Unas 30 familias que residen en el barrio Domitila Lugo en el Distrito IV de Managua, son las principales beneficiadas del revestimiento del cauce que inauguró la alcaldesa Reyna Rueda y que permitirá mayor seguridad a la población.

El proyecto inaugurado fue el revestimiento con concreto de 103 metros lineales de cauces y 58 metros lineales de gaviones que detienen la sedimentación, dando mayor seguridad a las 1 mil 500 personas que integran las familias beneficiadas.

Para celebrar esta obra de progreso, Rueda compartió con los pobladores del barrio Domitila Lugo, quienes le agradecieron por estar llevando desarrollo a la comunidad en alianza con el Gobierno sandinista. Una forma de agradecimiento fue la presentación de actos culturales.

Esto es una satisfacción y le agradecemos a Dios darnos la oportunidad de servirle a las familias, a través de los diferentes proyectos que vienen a mejorar condiciones de vida a todas las familias, dijo Rueda.

El revestimiento de estos 110 metros lineales de cauce corresponde a una tercera etapa del proyecto, pues en el 2016 se revistieron 140 metros lineales de concreto hidráulico, en el 2017 se continuó con 105 metros. En las tres etapas de revestimiento se han invertido 30 millones de córdobas. Aún falta revestir con concreto 150 metros lineales.

Este revestimiento va a evitar la erosión de las laderas del cauce, eliminando el peligro para las familias. Antes de revestir el cauce hemos venido realizando obras menores en el barrio Santa Clara, desviando el drenaje de aguas negras hacia este cauce, detalló la alcaldesa.

Una de las personas más contentas con el desarrollo que está alcanzando el barrio es Michelle Lugo, sobrina de la heroína sandinista Domitila Lugo.

Año con año nuestro barrio ha venido mejorando, cada año hacen cosas mejores y esta es la tercera etapa que revisten con concreto. La obra viene a mejorar bastante porque habrá menos zancudos, habrá menos peligro, estamos muy contentos porque muchas casitas que corrían peligro ahora tendrán más seguridad porque las paredes de tierra ya no se van a socavar, dijo Lugo.

Este proyecto es un beneficio para el barrio, las familias que viven a la orilla del cauce van a tener más seguridad porque antes las paredes se desmoronaban demasiado la tierra y hay gente que vive en la orilla y era muy peligroso cuando llovía. Ahora van a estar mejor porque el cauce tiene concreto, dijo Xochilt Martínez, pobladora del barrio.