Los más de 13 mil efectivos policiales de la institución del orden público están prestos a auxiliar a la población en caso de que ocurra una emergencia provocada por las lluvias, aseguró el Comisionado General Fernando Borge, segundo jefe de la Policía de Managua.

Por orientaciones de nuestro presidente de la República comandante Daniel Ortega Saavedra, y nuestra vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, elaboramos un plan nacional invierno seguro 2019 en el que incorporamos el trabajo de la Policía como parte de todo el plan interinstitucional que hemos venido implementando y que se han venido realizando los ejercicios coordinados por el Sistema Nacional de Prevención de Desastres, basado en el mapa de riesgo y las experiencias de años anteriores”, dijo Borge.

El plan policial contempla en primer lugar la protección de la vida, la integridad física de las personas, de las familias, la protección de los bienes y la contribución en la prevención, mitigación y atención a la población ante los acontecimientos naturales, como inundaciones, daños causados por fuertes vientos, tormentas eléctricas, deslizamientos, marejadas en océanos y lagos.

Como parte de las acciones policiales dentro de estos planes articulados, coordinados, complementados en atención a estas situaciones, la Policía dispondrá del total de sus fuerzas para la atención de estas situaciones en base a los planes. En un primer momento tendríamos una fuerza de un poco más de seis mil policías y gradualmente podrían ir participando en otras acciones de respuesta a situaciones de emergencias provocadas por acontecimientos naturales”, destacó.

Durante las últimas semanas la Policía Nacional ha participado en los diferentes procesos de capacitación que se dan dentro del Sinapred, incluyendo los ejercicios multiamenazas y de protección a la vida que ha desarrollado el Gobierno sandinista.

Podemos afirmar que nuestro personal está preparado para participar en el cumplimiento de esta misión. Igualmente hemos ya de manera muy organizada integrado los distintos comités, estructuras o centros de operaciones nacionales donde tenemos nuestros propios enlaces institucionales a nivel departamental, municipales y distritales”, resaltó Borge.

El Plan Invierno Seguro de la Policía Nacional contempla visita a familias que residen en zonas de alto riesgo o puntos críticos que han sido identificados, con el propósito de sensibilizar a las personas a garantizar su vida.

Como parte de las coordinaciones con los gobiernos locales, la policía acompaña los esfuerzos que realizan los trabajadores municipales en la limpieza de cauces, micropresas u otras zonas con el propósito de reducir los riesgos.