La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, dijo que en Nicaragua es tarea prioritaria la paz desde la no repetición de hechos y actos que produjeron mucha tristeza, mucho sufrimiento y desencuentro entre las familias.

Dijo que esos actos representaron una violencia inaudita, odio derramado en nuestros hogares entre nuestras familias y comunidades, un odio inadmisible en las relaciones entre seres humanos y sobre todo entre cristianos.

Hermanos que nos decimos cristianos, familias que nos consideramos cristianas, que alabamos a Dios todos los días, que invocamos a Dios todos los días y rechazamos el odio, porque es una profanación del sentido de la vida. El odio y los asaltos, y el derecho a los sueños de las familias, lo rechazamos y trabajamos con ahínco, con fe, con esperanza, con confianza en Dios, instalando lo sagrado, todo lo sagrado, la vida en primer lugar. Los derechos de todos, los valores de familia, la familia, sagrada para todos nosotros”, puntualizó.

Dijo que ese es el sentido verdadero de la relación fraternal entre nicaragüenses, con modelos de vida envidiables porque priorizan precisamente los valores, la fe, esperanza, confianza, valores que tenemos y que defendemos todos los días, valores cristianos, solidarios, generosos bondadosos.

Señaló que fueron días de terror que debemos dejar atrás para siempre y por eso, "cada día al amanecer y cada noche cuando nos disponemos al descanso, oramos al Señor y de rodillas pedimos paz, paz para Nicaragua, trabajo y paz que es lo que todos queremos, seguridad, trabajo, paz, derechos y la sensibilidad que todos tenemos para priorizar el amor cristiano, privilegiar el amor cristiano y la lucha contra la pobreza, desde ese compromiso cristiano y solidario para que poco a poco vayamos avanzando y venciendo la precariedad de la vida".

Porque todos los seres humanos tenemos derecho a vivir con dignidad y con bienestar, ese ha sido nuestro trabajo, nuestra misión cristiana de toda la vida y de años. Es difícil entender como alguien como algunos, poquitos, poquitos microscópicos adinerados, pudientes, se pueden oponer a que las personas que han vivido en pobreza, que han vivido sometidos por la pobreza, tengan el protagonismo económico, político y social que este modelo asegura, ese protagonismo que significa, que representa dignidad en sus vidas, vivir auspiciando en la comunidad todos los días, bienestar, tranquilidad, trabajo y bienestar, eso es lo que todos queremos”, enfatizó.

La vicepresidenta de Nicaragua, compañera Rosario dijo que de la mano de Dios y desde todo lo sagrado que tenemos como seres humanos, desde la fe y la esperanza, desde la familia que es lo más valioso que tiene un ser humano, desde la familia y la comunidad vamos adelante y sabemos que podemos confiar en Dios, sabemos que Dios está en todo lugar.

Está en su santo templo y tiene en el cielo su trono y sus ojos ven y sus párpados examinan a los hijos de hombres y mujeres, y ponen a prueba al justo y al que ama la violencia. El alma de Jehová los aborrece, sobre los que aman la violencia, el alma de Jehová hace llover calamidades”, dijo parafraseando el Salmo 11, al que a reglón seguido dio lectura.

El refugio del justo

Jehová está en su santo templo;
Jehová tiene en el cielo su trono;
Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.
Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.
Sobre los que aman la violencia hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.
Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro.

Y eso es lo que da sentido a nuestras vidas, ver el rostro de Dios, y ver el rostro de Dios en todos los seres vivos, en todos los seres humanos y trabajar con firmeza, consistentemente, coherentemente para que todos los seres humanos tengamos justicia, una vida digna y que vivamos alabando, glorificando y reconociendo el gran poder de Dios que es el que se manifiesta en el mandato del amor, en el mandato de la fraternidad y en el mandato de la paz, la seguridad para todos”, añadió.

Enfatizó que la vida buena, la convivencia fraternal y armoniosa entre todos, esa es la justicia y ese es el sentido del cristianismo, vivir con amor cristiano, vivir con espíritu solidario, vivir viendo al hermano, al prójimo, con amor, con afecto, con respeto y trabajar para que la dignidad de la vida de todos sea.

Héroes del amor que ofrendaron sus vidas por Nicaragua

En este sentido, puso como ejemplo a los hombres y mujeres que dieron su vida con dedicación a la justicia, con amor cristiano.

La compañera Rosario mencionó que el 19 de junio de 1979 el compañero José Mercedes Cubillo entregó su vida en un combate contra la Guardia Somocista, en Chichigalpa, “héroe del amor, héroe de los derechos de los nicaragüenses a vivir como hermanos, no a vivir con odio, sino a vivir como hermanos”, puntualizó.

También el 19 de junio de 1979 Carlos Aguirre Alemán, compañero héroe, cae en la Colonia Nicarao, da su vida por amor y con amor al pueblo, a Cristo Jesús, “porque esa colonia Nicarao era centro de vida cristiana, de comunidades cristianas. Da su vida con amor cristiano, para que fuéramos libres, como somos libres hoy, y por eso tenemos el derecho de custodiar esa libertad que nos dejaron nuestros héroes y mártires, esa Nicaragua bendita y siempre libre, cristiana y solidaria”.

Hizo mención del compañero Víctor Manuel Rodríguez Dávila, originario de San Lorenzo, que cae en Ciudad Sandino, héroe del amor cristiano, de la solidaridad y de la lucha por la libertad y el bienestar de los y las nicaragüenses.

Asimismo, recordó que Jorge Vicente Patiño de León cae en la toma de la cárcel de La 21, y recordó que mañana se celebra la liberación de esa ciudad.

Elías Téllez y Francisco Saldaña en Las Chácaras, La Paz Centro, en León, también caen, pero se elevan y allá en el cielo todos estos héroes y mártires están bendiciendo la unidad por el bien común en nuestra Nicaragua.

Nunca jamás volverá el odio a agredir la vida buena de los nicaragüenses”, comentó la compañera Rosario Murillo.

Finalmente, la vicepresidenta se refirió a la compañera Guadalupe Moreno, heroica mujer que cae también un 19 de junio de 1979.