La compañera vicepresidenta Rosario Murillo informó este lunes que casi 2 mil Comisiones de Reconciliación están instaladas y funcionando en el país para consolidar la vida buena, la vida en valores, la vida en familia, la vida con fe y esperanza, la vida en comunidad.

Una semana nueva, una semana más para agradecer a Dios porque continuamos bendecidos, continuamos trabajando para prosperar, continuamos en victorias y son victorias que alcanzamos, pequeñas victorias, cada día, para grandes victorias, y las alcanzamos de la mano de Dios”, dijo en su mensaje de mediodía.

Añadió que los nicaragüenses “contamos en todo momento con Dios nuestro Señor, confiamos en Él y sabemos que vamos avanzando en victorias del buen corazón y cuánto trabajo tenemos que realizar para que ese buen corazón se muestre, se mantenga, se desarrolle”.

La tentación de unos cuantos de pervertir el buen corazón de los nicaragüenses, no puede alterar el buen rumbo que nuestra Nicaragua, cristiana y solidaria lleva, advirtió.

Abogó por un “reencuentro con nosotros mismos, seres humanos, hermanos, seres humanos que creemos en Jesucristo, que queremos vivir como cristianos, el reencuentro con nosotros mismos que somos fuertes en la medida en que elevamos nuestros valores, cristianos y de familias”.

Porque en la familia es que fortalecemos esos valores, los trasladamos de generación en generación, esos valores que nos distinguen y que nos defienden y que defienden nuestra vida buena y nuestra determinación de lograr cada día más que el buen corazón y la buena fe, la buena esperanza, nos continúen alentando y animando”, resaltó.

No repetición

No repetición es lo que hemos proclamado en nuestra Nicaragua, no repetición, y tenemos que trabajar todos juntos para garantizar que no se repita el intento de pervertir esos buenos sentimientos que nos animan a las mayorías”, destacó.

No repetición, en Nicaragua las familias nicaragüenses queremos seguridad, trabajo, prosperidad, paz y vamos venciendo, es la verdad, porque las mayorías de nicaragüenses, queremos vivir en paz, queremos vivir tranquilos, queremos trabajar en paz y como decíamos, no puede ser que unos cuantos despistados, pretendan alterar ese buen rumbo, que las mayorías queremos en Nicaragua y que hemos hecho valer”, enfatizó.

La compañera Rosario reiteró que los nicaragüenses trabajan por el buen rumbo, la restauración de la paz, de los valores, de la confianza y la sincera comunicación entre nosotros.

La restauración de todo lo bueno, que tenemos y que somos, restaurarnos, animarnos, alentarnos, a seguir elevando el cariño, el amor, la familia, la vida, la comunidad” dijo.

Ese es el compromiso que todos tenemos y cuando decimos No Repetición, queremos decir: No perversión, no a la perversión de querernos trasladar modelos que no nos son propios, que nos son ajenos. Nosotros hemos apostado y vamos a seguir apostando por la vida, por la familia, por la seguridad de todos, la alegría de todos, la sencilla vida de nuestras familias y comunidades”, añadió.

Insistió que esa vida sencilla y buena que es la que merecemos y que es la que todos queremos y vamos a ir adelante. “No repetición, en Nicaragua todos queremos seguridad, trabajo, cariño y paz”, aseguró.

No repetición, no vamos a permitir ninguno de nosotros que esos pedazos de odios que todavía andan por ahí, que provoca a algunos, porque no es propio de nicaragüenses, son patrones y modelos ajenos que nos quieren imponer, patrones y modelos ajenos, unos cuantos todavía confundidos pretenden extender y eso es imposible, imposible, porque aquí hay un pueblo de paz, hay un pueblo de Jesucristo, hay un pueblo cristiano, generoso, solidario, es el buen corazón, la buena fe y la buena esperanza lo que va a prevalecer en nuestra Nicaragua en el nombre poderoso de Jesús, así lo decretamos”, dijo.