre Cambio Climático.

La titular del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), compañera Sumaya Castillo y Danilo Chang, director ejecutivo del Gobierno Regional Sur de la Costa Caribe, en la Revista en Vivo conversaron con el periodista Alberto Mora, sobre la estrategia nacional para la reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal.

Es importante destacar que en el Fondo de Carbono del Banco Mundial son miembros Canadá, Reino Unido, Australia, Noruega, Francia y Alemania. Y estos países seleccionaron al Programa de Nicaragua para formar parte del portafolio de financiamiento.

El Programa presentado por Nicaragua, tiene como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono en 11 millones de toneladas en el período 2020‑2025, lo que implica evitar la deforestación y degradación de los bosques en la Costa Caribe en al menos 50%, e incentivos económicos para todos los gobiernos de territorios indígenas y fincas privadas en aproximadamente 55 millones de dólares, que se administrarán por medio de un fideicomiso.

La compañera Sumaya destacó que el tema de la conservación de los bosques es determinante y es un proceso que se ha venido desarrollando desde el 2008 donde se han desarrollado toda una serie de estudios técnicos y científicos con el apoyo del Banco Mundial, con dinero proveniente del Fondo de Carbono.

“El Fondo de Carbono te paga por conservar los bosques, iniciativa y estrategia que cosiste en capturar 11 millones de toneladas de carbono y que el fondo las va a pagar, y ese pago va a las comunidades. Estamos hablando de 23 territorios indígenas, más el resto de comunidades que están en la zona de acción”, explicó la compañera Sumaya.

Dijo que este programa va específicamente a toda la zona del Caribe Norte y Sur donde tenemos nuestra reserva de biosfera Bosawás y nuestra reserva Indio Maíz, dos grandes biósferas, y Bosawás la segunda después de la de la amazona.

Hizo énfasis que este proceso está cien por ciento reconocido a nivel internacional y tiene el apoyo de los países que están en un comité y al que se le presentó del 8 al 11 de julio esta propuesta.

“Quienes evalúan no es el Banco Mundial, sino unos expertos independientes que ellos cuando se presentan este tipo de propuestas. Y otro dato importante es que somos el cuarto país a nivel mundial que ha presentado este tipo de propuesta para hacer pago por resultados, pagos por tener bosques”, anotó.

El compañero Danilo Chang, director ejecutivo del Gobierno Regional Sur de la Costa Caribe, dijo que los gobiernos territoriales han venido jugando un papel fundamental en alianza con el gobierno regional y el gobierno central que preside el comandante Daniel Ortega.

Destacó que es este proceso lo que ha permitido que este programa llegará a un periodo exitoso, principalmente en el territorio, en el caso de las 5 comunidades en el Caribe Sur y las 19 ubicadas en el caribe Norte, la que han venido dando consentimiento para que este programa sea implementado en sus respectivas comunidades.

“Tenemos que ver el impacto en el territorio demarcado en el caribe nicaragüense, que representa el 37 por ciento de los que recibieron título de propiedad por parte del gobierno del comandante Daniel Ortega”, subrayó.

“Eso es algo inédito en la historia de este país, desde el 2007 el presidente logró titular los 23 territorios que nunca se habían titulado, y esto ha permitido que hoy en día esos territorios puedan decir que son dueños de sus tierras y que son dueños de los bosques y, por lo tanto, ese nivel de gobernanza se ha venido fortaleciendo a partir del gobierno del Comandante Ortega y por eso este programa lo estamos impulsando fuertemente con las comunidades, consultando diariamente con ellas”, añadió.

Comentó que este programa no ha sido diseñado a las espaldas de las comunidades sino con las comunidades participando directamente “y creo que los organismos que han estudiado la propuesta de Nicaragua valoraron que este proceso ha sido muy bien consultado y muy bien participativo en cada una de las comunidades”, reiteró.