El embajador de Cuba en Nicaragua, compañero Juan Carlos Hernández Padrón, denunció esta mañana que Estados Unidos ha puesto en marcha un recrudecimiento del bloqueo económico contra su país, con la pretendida aplicación del Capítulo 3 de la Ley Helms-Burton.

En declaraciones a la revista En Vivo del Canal 4, Hernández señalo que “estamos asistiendo en estos momentos a una situación sui géneris en la que se eleva de manera inusitada la agresión económica contra Cuba y las amenazas también de una agresión militar”.

“Justamente, el arreciamiento de este bloqueo se pone en un plano superior con la aplicación del Título 3 dentro de la Ley Helms-Burton, ley que ya venía aplicándose desde el año 1996, pero justamente esa aplicación de este Capítulo en particular, se resalta en estos días”, añadió.

Indicó que ha sido el 2 de mayo la fecha en la que Estados Unidos han dado como inicio para poder acoger demandas contra Cuba en los juzgados norteamericanos.

“Algo inusitado, porque decíamos que es algo ilegal, algo que no tiene un efecto jurídico en nuestro país. Por supuesto, eso endurece más este bloqueo económico, comercial y financiero que casi se extiende por 60 años”, dijo.

Recalcó que ninguna demanda contra Cuba en Estados Unidos tendrá efecto en su país, de ninguna manera.

“Desde el mismo inicio de la Revolución el bloqueo se hace prácticamente efectivo con la disminución de la cuota azucarera en primer lugar y así medidas, tras medidas, hasta que en el año 62 fue declarada oficialmente este bloqueo de manera general contra nuestro país”, reseñó.

Recordó que año tras año, ese capítulo en Naciones Unidas se estrella contra la dignidad del resto de los países, porque solamente Estados Unidos e Israel mantienen esa política obcecada y quedan aislados ante la comunidad internacional.

Son 60 años de resistencia, de lucha, pero también de victorias, que tenido Cuba frente a los embates de Estados Unidos.

Guerra de agresión a base de mentira y engaño

“Hay que decir que toda esta política que nos han impuesto es una presión. A base de la mentira y del engaño, tratan de pretender que la inmensa solidaridad que tenemos y la colaboración existente con la hermana república bolivariana de Venezuela sea también como un pretexto para justificar la manera en que ellos han visto fracasar su política hacia ese hermano país y que lógicamente también culpan a Cuba de los fracasos que han tenido en esa situación y sobre todo en la manera en que ha visto fortalecida la voluntad de todo un pueblo y de la Unión Cívico Militar existente en Venezuela, reiteró.

“Lo hemos dicho, no tenemos que salir de ahí –de Venezuela–, porque no tenemos asesores militares, justamente son cerca de 20 mil colaboradores cubanos que prestan servicios, el 60 % de ellos mujeres, médicos, que prestan servicio en ese hermano país y que realmente no renunciaríamos a esos principios”, dijo.

“Por eso, de esa manera en que tratan de amedrentarnos es un desconocimiento de la administración norteamericana. No han aprendido durante 12 administraciones que la voluntad de todo un pueblo, que los principios, no se negocian y que la dignidad que mantiene Cuba en defensa de la solidaridad como parte de estos principios que recoge nuestra Carta Magna, lo vamos a seguir defendiendo”, añadió.

“No habrá amenaza que nos haga ceder en nuestras posiciones y nos mantendremos firmes”, advirtió.

Primero de Mayo, una demostración contundente

El embajador señaló que el Primero de Mayo fue una demostración contundente de lo que son capaces los cubanos. “En todas las plazas del país, a lo largo y ancho de la isla se dio una respuesta contundente a esas agresiones en cuanto al recrudecimiento del bloqueo económico, pero también a las amenazas imperiales”, expresó.

“Victorias tras victorias, hemos vivido los cubanos, no han podido ellos quebrantar toda la voluntad de avanzar en programas sociales, conquistas que hemos tratado de crear a lo largo de 60 años de revolución y justamente en este momento tampoco lo van a hacer”, sentenció.