El Movimiento Ambientalista Guardabarranco junto al Ministerio de Economía Familiar y la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES) iniciaron una campaña de construcción de huertos escolares con el objetivo de crear una conciencia ambiental en la niñez y la juventud nicaragüense, que con sus propias manos cosecharán frutos en sus centros educativos y trasladarán los conocimientos adquiridos hasta sus hogares.

La actividad llevada a cabo en el Centro de Desarrollo y Adopción de Tecnologías en el municipio de Ciudad Sandino permitió que los presentes conocieran las diferentes especies con las que se puede lograr un huerto en espacios pequeños y con material reciclado, así como el uso y elaboración de biofertilizantes.

Hoy estamos lanzando el concurso de huertos escolares dentro de 16 colegios, el mismo se desarrolla en diferentes etapas y una de ellas son los cursos de instalación de huertos, nuestro objetivo es promover hábitos saludables a través de una nutrición sana dentro de los centros de estudio, hoy contamos con una educación de calidad donde parte de su currículum los integran los valores ambientales”, expresó Darling Hernández, Movimiento Ambientalista Guardabarranco.

Nos estamos entrelazando con los jóvenes de Guardabarranco para poderles trasladar todos los conocimientos necesarios para la elaboración de huertos. Es importante involucrar a los jóvenes con nuestros programas que se desarrollan desde el Mefcca y que son dirigidos a las familias. La creación de huertos permitirá que los muchachos en sus escuelas se enriquezcan de nuevos conocimientos como la selección de semillas, el uso de técnicas para evitar las plagas, entre otros temas”, detalló Josefa Torres, secretaria general del Mefcca.

El compromiso de los estudiantes es ser los garantes de esos nuevos espacios en los que se cosecharán alimentos, plantas medicinales y otras especies.

La iniciativa de los huertos escolares es importante, lo que aprendamos hoy en esta capacitación será compartido con todos nuestros compañeros y hasta en nuestras casas. La idea es que seamos autosostenibles en nuestros colegios y lo que logremos cosechar estará siendo compartido con los niños de primaria para su merienda escolar”, subrayó Ligia Sevilla, miembro de la Fes.