En el barrio Enrique Gutiérrez del Distrito V de Managua, se vivieron momentos de mucha alegría cuando doña Hortensia Esperanza Zamora Rodríguez de 69 años, recibió de la Alcaldesa de Managua Reyna Rueda y del embajador de Taiwán Jaime Chin-Mu Wu, su nueva vivienda solidaria que le permite mejorar la vida de su familia.

Los vecinos de la comunidad llegaron a disfrutar de la felicidad de doña Hortensia, pero también agradecieron a la alcaldesa Rueda todos los programas que la municipalidad ha llevado a este barrio, principalmente calles para el pueblo, rehabilitación de parques, luminaria publica y el programa Usura Cero que permite a mujeres insertarse a la economía popular.

Para celebrar estas victorias hubo mucha diversión con los payasos que realizaron bonitas dinámicas con los niños, mientras la brigada médica de la Alcaldía de Managua brindaba consultas gratuitas a los pobladores.

Estoy muy feliz y le agradezco a Dios, al comandante Daniel, a la alcaldía y al embajador por darme mi nueva casita que tiene techo nuevo, ya no nos vamos a mojar cuando llueva. Mi casa era de latas viejas, pero hoy ya la tengo nueva, dijo doña Hortensia.

Chin-Mu Wu patentizó que su pueblo y gobierno seguirán respaldando los programas que lleven bienestar a las familias, especialmente la entrega de viviendas solidarias que garantizan felicidad a los nicaragüenses. Esta vivienda es la número 122 que se entrega a igual número de familias de Managua, en el caso del barrio Enrique Gutiérrez es la sexta ocasión que se entrega una casa digna.

La compañera Rueda reiteró que el Gobierno sandinista tiene una voluntad política de llevar bienestar a las familias más vulnerables, de llevar desarrollo en los barrios y municipios.

Todos estos avances tiene que ver con esa voluntad política no solamente en el tema de vivienda, también en educación, en salud, tenemos muchos proyectos y en esos proyectos tenemos ese acompañamiento permanente del pueblo y gobierno de China Taiwán, mejorando cada día y fortaleciendo el amor entre ambos pueblos, dijo Rueda.