Recientemente se inauguró el 1er Festival de Cine Iberomaericano en la historia de Moscú. El evento se celebró en la sala de cine de la Galería Tretyakov y se contó con un gran número de público. Al evento también asistieron los embajadores de los países organizadores del festival y las autoridades rusas, de los ministerios de cultura y relaciones exteriores.

Del 22 al 30 de mayo, 5 salas de la capital rusa proyectarán, de la mano de las embajadas de 18 países iberoamericanos (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay) y del Instituto Cervantes de Moscú, un total de 50 películas –más de 30 largometrajes y casi 20 cortos–.

CINE1

La Embajada de Nicaragua ante la Federación de Rusia, junto con la cooperación de la Cinemateca Nacional presenta tres películas de producción nicaragüense.

En la Casa del Cine y en el Instituto Cervantes de Moscú, se estará presentando el documental “Lubaraun… (al encuentro de…)” de las directoras María José Álvarez y Martha Clarissa Hernández, que narra el conmovedor regreso de un anciano de la comunidad garífuna de Orinoco en Nicaragua hacia la tierra de sus ancestros en Honduras.

CINE1

El documental “1,2,3… a bailar” del director José Wheelock se presentará en el pabellón de Libros de VDNKH, que es uno de los mayores espacios permanentes de ferias de muestras y recreativo del mundo, y uno de los más populares espacios públicos de la ciudad de Moscú. Este documental cuenta la historia del movimiento corporal nicaragüense que se manifiesta en tres expresiones de baile: el baile de negras, que representa la memoria ancestral y el sincretismo de un pueblo, el baile de salón que registra el paso de la historia de los Managua y la Sico-danza que da movimientos a las vidas de niños y niñas con discapacidad.

También en el Instituto Cervantes, durante un maratón de cortometrajes, se proyectara “La Niña y la Estrella”, corto de la directora Gabriela Sierra, inspirado en el poema de Rubén Darío, A Margarita Debayle.

Nunca ha habido tanto cine en portugués y en español en tierras rusas al mismo tiempo. Un abanico de creatividad cinematográfica que invita a realizar un vertiginoso viaje por el cine producido en los últimos años en el entorno iberoamericano, uno de los más reconocidos internacionalmente en lo que al séptimo arte se refiere.

CINE1